Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 s 12 s 2006 MADRID 61 Segunda multa en importancia La sanción a esta empresa es la segunda en importancia de las impuestas por la Comunidad de Madrid en los últimos años. Octubre de 2005: Multan con 2,6 millones de euros a una sociedad que operaba de forma irregular, también en el Parque Regional del Sureste. 2002: Sancionan con 740.000 euros a una empresa por actuaciones indebidas en Daganzo de Arriba. La empresa que trabajaba en esta gravera de Ciempozuelos fue multada hace un año con 2,6 millones, la sanción más elevada de todas ABC Multan con 800.000 euros a una gravera por extracción ilegal Sacó 232.000 metros cúbicos de áridos dentro del Parque Regional del Sureste G. ZANZA MADRID. Cinco hectáreas dañadas y 232.000 metros cúbicos de áridos extraídos en el Parque Regional del Sureste y en el entorno de los ejes de los cursos bajos del Jarama y el Manzanares son las principales consecuencias de la actividad indebida de una empresa que operaba en el término municipal de San Martín de la Vega. Por estos daños la Comunidad de Madrid ha impuesto una sanción de 800.000 euros en concepto de multa, más otros 19.935 euros por perjuicios paisajísticos y ecológicos y la obligación de restaurar las 5,1 hectáreas afectadas. La actividad que ejecutaba la empresa sancionada contaba con una declaración de impacto ambiental desfavorable, por lo que no podía ejercer esta actividad minera. Sin embargo, según consta en el expediente de la Comunidad de Madrid, abrió la cantera a cielo abierto y extrajo esos 232.000 metros cúbicos a una profundidad media de cinco metros, explotando los áridos, en algunos puntos, por debajo del nivel freático. ber obtenido la declaración de impacto ambiental positiva cer esta actividad en esta zona situada dentro del Parque Regional del Sureste y en el entorno de los ejes de los cursos bajos de los ríos Jarama y Manzanares. Según el expediente, la empresa sancionada hizo caso omiso de las órdenes de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con el fin de que se paralizasen las labores de extracción. Esta negativa motivó una ejecución forzosa de la paralización de la explotación, así como su precintado, que llevaron a cabo agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) Ésta es una de las sanciones de mayor volumen económico que impone la Comunidad de Multada dos veces antes Esta empresa ya había sido sancionada con anterioridad en dos ocasiones, hace seis años, por incumplimiento de la declaración medioambiental en otras explotaciones situadas en la zona. La empresa era consciente de la declaración negativa, que le impedía ejer- Madrid por desarrollar labores de extracción de áridos por carecer o incumplir la declaración de impacto ambiental. En octubre de 2005 impuso una multa de 2,6 millones de euros a otra sociedad que operaba de forma irregular dentro del Parque Regional del Sureste. También en 2002 multó a una empresa por actuaciones en Daganzo de Arriba, y que concluyó con multa e indemnización de 740.000 euros por carecer de la obligada declaración de impacto ambiental. La extracción indebida de áridos se ha convertido en los últimos años en uno de los puntales de las inspección de los departamentos autonómicos de Medio Ambiente de toda España. Alteraciones en el curso de los ríos, modificación de los niveles de los acuíferos y un gran impacto paisajístico son algunas de las consecuencias de estas actividades. Una minoría Fuentes de la Comunidad de Madrid consideran que los comportamientos sancionables en este campo son minoritarios en la región y que la inmensa mayoría de las empresas que se dedican a esta actividad dependiente del sector de la construcción cumplen con la normativa medioambiental vigente. Sin declaración El expediente del Gobierno de Madrid supone una infracción administrativa a la Ley de Evaluación Ambiental de la Comunidad. Esta norma considera muy grave el inicio o ejecución de obras, proyectos o actividades sujetos a evaluación de impacto ambiental sin ha- Operaba en San Martín de la Vega, en el entorno de los ejes de los cursos bajos del Jarama y Manzanares