Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 11 s 12 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Modelo democrático de España Cortarle el pelo a la autopista La respuesta parlamentaria del Ministerio de Fomento que comanda Magdalena Álvarez sobre la eliminación de los peajes de las autopistas es un remedo mal entendido del corte de pelo del perro del gitano, obra de un peluquero que le preguntaba a un gitano si esquilaba por partes al perro, desde el rabo hasta las orejas. El gitano, a las distintas preguntas, le decía que sí, para el final contestarle que para qué le preguntaba tanto, si el perro no era suyo. La andaluza ministra, al preguntarle si está dispuesta a liberar los peajes, dice que sí, pero que lo paguen otros: ayuntamientos y comunidades autónomas. El perro del gitano o el del hortelano, que ni come ni deja comer, puesto que las autopistas son de quien son. Los que asiduamente recorremos la autopista Sevilla- Cádiz sabemos perfectamente que nos han ahorrado un euro de un pequeño tramo por negociación entre la Junta de Andalucía y la empresa concesionaria, como cuenta la ministra. Pero son muchas las carreteras de peaje en las que tenemos que pagar el total del trayecto sin que haya autovía alternativa. Que no tienen previsto hacer y terminar las infraestructuras proyectadas en la anterior legislatura ya lo estamos comprobando. Que no van a eliminar los peajes cacareados, que lo digan. Pero que no devuelvan la pelota a las comunidades que, como el perro del gitano, no son suyas. Cosa que diría el gitano, con buen criterio. José Carlos Navarro Muñoz. Mérida (Badajoz) CENTRO O EXTREMA DERECHA a crónica del Economist londinense que esta Revista de Prensa recogió el sábado está generando diversos análisis y reacciones en España por la dureza de sus críticas al PP. La tesis del Economist se resumía en que el PP puede perder las próximas elecciones como consecuencia de una errónea estrategia en torno al 11- M y a la pérdida del mensaje centrista. Estas son, textualmente, algunas de las reflexiones del rotativo londinense: La vida no podría irle mejor al ex presidente del Gobierno español, José María Aznar: viaja alrededor del mundo, se sienta en el Consejo de Administración de la empresa News Corp. de Rupert Murdoch, y da conferencias sin mayores preocupaciones en los thinktanks de Washington. No podría decirse lo mismo del conservador PP que él mismo lideró hasta marzo de 2004, justo antes de que el partido perdiera las elecciones porque, tres años después, el PP ha perdido también el rumbo. Las peleas internas llenan las páginas de los periódicos y altos cargos del partido se dan empujones para suceder al actual dirigente, Mariano Rajoy, si dimite después de las próximas elecciones generales La raíz de los problemas del PP se encuentra en su ineptitud para sacudirse el trauma de su pérdida del poder, lo que ocurrió tres días después de que terroristas musulmanes mataran a 191 personas en trenes de Madrid. Altos cargos del PP han continuado aireando teorías conspirativas que todavía intentan establecer algún tipo de vínculo entre los islamistas y ETA. El ruido acerca de los atentados de marzo de 2004 ahoga el mensaje más centrista del PP. Los estrategas quieren que los votantes incondicionales permanezcan fieles, ya que temen que pudiera emerger un partido de ultraderecha. Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón son los peleones supremos del PP. Y si Rajoy ha dicho sobre un libro de reciente aparición en el que Aguirre carga contra Ruiz Gallardón ¡Vaya tropa! uno se podría preguntar, ¿dónde está el general? L No hay muchas cosas en Francia que me causen un sentimiento de envidia hacia nuestros vecinos: tienen menos toros, un clima más lluvioso y una gastronomía de menor nivel que la española, se pongan como se pongan. Sin embargo, hay algunos aspectos de su democracia que sí me gustaría trasladar a nuestro país. Primero, la cadena perpetua. Los terroristas deberían ser condenados a pasar toda la vida entre rejas. Individuos como De Juana Chaos no se pueden reinsertar en la sociedad y, por tanto, deben ser excluidos y alejados de la misma. Es la manera de que las víctimas se sientan mínimamente seguras y tratadas justamente. Y, volviendo al país galo, no es verdad que la condena máxima sea incompatible con una democracia. La suya es más antigua y más desarrollada, y en ella existe la cadena perpetua. El Estado puede funcionar perfectamente con una