Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID LUNES 11 s 12 s 2006 ABC AL DÍA SE DICE SE COMENTA El PSOE no muestra demasiado interés en el futuro del Ayuntamiento de Ciempozuelos. Es más, parecen estar dispuestos a perder su mayoría relativa. De otra forma no se entiende que todavía no hallan nombrado candidato, a diferencia de otros municipios de similar población. ¿No vale Susana León, la heredera política del encarcelado Torrejón? Igual es que dan ya por perdido este municipio tras los escándalos urbanísticos que han llevado a dos de sus ex alcaldes a prisión. Hoy, las direcciones de los grupos parlamentarios Socialista y de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid mantienen dos reuniones con UGT y CC. OO. por la huelga que en la sanidad pública han convocado para el próximo jueves y viernes. En ellas, los sindicalistas buscarán el apoyo de las formaciones a sus reivindicaciones, en las cuales, según dijo la presidenta Esperanza Aguirre en el último pleno, no hay ni una sola de carácter laboral y sí muchas de tipo, netamente, político. CARTAS DE LOS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Pedro Montoliú Iluminación navideña En piadosa y empírica tradición, numerosas generaciones arriban estos días a orearse bajo las iluminaciones navideñas y alegrarse de ese soplo impoluto de esperanza que surge de las lamparillas de colores. El corazón de la villa de Madrid se ha aprovisionado para UNA OPERACIÓN PENDIENTE an pasado nada menos que dieciséis años desde que Renfe comenzó a desarrollar lo que entonces se llamaba Proyecto de prolongación de la Castellana y hoy se llama Operación Chamartín; trece años desde que Renfe le adjudicó los terrenos ferroviarios a Argentaria y doce años desde que Argentaria cediera los derechos de este convenio a la empresa privada Desarrollo Urbanístico de Chamartín (Duch) Desde entonces hasta hoy, Madrid ha aprobado un nuevo Plan General de Ordenación Urbana, se han desarrollado los nuevos ensanches, se han introducido variaciones importantes en el proyecto original de la Operación Chamartín, tanto en edificabilidad como en superficie, se ha llegado a pedir por parte del PSOE la suspensión del acuerdo entre RENFE y Duch, y se ha creado un consorcio en el que están representados el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, sin que mientras gobernaba en todos ellos el Partido Popular se pusieran de acuerdo las tres administraciones. Tampoco la entrada del PSOE en el Gobierno central ha logrado cambiar la situación. Los representantes del Ayuntamiento y Comunidad vienen argumentando que las infraestructuras en las que Fomento quiere gastarse la plusvalía que se obtenga ya estaban previstas y no guardan relación con la zona. Ahora, para cortar de raíz cualquier excusa de que no hay dinero para las infraestructuras que precisa la operación, le han hecho las cuentas a la Administración Central. Según éstas, la operación es, sencillamente, un chollo -no en vano es la zona con el mayor tirón económico de Madrid- -pues, una vez descontado el gasto de todas las infraestructuras, todos obtendrán importantes beneficios con lo que esperan convencer a Fomento de que se puede y se debe dar carpetazo a un largo proceso que impide desarrollar una zona como ésta, construir viviendas protegidas y libres, levantar infraestructuras sanitarias y educativas, prolongar el metro y remodelar la red de carreteras. Poderoso caballero es don dinero. H JAIME GARCÍA Manifestaciones irresponsables Ayer fue la Puerta del Sol, pero algunas manifestaciones y concentraciones suelen dejar espacio para la irresponsabilidad. Ayer, tras la concentración convocada por Equanimal en Sol, los operarios municipales se afanaban en limpiar el agua tintada de rojo, esparcida y no retirada por quién la utilizó para expresarse. proclamar un tinte de modernidad luminosa que no todos comprendemos. De igual forma aquí ha arribado la posmodernidad que invadió la Casa de la Villa de la mano de Alberto Ruiz- Gallardón a la vez que se iban por la ventana los villancicos, los belenes de arcilla y las luminarias con alegorías