Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -12- -2006 Elorriaga cree patético que el Gobierno insista en negociar con una ETA rearmada 13 Treinta años después La Audiencia Nacional es el único órgano- -junto con el Tribunal Supremo- -que tiene jus ¡risdicción sobre todo el territorio nacional. Fue creada por Real Decreto el 4 de enero de 1977, el mismo día en que se publicó la Ley para la Reforma Política, antesala de la democracia española. Que sea un órgano de carácter nacional no implica que tenga una relación jerárquicamente superior al resto de tribunales, sino que su especialidad viene dada por las competencias que abarca: delitos de terrorismo, contra la Corona, falsificación de moneda y tarjetas, delitos de tráfico de drogas y económicos cuando afectan a más de una provincia, jurisdicción universal, euroórdenes y extradiciones. mentos hay 170 imputados o ya procesados en causas relacionadas con ETA. Entre ellas, los 56 acusados del macrojuicio de Ekin, conocido como el sumario 18 98 juzgados por su pertenencia o colaboración con los aparatos institucional (Ekin- KAS) mediático (Egin) e internacional (Xaki) de ETA. Además, hay 27 procesados en la causa de Gestoras Pro Amnistía- Askatasuna, 21 en el sumario de Udalbiltza (asamblea de electos de Batasuna) siete en el de Egunkaria (sucesor de Egin) y unas diligencias abiertas contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV o EHAK) con siete escaños en el Parlamento vasco. ETA también pretende parar a la Justicia francesa París responde con contundencia a la exigencia proetarra de que se desmantele la Sección 14, la Audiencia Nacional gala J. P. MADRID. ETA- Batasuna quiere que el marco de impunidad del que pretende disfrutar en España se extienda también a Francia, con la neutralización de la Sección 14, un tribunal central con sede en París, encargado exclusivamente de casos de terrorismo, incluido el etarra. Pero ni las movilizaciones de los proetarras en el sur de Francia, ni los comunicados de Batasuna, ni los editoriales de Gara han servido para cuestionar la existencia de esta audiencia nacional francesa reforzada desde la llegada de Nicolas Sarkozy al Ministerio del Interior, con la aprobación de la ley que incrementa la seguridad interior. De momento, la justicia gala ha respondido con mayor contundencia. Si no hace mucho tiempo, la máxima pena que se imponía a los etarras detenidos en Francia era de diez años, por pertenecer a una asociación de malhechores, ahora las condenas se elevan hasta los veinte años. El ex dirigente del aparato logístico Asier Oyarzábal Txapartegi, Baltza acumula ya penas que suman más de medio siglo. Una duración atípicamente elevada para un etarra encarcelado en Francia. Su sucesor en el organigrama etarra, Félix Esparza Luri, fue condenado a 17. Y lo fueron por delitos que afectan directamente a la seguridad de Francia- -asaltos a dos polvorines para robar dinamita y tenencia de un arsenal- Es decir, tanto el Gobierno como la judicatura de Francia han asumido ya el de ETA como un problema no sólo de un país amigo sino también interno, propio, como ha quedado demostrado tras el robo de 350 armas en una fábrica cercana a Nimes hace unas semanas. Lo que París no asume como propio es el proceso de paz Y ello, pese a la insistencia de ETA- Batasuna. Con la ausencia de uno de sus ansiados interlocutores- -Francia- a la banda se le queda incompleta la hoja de ruta En su pretendida mesa de partidos faltaría Iparralde la región del sur de Francia que viene reclamando, y en la negociación técnica, la que deba negociar paz por presos quedarían excluidos, al menos en principio, los aproximadamente 150 etarras recluidos en cárceles de Francia. Asimismo, sobre los cabecillas y pistoleros, que tienen sus bases operativas en el vecino país, se mantendría la espada de Damocles en forma de busca y captura. No es de extrañar, por tanto, que la banda haya llegado incluso a pedir por carta al primer ministro Dominique de Villepin su implicación en el proceso Ante el silencio como respuesta, la banda ha insistido en sus emplazamientos a París, a través de entrevistas y comunicados difundidos en Gara o de sus zutabes boletines internos. Pero el silencio de Francia no es pasividad, ni echar balones fuera, ni estrategia dilatoria para ganar tiempo. El silencio es mensaje nítido, contundente, irreversible de que París no reconoce capacidad de interlocución a ETA, ni siquiera para negociar paz por presos y ni mucho menos para abordar cuestiones políticas. A lo más que está dispuesto el vecino país es a prestar su colaboración, desde la no ingerencia, al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, pero siempre a petición del propio Gobierno y nunca de los terroristas. Además de no querer implicarse en el proceso, lo cierto es que las autoridades francesas no han llegado nunca a creer en su viabilidad. Desde la Policía gala llegan periódicamente informaciones alarmantes acerca de una posible ruptura del alto el fuego permanente anunciado por ETA el pasado 22 de marzo. Y puestos en esa hipótesis, las Fuerzas de Seguridad del país vecino no descarta que la nueva ETA diera ese gran salto que en sus cuarenta años de siniestra existencia no se ha atrevido a dar, y comenzara a cometer atentados en Francia. La causa penal de Batasuna Pero, sin duda, la causa más importante abierta en estos momentos en la Audiencia Nacional es que la que se refiere a Batasuna y a las herriko tabernas Afecta a 40 dirigentes abertzales entre ellos portavoces en el proceso de negociación, como Arnaldo Otegi y Joseba Permach. Aún así, la Audiencia Nacional ratificó su procesamiento 24 horas antes del robo de las pistolas en Francia hace unas semanas. Otros de los procesados en esta misma causa son Jon Salaberria y Josu Ternera Aunque ambos están en busca y captura en esta causa, este último se reunió en 2005 hasta en cuatro ocasiones (dos en Suiza y dos en Noruega) con el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, para preparar, como informó ABC, la declaración de la tregua. Respecto a las herriko tabernas sumario en el que el juez Garzón establece una relación directa entre éstas y Batasuna, el Supremo tendrá que pronunciarse en las próximas semanas sobre la vinculación de las mismas con la formación ilegalizada. La decisión sobre si Jarrai es o no una organización terrorista también puede influir en el proceso Casi 200 personas están imputadas o procesadas en causas relacionadas con el entorno de ETA de que se dictó afecta a todos los presos que estén en su misma situación, es decir, con condenas milenarias. Ahora las redenciones se aplican sobre cada condena (y no sobre una global) de forma que se garantiza una estancia efectiva en prisión de 30 años. Parot ha recurrido nuevamente al Tribunal Constitucional, que tendrá que pronunciarse sobre la oportunidad de esta medida. Al margen de los presos etarras con delitos de sangre, la existencia de la Audiencia Nacional también resulta incómoda para el entorno de ETA. No en vano, este tribunal tiene numerosas causas abiertas contra los distintos frentes de la banda terrorista. En estos mo- París combate a ETA como un problema propio desde que atenta contra su seguridad interna Las autoridades galas no se quieren implicar en el proceso de negociación pese a la insistencia de la banda