Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS La ceremonia se repartió entre Estocolmo y Oslo LUNES 11 s 12 s 2006 ABC El heredero de Alfred Nobel, pura dinamita Aunque en el extranjero se le considera una superestrella, en Suecia todos lo conocen como Michael, amigo de sus amigos, con la agenda más ocupada del reino. Heredero de Alfred Nobel y tataranieto del hermano de éste, ha consagrado su vida a conservar el famoso apellido. Siempre impecable y con esa prestancia que los poderosos saben dibujar ante el mundo, es presidente de varias empresas relacionadas con la herencia del fundador de los premios y creador de una Fundación que lleva su nombre. Altruista como el inventor de la dinamita, obsequioso en cada una de sus miradas, en las que brilla el desprecio de los dioses por el dinero, asegura que la felicidad es hacer el bien hacia los demás y que la fortuna no valdría en sí nada si no pudiera ayudar allí donde haga falta. Sobre los galardones, opina que su tío abuelo quería que se concedieran a gente joven, que los necesita para continuar sus obras. Yunus y Begumel, a su llegada al Ayuntamiento de Oslo REUTERS Orhan Pamuk baila con su hija tras la cena de gala en Estocolmo AFP Los emisarios de la paz y la palabra, Yunus y Pamuk, estrellas de la entrega de los Nobel El banquero de los pobres y el autor turco, premio de Literatura, protagonizaron la jornada en las capitales nórdicas CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. El autor turco Orhan Pamuk y el banquero creador de los microcréditos, Muhamad Yunus, premios Nobel de Literatura y Paz, respectivamente, fueron ayer las vedettes de la jornada Nobel en Estocolmo y Oslo. La Reina Doña Sofía, siempre elegante (aunque sin el protocolario sombrero) y la Familia Real noruega en pleno presidieron ayer en el R dhuset o Ayuntamiento de Oslo la ceremonia de entrega del galardón de la Paz al bangladeshí Muhamad Yunus y al banco Grameen por él fundado. El secretario permanente del Comité Nobel noruego Geir Lundestad le entregó la medalla, el diploma y el cheque Nobel tras una emotiva presentación que, además de alabar la enorme labor realizada por Yunus, subrayó el papel crucial de las mujeres en la sociedad para conseguir la perfecta democracia Yunus, conocido como el banquero de los pobres y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, aseguró que la pobreza, esté donde esté es una amenaza para la paz y acusó a los dirigentes mundiales de gastar más combatiendo el terrorismo que intentando alcanzar los objetivos del Milenio propuestos en la ONU. El economista criticó la falta de modelos de libre mercado de algunos países occidentales, subrayó que la globalización debe regirse por normas que protejan al débil y eviten un imperialismo financiero y propuso la creación de un nuevo modelo de negocio social de temperaturas primaverales- la Familia Real en pleno y las 1.400 personas de gala que abarrotaban la Konserhuset asistieron a la solemne ceremonia de entrega de los premios Nobel de Física, John Mather y George Smoot; Química, Roger Kornberg; Medicina, Andrew Fire y Craig Mello; Economía, Edmund Phelps, y Literatura, Orhan Pamuk. Embutidos en su frac y precedidos por clarines, cada uno de los laureados fue recibiendo el diploma, la medalla de oro con su nombre y el discreto cheque de un millón de coronas (1,1 millones de euros) de la mano del Rey Carlos Gustavo. Más tarde tuvo lugar en el Bl Hallen del Ayuntamiento el banquete conmemorativo. Siguiendo un rígido protocolo y tras los brindis en honor del benefactor Alfred Nobel y la graciosa Majestad sueca, los caba- Los esfuerzos de Doña Sofía La prensa escandinava destaca entre otras cosas el interés de nuestra Reina, que durante los últimos años ha dedicado su nombre y sus esfuerzos a impulsar los minicréditos y ha participado de forma activa en las cumbres internacionales, cuya primera edición tuvo lugar en Madrid en el año 2000. Tres horas y media más tarde, en la capital sueca- -que a estas alturas del año disfruta lleros Nobel fueron pronunciando sus discursos de agradecimiento. El último y el más aplaudido fue el de Literatura, Orhan Pamuk. Muy emocionado, con su ya conocida medio sonrisa y mirada de soslayo, Pamuk ofreció un discurso poético, esta vez en inglés, en el que aseguró que los días que ha vivido en Estocolmo, capital de la luz, son como un cuento de las mil y una noches. ABC. es Galería de imágenes de las ceremonias en http: www. abc. es informacion galerias nobelpaz paginas 01. htm