Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 12 s 2006 Muere Pinochet sin ser juzgado INTERNACIONAL 35 LOS CINCO ESPAÑOLES ASESINADOS Carmelo Soria Espinoza Funcionario de la ONU Nacido en Madrid en 1921. A pesar de gozar de estatuto diplomático, fue detenido el 14 de julio de 1976 por la DINA. La acusación que pesaba sobre él era la de ayudar a salir del país a varias personas a las que perseguían los militares. Casado con una chilena, Laura González, era padre de tres hijos. Joan Alsina Hurtos Sacerdote católico Nacido en Cataluña en 1942, en la localidad de Castelló d Ampuries. Jefe de personal en el Hospital San Juan de Dios y párroco en la iglesia de San Bernardo. Detenido el 19 de septiembre de 1973 fue torturado y ejecutado en Santiago de Chile pocos días despues de su detención. Antonio Llidó Mengual Sacerdote católico Nacido en Valencia en 1936. Desaparecido en Santiago de Chile a los 38 años de edad en 1974. Ejercía su ministerio en Quillota. Trabajó en favor de los más humildes y desheredados, y eso molestó a la jerarquía eclesiástica. Pasó a la clandestinidad tras el golpe. Enrique López Olmedo Comisión política del MIR Nacido en 1942, casado y con dos hijos fue ejecutado el 11 de noviembre de 1977 por personal de seguridad de la Armada, los mismos que le capturaron 15 días antes. Los captores actuaron por motivaciones políticas que nunca fueron ni establecidas ni esclarecidas. Félix Figueras Ubach Sin filiación Nacido en 1943, fue detenido en diciembre de 1973 por miembros del Regimiento de Caballería Blindado N 4 en la localidad de Coraceros, en Viña del Mar. Trasladado a la Academia de Guerra Naval, falleció el 15 de diciembre víctima de las torturas y malos tratos infligidos. Españoles bajo el horror Las heridas de la dictadura también llegaron a nuestro país. El aparato represor del dictador chileno se cobró su tributo con cinco ciudadanos españoles que, por unos u otros motivos, murieron víctimas del terror C. C. SANTIAGO. El Informe Rettig, equivalente en Chile a la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep) de Argentina, recoge cinco casos de españoles asesinados por el régimen de Pinochet. Entre estos, tres de dimensión internacional: el diplomático Carmelo Soria y los sacerdotes Joan Alsina Hurtos y Antonio Llido Mengual. El 16 de julio de 1976 fue muerto por agentes de la Dina (servicio secreto de la dictadura) el economista español y y funcionario de las Naciones Unidas, Carmelo Luis Soria Espinoza, militante del Partido Socialista. El afectado fue detenido el día anterior. Al día siguiente, su automóvil fue arrojado por agentes dentro del canal El Carmen con las llaves en el contacto, sus puertas cerradas, algunos vidrios quebrados, sin la radio ni los asientos, salvo el del conductor y una botella de pisco para simular un accidente. En el mismo canal fue arrojado su cadáver, que fue hallado el día 17 a un kilómetro del auto La reconstrucción es una más de los casos que relató la comisión bajo el Gobierno de Patricio Aylwin. El informe da cuenta de cómo la dictadura también tenía en su mira a la Iglesia, institución que combatió el régimen durante los 17 años que Pinochet ostentó el poder. Joan Alsina Hurtos, español de 31 años, sacedote católico, ejercía su ministerio en la Parroquia San Ignacio de San Bernardo y era jefe de Personal del Hospital San Juan de Dios. Fue ejecutado el 19 de septiembre de 1973 El cura estuvo detenido en las catacumbas del hospital santiagueño durante varias horas para terminar siendo ajusticiado a orillas del río Mapocho. Su cuerpo salió a flote una semana después. El certificado de defunción da fe de su muerte por múltiples heridas de bala y lesiones apergaminadas en la cara Antonio Llidó Mengual, español, miembro del Grupo Cristianos por el Socialismo, estaba vinculado al gobierno de Salvador Allende. El Informe Rettig no logró esclarecer las circunstancias de su captura pero establece conexiones del sacerdote