religiosas del antiguo equipo. Con iluminaciones de diseño y arbolitos minimalistas manifiestan que la Navidad es más que una que tradición y que es bueno que los belenes y campanillas que comunicaban la buena nueva del nacimiento de Jesús, cedan paso a unas parrillas de diseño, descristianizadas. Todas estas manifestaciones desempeñan su función de evocar que nos hallamos ante un gran acontecimiento, aunque sea imposible aprehender si escoltan al carnaval o resplandecerán el camino de los Reyes Magos. Es un magnífico trazado escénico, posiblemente más indicado para una vivienda ultramoderna o un estudio de alta ornamentación, pero no para los ojos de los críos, colmados de ingenuidad que reclaman, en vano, sus campanillas y sus angelitos en el firmamento de Madrid. Las fiestas de la Navidad y Reyes Magos son las más importantes del año litúrgico ya que representan la venida del Niño Dios para salvar a toda la humanidad, a todos los hombres de buena voluntad. Clemente Ferrer Roselló. Madrid DIMES Y DIRETES Antonio Sáenz de Miera Presidente de Amigos del Guadarrama EL CARTEL E n la presentación de los dos últimos volúmenes de los Clásicos del Guadarrama el representante de Medio Ambiente que intervenía en el acto se refirió al ya famoso cartel en el que una lluvia de ladrillos caía inmisericorde sobre la Sierra. Lo dibujó El Roto para el Aurrulaque del pasado mes de julio y corrió como la pólvora. No dejó de sorprenderme, sin embargo, que una autoridad de la Comunidad lo trajera a colación en un acto público entre guadarramistas. Entonces resul- ta que hizo mella, pensé yo, cuando lo oí. Aquel cartel no iba contra nadie, aunque algunos lo entendieran así, pero anticipaba una tremenda realidad que el paso del tiempo no ha hecho más que acentuar. ¿Puedo pedirle al lector que recuerde, así, de pronto, dejando simplemente volar su memoria caprichosa, los ladrillos que han seguido cayendo desde entonces y las cosas de las que se ha venido enterando en noticias de primera página, sobre recalificaciones y tramas urbanísticas en diferentes lugares y regiones del país? No es mucho pedir, no sería un ejercicio complicado. Pronto se convertirá en una pregunta más de los concursos televisivos. Los ladrillos han caído y siguen cayendo sin nada que nos proteja de esa lluvia inclemente y malsana. No hace falta que nos vayamos muy lejos, a la costa. El Roto sólo dibujó lo que veía, lo que muchos podíamos ver desde hace tiempo, con una claridad clarigráfica, si así se puede decir. Por aquí, por Madrid, ha llamado la atención sobre todo el asunto de Ciempozuelos y lo del carro y el burro del Pocero, pero pueden surgir más sorpresas. Todo es posible, cualquier cosa es posible, es lo que llegamos a pensar, lamentablemente. Y nos ponemos a temblar cuando se nos ocurre que algo semejante puede ocurrir, en cualquier momento, en el entorno serrano. Que, como consecuencia de la decisión de algún desaprensivo, elegido por cuatro años, nos acabemos cargando para toda la vida un ecosistema frágil y amenazado como el del Guadarrama. Porque detrás de su decisión estamos todos, los que le votamos y los que no. Quiero creer que el cartel ha hecho historia, pero a lo mejor son imaginaciones y puro voluntarismo. Me pareció en- tonces que El Roto dio en el clavo, sin una sola palabra. Y aún me lo parece más ahora. Mientras hay tantos carteles que se olvidan al día siguiente, este del Roto ha sido mencionado cientos de veces y ahora, al cabo del tiempo, vuelve a ser recordado... Me atrevo incluso a pensar que, a lo mejor, algún alcalde que tenía un proyecto en el cajón de su despacho, ha decidido pensárselo dos veces. Nunca llegamos a saber con certeza lo que estamos evitando cuando seria e independientemente ponemos el dedo en la llaga. El Cartel lo puso. El señor de la Comunidad de Madrid que habló del Cartel dijo que a él le gustaría poner un paraguas para impedir que los ladrillos llegaran al suelo. Podría pedírsele más a un sencillo Cartel! Porque quien mejor puede poner el paraguas son las autoridades que este mismo señor representaba en el acto. Gracias Cartel. Gracias Roto.