justicia más dura con algunos tipos de criminales. El segundo punto es la capacidad de sus políticos para estar de acuerdo en algo. Me parece una actitud positiva de Ségolène Royal la de arremeter contra el euro fuerte al igual que el primer ministro Villepin, aunque sus razones sean distintas. ¡Cómo me gustaría que Rajoy y Zapatero, como cabezas visibles de los dos grandes partidos, fuesen capaces de ponerse de acuerdo en algo y de rectificar si es el otro el que tiene un planteamiento que parezca más razonable! Eso sería bueno para el PP, para el PSOE y, lo que es más importante, para España y sus ciudadanos. Además, contribuiría a mejorar la imagen de los políticos, que está muy devaluada. No es necesario un consenso absoluto, pero sí diálogo y acuerdos más a menudo. Estas dos cosas que se deberían introducir en España son muy distintas, pero no por ello es una menos importante que la otra. Apoyemos parecernos más a los franceses en estos aspectos, si bien debemos defender siempre la tortilla de patattas frente a l omelette. Gonzalo de los Santos Escribano Madrid portan en Europa, y que sus mayores les temen. Basándose en investigaciones internacionales, el informe Huérfanos de la libertad asegura que los adolescentes británicos se emborrachan con más frecuencia, participan en más peleas y es más probable que hayan tenido relaciones sexuales que sus homólogos de Alemania, Francia e Italia. Un estudio muestra que el 38 por ciento de los quinceañeros británicos han probado el cannabis, frente lo que ocurre en Suecia y Alemania, donde solo lo han probado el 7 y el 27 por ciento, respectivamente, de los jóvenes de la misma edad. El pasado año, más de un millón y medio de británicos consideraron la posibilidad de cambiarse de barrio para huir de los jóvenes de la zona. Alrededor de un millón setecientos mil reconocen que evitan salir después del ocaso, algo que es directa consecuencia de las reuniones de jóvenes. ¿Cómo lograr una educación familiar cariñosa, estable y coherente o cómo eliminar la pobreza infantil en relaciones que son inherentemente menos estables que el matrimonio? A juzgar por el panorama actual, ni siquiera un enorme y permanente aumento de la ayuda económica y de apoyo educativo lo conseguirán. Emiliano Quílez Roche Zaragoza Propuesta de lema A la vista de los continuas noticias de corrupción- -quizá menos del 5 por ciento de las que suceden- nadie cree que los políticos presenten su candidatura para servir a los demás, sino porque aspiran a un cargo- -sin ningún tipo de examen económico, cultural y moral- -por las tres sempiternas razones: dinero, vanidad y poder. Y siempre se inventan miles de lemas de propaganda. Uno de los más curiosos lemas fue el que inscribió Platón, en su Academia, con la pretensión de formar sabios filósofos para crear una clase política exclusiva y gobernar sin de- mocracia: Nadie entre que no sepa geometría Creo que no existe un lema de carácter general, permanente y único en las instituciones políticas. Aprovechando la estructura gramatical y conceptual del lema de Platón propongo instalar en la entrada de los hemiciclos, asambleas, salas de sesiones... el siguiente lema: Nadie entre que no sea honrado Gerardo Martín Pascual Boadilla del Monte (Madrid) Información Cuando un país se va desarrollando económicamente va dando importancia a cosas que antes no la tenían; eso se traduce en el tipo de información que, sobre todo, se da en la televisión. Son síntomas de la sociedad el intentar hacer tesis sobre cómo se debe educar a un hijo o cómo alimentarse correctamente, sin olvidar el hecho de que sea noticia de portada que en otoño llueve. Sugiero que los telediarios se dividan entre lo que sea puramente información útil y lo que, simplemente, son noticias patrocinadas por alguna empresa. No creo que sea noticia que en estas fechas una fábrica de polvorones trabaje a destajo o que, según una empresa de colchones, los españoles domirmos mayoritariamente de lado. Supongo que alguien podrá decir que la gente no quiere amargarse la vida mientras come o cena, que prefiere información ligera de acuerdo, entonces que no lo llamen información, sino promoción. Hasta la sintonía de los telediarios es mucho más trascendente de lo que luego nos cuentan. Ignacio Caballero Botica Madrid Huérfanos de la libertad El Institute for Public Policy Research (PPR) acaparó titulares con un informe en el que se afirmaba que los jóvenes británicos son los que peor se com-