Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 s 12 s 2006 MADRID 63 Expoclausura abrió ayer sus puertas en el centro ABC Serrano. El público, la mayoría habitual, no faltó a la cita que acaba el día 17 Bocados que saben a gloria bendita Llevan ya diez años vendiendo dulces navideños hechos como antaño, sin conservantes ni colorantes. El buen hacer lo ponen las manos artesanas de monjas de clausura de 38 conventos. La recaudación sirve para sostener y mantener los monasterios POR M. J. ÁLVAREZ FOTOS: JAIME GARCÍA MADRID. Son exquisitos. Artesanales y naturales cien por cien. Eso sí, deben engordar una barbaridad, pero en estas fechas, ¿quién no se da un capricho? explica Presentación García, una septuagenaria. Junto a ella, en el suelo, echa un ojo a una cesta verde, a rebosar de dulces. Guarda, paciente, una larga cola, que da varias vueltas al lugar en donde, un año más, se celebra Expoclausura la ya tradicional feria que ofrece productos navideños elaborados en conventos de toda España y que ayer abrió sus puertas en el centro comercial ABC Serrano. Llevamos una hora en la fila. Es la primera vez que venimos y hemos elegido el primer día aprovechando el puente, pero ¡fíjate cuánta gente, es tremendo! comenta, junto a su amiga, Dora, invidente, que asiente. Justo delante de ella, María Teresa agrega que ella es una habitual de esta muestra. Es el tercer año que acudo. Me encantan estos dulces, el mazapán, los turrones, las rosquillas... no llevan sacarina ni conservantes ni colorantes como los demás, sino almendras, miel, anís, harina... son una delicia para el paladar Las manos artesanas artífices de estos productos que se ponen a la venta son las de las monjas de diez órdenes religiosas de 38 conventos de toda España- -ocho más que en 2005- que han pasado varios meses elaborando con mimo y celo, a la manera tradicional, estos dulces que saben a gloria bendita. Las religiosas pertenecen a las clarisas, dominicas, capuchinas, jerónimas, franciscanas, cistercienses, benedictinas, agustinas, carmelitas y mercedarias. Las recetas, en muchos casos, se remontan a los orígenes de sus congregaciones y son guardadas celosamente. Glorias de mazapán, polvorones, trufas, corazones de yema, pastas de manteca y almendra, pan relleno de Cádiz, vino de misa, licores... cada año hay más variedad de productos. Siempre echamos el cierre antes por falta de existencias Once voluntarias ponen su granito de arena sin cobrar nada en Expoclausura Cuatro jóvenes intentaban agilizar ayer el cobro en la caja. Vendemos cuatro o cinco veces más que el primer año y lo habitual es que tengamos que echar el cierre antes de tiempo porque las existencias se agotan explicaba Marta. Este año esperan una media cercana a los dos mil visitantes al día. Una de las novedades de la temporada será la venta, en los últimos días, de ropa de casa: mantelerías, toallas, sábanas, pañuelos... Las estrellas son el turrón y el mazapán, aunque hay mucha variedad ello, sus previsiones son llegar a los 15.000 clientes, frente a los 12.000 de 2005. Queremos pecar de cautela y agotar las existencias antes de que sobren, ya que las devoluciones ocasionarían un grave perjuicio a las monjas añade. El dinero que obtienen sirve a los religiosos, en buena parte, para vivir a lo largo del año y a mejorar las precarias y deterioradas instalaciones, con unos gastos importantes en su conservación debido a su antigüedad. Quien quiera caer en la tentación, y de paso, ayudar, puede acudir hasta el próximo día 17, en horario de diez de la mañana a nueve de la noche, ininterrumpidamente. Treinta mil kilos de dulces Los fondos que obtienen cada vez son mayores, fruto de las ventas y del público. Hemos ido creciendo poco a poco a lo largo de esta década. El año pasado vendimos entorno a unos 24.000 kilogramos de productos navideños y se obtuvieron unos 120.500 euros, casi 21 millones de las antiguas pesetas explica Miguel Ángel del Puerto, encargado de la muestra. Expoclausura va a más, de ahí que en esta edición se vayan a poner a la venta 30.000 kilogramos de mercancía Por