Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 10 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.236. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Irene Lozano SEAMOS REALISTAS E acabó el tiempo de los grandes ideales. Ahora sabemos que al final de todos los sueños humanos no hay más que polvo y que lo único real, para los estúpidos y para el resto, es la economía. Hace hoy exactamente 58 años se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un sueño al final del cual está también la economía. Porque cuando uno vive con un dólar al día se ve privado de lo más elemental: el derecho a disponer de alimentos y de atención médica básica. Si consideramos con toda seriedad los derechos humanos ha dicho Kofi Annan, debemos demostrar que también nos preocupa seriamente la miseria No tenemos utopías a mano para enfrentarnos a esta preocupación, ni falta que nos hacen. Seamos realistas. Por primera vez en la historia disponemos de los medios materiales, financieros y técnicos para acabar con la miseria. Quien ha echado las cuentas no ha sido un soñador, un iluminado ni un agitador de masas, sino uno de los economistas más prestigiosos del mundo, Jeffrey Sachs. La extrema pobreza es un concepto abstracto, pero los pobres son tan reales como los caminos que recorren acarreando agua, como la arena del desierto que las madres tienen de ingrediente para la cena de sus hijos, como el sarampión que los mata. Hacen falta 150.000 millones de dólares para acabar con esto y lograr así que el resto de los derechos humanos inalienables no sean considerados un lujo. Albert Camus expresaba hace unas décadas su temor a que el hombre de su época fuera recordado como un ser que fornicaba y leía periódicos Pero hay cosas peores, por ejemplo que nuestra generación pase a la historia como la primera que pudo erradicar la pobreza y no lo hizo. Seamos realistas, pidamos lo posible esta vez. S A la izquierda, dos imágenes de Mari Carmen Arocas antes de su desaparición. A la derecha, una fotografía actual REUTERS El largo viaje de una princesa Mari Carmen, una profesora valenciana, perdió la razón y cruzó toda Europa haciéndose pasar por una inexistente aristócrata de Palestina. Tras dos años de fuga ha sido detenida en Noruega POR V. VILLAPLANA l municipio valenciano de Alcudia se debatía ayer entre la alegría por volver a tener noticias de Mari Carmen, una vecina desaparecida hace dos años, y la tristeza por ver la situación a la que ha llegado en tan poco tiempo. Inteligente, culta y simpática, Mari Carmen Arocas estaba separada y tenía una niña de nueve años y un hijo de dieciséis. Profesora de secundaria en un instituto de Valencia, llegó a regentar con su marido un pequeño negocio editorial. Un año antes de desaparecer, empezó a tener comportamientos extraños. De repente, cambió el valenciano- -su idioma materno y que hablaba a todas horas y con todos sus vecinos- -por el castellano, y abandonó su puesto docente. Al poco tiempo, ya decía a todo el que quería escucharla que era una princesa Contra el consejo de su familia, Mari Carmen nunca quiso recibir asistencia psicológica. Poco después, desapareció sin más explicación. Dos años más tarde, los vecinos no salían de su asombro cuando vieron el rostro de la desaparecida en televisión. La protagonista de la noticia era una española encontrada en Noruega, decía ser la princesa Anastasia Jerusalén de Palestina y que quería traer la paz al mundo Era Mari Carmen. Dada la alarma, el alcalde, Francesc Signes, se dirigió al cuartel de la Guardia Civil para identificarla. El Instituto Armado, a través de Interpol, transmitió la identidad de la valenciana. El alcalde conocía bien la historia. Durante estos dos años, la madre de Mari Carmen había derramado muchas lágrimas en el despacho del regidor y precisado la atención de los psicólogos del Ayuntamiento. Hasta el momento, poco se sabe del viaje de esta funcionaria. Sólo que estuvo de paso por Valencia y Madrid. Con todo, las circunstancias de su localización permiten imaginar cómo cruzó toda Europa hasta su extremo norte. La mujer fue detenida tras sorprenderla dos veces viajando sin billete en un tren. La primera, el 15 de junio, en Oslo. La segunda, cuando tomaba el ferrocarril en dirección a Bergen. La Policía noruega decidió retenerla por entrar en el país sin documentación legal. El edil aclara que no existe ningún cargo contra su convecina y de ahí que la familia espera que pronto pueda retornar con los suyos. Todavía nadie ha podido hablar con ella y se desconoce cuánto pueden alargarse los trámites para su extradición. Precisamente, retomar el contacto con sus hijos y su familia y la ayuda psicológica que rechazó antes de escapar es lo que sus allegados esperan que le permita recuperar su vida y su auténtica identidad. E