Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 LUNES 11- -12- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El Gobierno chileno se distancia y no habrá duelo ni funerales de Estado por Pinochet El ex dictador, que murió de un infarto a los 91 años, acumuló 14 desaforamientos y 300 querellas, y se libra de 5 causas judiciales LIBIO PÉREZ CORRESPONSAL SANTIAGO DE CHILE. El ex dictador Augusto Pinochet murió este domingo a los 91 años de edad en el Hospital Militar de Santiago después de sufrir una brusca descompensación consecuencia del ataque cardíaco y el edema pulmonar que le obligaron a internarse de urgencia ocho días antes. Rodeado del afecto de su familia y partidarios, Pinochet murió acosado por querellas criminales, acusado de enriquecimiento ilícito y sin que la justicia pudiera condenarlo por ninguno de los más de tres mil crímenes ocurridos en la dictadura que encabezó durante 17 años. El cuerpo del general Pinochet se trasladó anoche a la Escuela Militar, donde sería instalada una capilla ardiente. A última hora de la tarde se produjeron violentos incidentes cuando grupos de manifestantes que celebraban la muerte del dictador se enfrentaron a la Policia delante del Palacio presidencial de la Moneda. Poco antes del fallecimiento, el centro sanitario había emitido un comunicado que hablaba de una progresiva recuperación en las condiciones de salud, pero a las 13.00 horas en Chile (17.00 horas en Madrid) el ex gobernante comenzó a presentar signos de descompensación que obligaron a los médicos a trasladarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde murió a las 14.15 horas (18.15 horas) del domingo. marcha, el general Pinochet había perdido por última vez su inmunidad el pasado viernes, cuando la Corte de Apelaciones de Santiago dio curso a un juicio contra él por su responsabilidad en la muerte del sacerdote español Antonio Llidó, desaparecido en 1974. Durante toda la semana, desde que Pinochet fue ingresado en el hospital al borde de la muerte el equipo médico daba cuenta diaria de la recuperación del paciente, lo que sembró fuertes sospechas de que se trataba de un recurso publicitario para evitar que Pinochet fuera juzgado. Tal como sucedió durante sus 17 años de dictadura, así como los años siguientes cuando se refugió en la jefatura del Ejército y en un sillón vitalicio en el Senado, Pinochet al momento de su muerte ha despertado las más profundas divisiones entre los chilenos. Lloros y celebraciones Apenas conocido su fallecimiento, miembros del cuerpo de generales del Ejército, ex ministros del régimen militar y dirigentes de la derecha comenzaron a llegar al centro hospitalario. Al mismo tiempo, unos tres mil partidarios del ex jefe militar- -muchos de ellos llorando- -se reunían en la puerta del hospital con carteles e imágenes de Pinochet. A unas treinta manzanas, en la céntrica Plaza Italia, también miles de opositores a la dictadura comenzaron a reunirse de manera espontánea para celebrar la muerte del tirano mientras la Policía se desplegaba por toda la ciudad. Las ceremonias fúnebres de Pinochet serán determinadas por la familia del ex dictador, aunque ya se sabía que el Ejército le rendirá homenajes en su calidad de ex comandante en jefe, de la que estuvo al mando 25 años. De hecho, ayer mismo los edificios de las Fuerzas Armadas y los cuarteles militares mostraban la bandera chilena y sus símbolo a media asta. El Gobierno de la socialista El cumpleaños de su mujer La familia de Pinochet había estado reunida horas antes en una iglesia de Santiago, donde celebraban el 84 cumpleaños de su esposa, Lucía Hiriart, quien, al igual que sus cinco hijos, está procesada por delitos económicos, todos ellos derivados de las cuentas secretas que mantenía el ex gobernante por un volumen cercano a los 30 millones de dólares. Acosado por más de 300 querellas criminales, 14 veces desaforado y con cinco causas en Pinochet pidió la cremación de su cuerpo para evitar la profanación de la tumba EPA