con presuntos miembros del MIR. Según sus estimaciones, el cura fue secuestrado alrededor del 24 de septiembre de 1974, un año después del golpe de Estado. Michelle Bachelet (derecha) y su madre en su visita al centro de detención de Villa Grimaldi EFE Me amarraron a una camilla y unos perros me violaron Unos niveles de violencia y brutalidad dignos del III Reich C. DE CARLOS SANTIAGO. Chile, a falta de uno, tiene dos informes oficiales sobre las atrocidades cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973- 90) El primer presidente de la democracia, Patricio Aylwin, encargó el Informe Rettig y Ricardo Lagos, secuestrado por el régimen, impulsó la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura. Las víctimas mortales de Pinochet, entre muertos y desaparecidos, superan las dos mil. Las que sobrevivieron a los cientos de campos de concentración rondan los treinta mil. les: Me amarraron a una camilla donde unos perros amaestrados me violaron Me hicieron presenciar violaciones con perros Los testimonios son de niñas de 14, 16 y 17 años. El que sigue es el de una joven fruto de la violación a su madre cuando ésta tenía 15 años. Represento la prueba gráfica, represento el dolor más grande, lo más fuerte que ha vivido mi mamá en su vida. Esto ha marcado mi vida y es para siempre. No puedo nacer en otra familia, ni cambiar mis antecedentes. Tuve que lidiar con la rabia, con la frustración de mi mamá. Pero yo, también tuve rabia. Me costaba contárselo a mi mejor amiga. Tengo que cargar con una mochila eterna. Mi mamá fue la hija de la vergüenza, sus padres nunca la perdonaron por haber sido detenida... Yo, soy esto que me pasó, pido que me apoyen, que me entiendan... Siento que nosotros, los nacidos igual que yo, fuimos tan prisioneros y torturados como los presos... Eres víctima y no lo ven. Porque no estás en ninguna parte clasificado. ¿Cuántas madres ven en sus hijos los gestos de sus violadores (y los rechazan) Las cifras de la represión 1.132 centros de tortura repartidos por todo el país. 23.856 hombres torturados; equivalente al 87,5 por ciento. 3.399 mujeres detenidas; equivalente al 12,5 por ciento de los casos 229 mujeres entre las detenidas estaban embarazadas. 15 dieron a luz en prisión. No hay datos exactos sobre el número de mujeres embarazadas por sus torturadores pero se constatan más de una decena. 1.432 chilenos fueron expulsados del país. 1.080 menores detenidos; equivalente al 4 por ciento de los casos Presencia de ánimo Gracias a sobrevivientes, se sabe que en su periplo previo a la muerte hizo escala en los sótanos de la Dina y en un par de centros clandestinos de detención: Tenía grandes dificultades para moverse- -relata un compañero de cautiverio a consecuencia de los golpes y la aplicación de electricidad en todo el cuerpo. Tenía su camisa manchada de sangre y hemorragias internas y desgarros musculares Mantuvo siempre una presencia de ánimo sorprendente y aún encontraba fuerzas para consolar a sus compañeros de celda Junto con estos tres, tambièn murieron en Chile Félix Francisco Figueras Ubach (1973) Enrique López Olmedo (1977) y desaparecieron Michelle Peña Herreros (embarazada 1975) y Antonio Elizondo Ormaechea (1976) Depravación bestial Embarazada de cinco meses fui detenida y hecha prisionera. Colocada en el suelo me metieron ratones y arañas vivos por la vagina y el ano. Sentía que era mordida. Despertaba en mi propia sangre. Se obligó a dos médicos prisioneros a violarme En octubre de 1973 esa mujer padeció otros sufrimientos: simulacro de fusilamiento, electricidad, uñas de las manos y pies arrancadas, ingestión de medicinas e inyección en la vena de pentotal Los relatos recogidos repiten prácticas: Ingerir excrementos, orina y vómitos, humanos o animales, líquidos pestilentes, por vía oral o nasal, alocadas carreras con los ojos vendados en rutas con obstáculos, para que tropiecen y caigan Particularidad propia de Chile fue la incorporación de anima-