Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -12- -2006 La negociación ETA- Gobierno s El acoso a Navarra ESPAÑA 17 los procedimientos y fórmulas negociadas entre Batasuna, el PSE y el PNV en los últimos meses para despejar el camino hacia la mesa de partidos que, ya con menos discreción y después de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, plantearía una reforma del marco político que conciliaría las posiciones de terroristas- -por medio de Batasuna- -socialistas y nacionalistas vascos, también en lo tocante a Navarra. El Grupo Popular plasma en los cinco puntos de su moción el rechazo a las maniobras que más de cerca tocan a Navarra en las negociaciones del Gobierno con ETA con la esperanza, remota, de sacar al PSOE de su actual oscurantismo en la materia. Pretende la oposición que el Congreso inste al Ejecutivo a admitir que no está legitimado a formular ninguna declaración política de reconocimiento de la existencia de una supuesta nación denominada Euskal Herria, integrada por siete territorios, entre ellos Navarra, tal y como pretende ETA También aspira el PP a que el Congreso rechace precisamente los puntos de preacuerdo tocados en las conversaciones secretas a tres bandas mantenidas en los últimos meses por Batasuna, PSE y el PNV: constitución de mesas políticas para acordar un nuevo marco conjunto para el País Vasco y Navarra y nuevas propuestas para satisfacer la petición de ETA de la internacionalización del conflicto Como colofón, el Grupo Popular exige que el Estado de Derecho ponga todos sus instrumentos al servicio de la Justicia para lograr que en las próximas elecciones autonómicas y municipales no se pueda presentar candidatura alguna que tenga algo que ver con el terrorismo. Para despejar cualquier duda sobre lo avanzada que está la negociación con ETA- Batasuna sobre Navarra, el PSOE no tendría más que apoyar la moción del PP. Entiendo que desde el PSE se pueda ver con normalidad un órgano común permanente Fernando Puras s Candidato del PSN- PSOE en Navarra pregunta, pero hay que tener en cuenta, por un lado, que la posición del PSOE en ese asunto ha sido siempre que de Navarra no había nada que hablar; por tanto, es normal que no tengamos por qué participar de ese proceso. Han aparecido noticias en prensa sobre que en algún momento se ha aludido a la posibilidad de constituir un órgano común permanente con Navarra. Las fuerzas políticas que, si en todo caso hablaron de ello, son del País Vasco. Tendrán tal vez su idea sobre lo que quisieran proponer a Navarra. Pero Navarra sólo podrá pronunciarse al respecto a través de lo que hablan sus instituciones. Lo que hablen terceros, ellos verán, pero no vincula ni afecta a Navarra. Estoy seguro que no van a caer en la tentación de sustituir ni la voluntad de Navarra, ni la del PSN, a quien no representan. frontación entre quienes representan la opción más nacionalista y otra más de derechas o navarrista. ¿Por qué le cuesta tanto a su partido anticipar si pactará o no con los nacionalistas? -Es un tema de mucha trascendencia y muy solemne el de los pactos pero, además, es que queremos que la ciudadanía examine nuestro proyecto político. No toca en este momento hablar de pactos. Cuando la ciudadanía se haya pronunciado, valoraremos con quien podemos llegar a acuerdos sin contravenir los elementos esenciales de nuestro programa. daba a su partido el mismo número de escaños, 11, que actualmente tienen. Sin embargo, usted da por sentado que ganará las elecciones. ¿De dónde le salen los números? -De la expectativa de crecimiento que el PSN tiene por el respaldo de las últimas elecciones generales. En ese sentido, tenemos que trabajar mucho para que la ciudadanía nos apoye. Puede parecer una utopía, pero de irrealizable nada. ¿Sería partidario de que Batasuna concurriera a las elecciones de 2007? -De Batasuna en particular no quiero hablar, porque sería hacer especulación. Me agradaría que concurriera en cuanto significara que quieren participar en las instituciones democráticas, sin ejercicio alguno de la violencia. Quiero dar una oportunidad y mantener la esperanza de que cese la violencia terrorista. A Puras le ha tocado un lote difícil de lidiar. El cabeza de lista socialista a la presidencia de la Comunidad Foral afirma que aún no toca hablar de pactos. Para él lo que hablen terceros no vincula a Navarra BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. -Sí, pero estamos hablando de que tendría que conseguir 15 escaños para gobernar en solitario. -No soy tan optimista como para pensar que podemos pasar a tener mayoría absoluta. A mi me gusta la opción de poder gobernar con apoyos puntuales de otras formaciones, porque deja más abierta la política en un momento determinado. Lo que no se puede es tener un Gobierno inestable. Sobre los apoyos en distintas materias soy consciente de que hay algunas en las que las fuerzas nacionalistas, al menos en la posición que hoy mantienen, va a ser difícil que pueda haber coincidencia, pero en políticas sociales sí puede haberlas, y lo mismo puede pasar con UPN. Yo lo que quiero es finalizar esa especie de dinámica de con- ¿Cómo ve el momento actual de tregua de ETA? -No dispongo de información ni intervengo en el proceso, pero el Gobierno de España y el presidente Rodríguez Zapatero tienen mi confianza. Ellos valorarán la trascendencia analizando un conjunto de informaciones. No nos queda mucho más que confiar en que el proceso pueda arrancar y avanzar, aunque sea con dificultades. Desde luego, la tregua atraviesa un momento difícil, pero no creo que el presidente mantenga una vía que considere imposible por estricto interés electoral, porque no se puede tener a un país con una expectación incierta. -Hace unos días mostraba su desconocimiento de algunas actuaciones y declaraciones de sus compañeros del PSE en relación a Navarra. ¿Cómo son las relaciones con esa formación? -Las relaciones son perfectas en el orden político y personal. Dije que no tengo relación porque ellos tienen su autonomía política, aunque hay contacto. Pero del seguimiento día a día no tengo conocimiento de cada cosa que hacen. -Sin embargo, ¿no hubiera sido una deferencia por parte del PSE hacia el PSN comentarles estos asuntos? -En términos generales es un tema que se ha tratado y que se conoce la posición del PSN. Entiendo que desde el PSE, un partido no nacionalista, se pueda ver con normalidad que no es malo que se establezcan relaciones de cooperación entre Navarra y Euskadi. En la misma línea, formulado en los términos de lo que hay como antecedente, entendemos que la creación de un órgano de esta naturaleza, al que se le atribuye un marcado carácter político, más que el que sería razonable, no es procedente. -Pero este de Navarra es un asunto tan trascendente y sensible, dentro del llamado proceso de paz que parece que tendría que haber más comunicación. -Comprendo que se haga esta No toca en estos momentos hablar de pactos con los nacionalistas. Es un tema trascendente -En cuanto a su elección, estuvo rodeada de un cierto misterio, frente a la elección natural que era la del secretario general. -Para mi, el candidato era Carlos Chivite, pero cuando hizo su análisis político y me lo ofreció a mi, respeté su condición. -Una reciente encuesta de CIES