Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 10- -12- -2006 ABC ESPAÑA www. abc. es El PNV se une a Batasuna para liquidar la Audiencia Nacional, dique en el proceso Las causas contra el entorno de ETA y el juicio a Parot dificultan la impunidad que ETA exige al Gobierno NATI VILLANUEVA MADRID. El pasado 1 de diciembre, el Parlamento vasco aprobaba, con los votos de PNV EA, Aralar y EHAK una proposición no de ley en la que se exigía la desaparición de la Audiencia Nacional como tribunal especial Nacionalistas y proetarras instaban, además, al Gobierno de Zapatero a que reconociera la existencia de torturas como vía de resarcimiento de los afectados No es la primera vez que el PNV se suma a las reivindicaciones que, en este sentido, ya abandera desde hace tiempo el entorno de la banda terrorista ETA, aunque sí es la primera que se exige el desmantelamiento de este tribunal en pleno proceso de negociación. Acabar con la Audiencia Nacional es acabar con la lucha antiterrorista, uno de los principales obstáculos que los batasunos observan en el ámbito judicial para que las conversaciones del Ejecutivo con ETA no se vean truncadas. Que la Audiencia Nacional es incómoda tanto para el entorno de ETA como para los que empuñan las armas es algo que los propios terroristas ponen de manifiesto en cuanto tienen ocasión. No sólo cuando acuden a los juicios y se niegan a declarar arguyendo que no reconocen al tribunal, sino que algunos, como Henri Parot, autor, entre otros, del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza (11 de diciembre de 1987; 11 muertos y 83 heridos) han sugerido a la banda que la haga saltar por los aires. Cuando faltaban pocos años para que este etarra extinguiera sus 26 condenas por 82 asesinatos- -en total 4.800 años de cárcel- la Audiencia Nacional tomó dos medidas que, por su trascendencia, hoy dificultan seriamente esa impunidad que ETA exige al Gobierno. La primera fue no acceder a la refundición de penas que proponía Parot para salir de la cárcel en 2009; la segunda, procesarle por dos nuevos delitos tras ser interceptada una carta que envió en junio de 2001 a la dirección de la banda proponiendo nuevos atentados, entre ellos, volar la Audiencia Nacional. Manifestantes de Askatasuna en favor del etarra De Juana, ayer en la localidad de Durango Por este motivo, el próximo 30 de enero Parot volverá a sentarse en el banquillo acusado de integración en ETA y conspiración para atentar. La Fiscalía pide por ambos delitos 25 años de cárcel, pues considera que sigue formando parte del llamado frente de makos piedra en el camino de la negociación, porque el recurso que el etarra presentó en el Tribunal Supremo contra aquella resolución ha motivado que la ya conocida como doctrina Parot se aplique no sólo a este terrorista, sino a todos aquellos que tengan en su haber varias condenas. La decisión inicial de la Audiencia Nacional, la que hizo que el etarra recurriera ante la Sala Segunda del Supremo, fue acumular todas las condenas de Henri Parot en dos tramos diferenciados de treinta años cada uno. Esto suponía que la aplicación de los beneficios penitenciarios previstos en el Código Penal de 1973, con el que fue juzgado, no se llevaría a ca- TELEPRESS Acumulación de condenas En la carta que envió a la dirección de ETA Parot transmitía a sus compañeros la necesidad de materializar acciones terroristas para socavar la voluntad del Gobierno español y, en este sentido, proponía atentados vitales o les hacéis daño en la cabeza corazón o no hay nada que hacer decía) Además, se vanagloriaba de haber colocado tres coches bomba en distintos puntos de Madrid en una sola noche. La segunda medida que tomó la Audiencia Nacional, la de negarse a refundir sus condenas en una sola de 30 años, también supone para ETA una bo sobre una sola condena de 30 años (máximo de cumplimiento previsto en aquella legislación) que era lo que pretendía el etarra cuando solicitó la refundición ante la Sala de lo Penal, con Javier Gómez Bermúdez como presidente. La decisión del Tribunal Supremo no sólo no fue más beneficiosa para Parot, sino que des- Un tribunal sometido a campañas de desprestigio La Audiencia Nacional viene siendo objeto, ya desde hace tiempo, de campañas de desprestigio con las que los nacionalismos (sobre todo, el vasco y catalán) cuestionan su existencia. Una de las sombras que planean sobre este órgano jurisdiccional es su inconstitucionalidad, al ser, dicen, heredero del Tribunal de Orden Público. Sin embargo, fuentes jurídicas recuerdan que las competencias que sobrevivieron a aquel tribunal del franquismo (delitos políticos y de opinión) pasaron a la Audiencia Provin- cial de Madrid como delitos ordinarios. Otra de las razones con las que se pretende justificar la necesidad de su desaparición es que se trata de una jurisdicción especial, no sometida en sus nombramientos al sistema común. Es otro de los falsos mitos, según las mismas fuentes. Las vacantes de la Audiencia Nacional se cubren por el mismo sistema que cualquier otro destino de igual rango, y sus jueces gozan de la misma inamovilidad que el resto de sus compañeros de la carrera judicial. Además, es la Ley Orgánica del Poder Judicial la que le atribuye sus competencias. El nombramiento de sus jueces se rige por las mismas reglas que las del resto de tribunales.