Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 10- -12- -2006 ABC Aconsejo a Zapatero que no ceda en la aplicación de la Justicia y la acción policial contra ETA Bertie Ahern s Primer ministro de Irlanda IRA desa, suspendida desde el año 2002? El responsable del Gobierno irlandés adelanta que el conflicto del Ulster nada tiene que ver con la situación en el País Vasco, más allá de la existencia de un largo problema de violencia en ambos territorios EMILI J. BLASCO ENVIADO ESPECIAL DUBLÍN. Bertie Ahern ha dedicado casi la mitad de sus 55 años a la cuestión norirlandesa, primero como diputado y ministro y desde 1997 como taoiseach presidente de Gobierno de la República de Irlanda. Sus recomendaciones al Gobierno español no son de detalle sino genéricas: una política consecuente, sin permitir que el proceso interfiera en la aplicación de las reglas del Estado de derecho- -inflexible actuación judicial y policial- y firme presión sobre ETA. Ahern abordó estas cuestiones en una entrevista con varios corresponsales extranjeros, en el marco de una visita a Dublín que también contó en otro momento con la misma advertencia por parte del otro partido en el Gobierno, los Demócratas Progresistas (socio minoritario del Fianna Fail de Ahern) Como ministro de Interior y Justicia, su líder, Michael McDowell, ha sido estos años la bestia negra del IRA y de su brazo político, el Sinn Fein. Según McDowell, hay que ser duros con los terroristas, aunque algunos presenten esto como algo que no ayuda al proceso; nuestra política está clara: si en medio del proceso se cometen acciones paramilitares, la respuesta es la persecución policial, hay que forzarles a elegir Al comienzo de la entrevista, Ahern bromea sobre los 23 años que Irlanda ha tenido que esperar para que el gaélico sea idioma oficial de la UE: la petición del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para las lenguas autonómicas españolas les ha permitido hacer frente común. dente Zapatero, aunque efectivamente tratamos el asunto el año pasado cuando hubo el anuncio de tregua de ETA. Pero sé que está hablando con mi buen amigo Tony Blair. Sobre este asunto siempre digo que la expresión proceso de paz es utilizada en todo el mundo, de Palestina a Colombia, pero cada caso es diferente, porque son distintas las causas y las dificultades que se presentan. No se puede recomendar que nuestro proceso de paz deba ser copiado en otras partes. Presioné muy fuertemente sobre el IRA y los grupos lealistas para que entregaran las armas ETA Mi consejo es que es muy importante tener fechas límite en el proceso, pues así es como se pueden hacer progresos. Hay que ser paciente ULSTER ¿Qué consejos le da al Gobierno español? -Le aconsejo que en un proceso de este tipo uno debe aplicar una política consecuente, exigir el cumplimiento de las reglas del Estado de derecho, no ceder en la aplicación de la Justicia y la acción policial; no puede haber gente con armas, y la autoridad de la Policía y los tribunales debe ser aceptada por todos. En el terreno práctico, mi consejo es que es muy importante tener fechas límite en el proceso, pues así es como se puede hacer progresos. Esto lleva tiempo, en ningún sitio un conflicto se resuelve de un día para otro. Nosotros hemos ido progresando muy lentamente. Hay que ser paciente, y ésa es una de las cosas más difíciles, porque tu paciencia se pone a prueba continuamente. Tratar de cambiar la situación constitucional de Irlanda del Norte a medio plazo sería un error; no funcionaría y crearía confrontación -A finales de enero se convocarán elecciones en Irlanda del Norte para el 7 de marzo. Si todo va bien, el 14 de marzo los partidos nominarán los miembros del Ejecutivo y el 26 de marzo el Ejecutivo tomará posesión. Creo que podremos cumplir con este calendario. Es la primera vez en el proceso de paz que tenemos a todos los partidos en él. Antes, el Partido Democrático Unionista de Ian Paisley no era parte del proceso; tras las elecciones de 2003, el DUP propuso revisar aspectos de los Acuerdos de Viernes Santo, y eso lo acabamos de hacer. Ahora estamos ante dos grandes cuestiones. La primera es: ¿aceptará el doctor Paisley compartir el Gobierno con el Sinn Fein? Ha dicho claramente que sí, si el Sinn Fein se compromete con la autoridad de la Policía y la Justicia. La segunda: ¿dará el Sinn Fein ese paso? Esperamos la respuesta. ¿Por qué no llega? -No es fácil para ellos convencer a sus activistas que acepten la cuestión de la Policía. Pero el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) se ha transformado y ahora es una fuerza aceptable y debe dar confianza a todos. El Sinn Fein debe abrazarla y convencer al doctor Paisley de haberlo hecho. Falta un acuerdo sobre cómo van a operar los servicios secretos británicos del MI 5 en Irlanda del Norte. Estamos cerrando esa cuestión y creo que el Sinn Fein puede hacer un comunicado de inmediato al respecto, con una aceptación formal en la conferencia del partido esperada para enero. -Uno de los errores reconocidos en Irlanda del Norte es el retraso con que el IRA entregó las armas, algo para lo que los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 daban un plazo de dos años y que no se completó hasta el año pasado. -Es cierto que en esto no logramos tan pronto lo que queríamos. Yo presioné muy fuertemente sobre el IRA y los grupos del campo lealista para que cumplieran ese plazo. La dificultad era que puedes dar las armas y luego comprar u obtener otras nuevas. No es sólo el acto físico de la entrega, sino que tienen que estar convenci- dos de que no quieren más armas. El retraso era totalmente contrario a lo que yo entonces quería, pero si me pregunta ahora- -abordando sólo el caso norirlandés- -si hemos conseguido algo con el aplazamiento, le diría que sí, que se ha conseguido no sólo el final de las armas, sino también el deseo de no volverlas a utilizar. Sinceramente, no era mi política, pero con el paso del tiempo, cuando hemos completado la entrega de armas, este asunto no vuelve a estar ya más sobre la mesa. Ni siquiera para los más críticos o escépticos las armas del IRA son ya una cuestión, ya nadie habla de esto. Usted es probablemente la primera persona que este año me pregunta sobre esto. Nos llevó tiempo, no el que hubiera querido, pero al final se ha logrado superar el miedo y la amenaza que suponían las armas. ¿Y si no hay finalmente acuerdo? -Si fracasamos, tenemos un acuerdo con el Gobierno británico de aplicar un Plan B los gobiernos de Londres y Dublín manejarán conjuntamente el proceso de una manera diferente; serán ellos los encargados de dirigir el día a día de Irlanda del Norte y no los políticos norirlandeses, pues la Asamblea se habría colapsado. No lo haría muy feliz, porque sería muy difícil. Mis ministros tratarían con los ministros británicos para intervenir directamente en las distintas cuestiones. Lo haría porque es mi trabajo, pero no es la solución adecuada. Ésta es que los políticos de Irlanda del Norte rijan sus propios asuntos. Y el doctor Paisley está de acuerdo con esto. ¿Tendrán las elecciones de marzo el mismo resultado que las últimas, en las que ganaron las fuerzas extremistas, el DUP y el Sinn Fein? -Las elecciones podrían tener un resultado extraño si la gente no va a votar porque los partidos no avanzan. Pero si se cumplen las dos premisas señaladas- -que el DUP acepta gobernar después con el Sinn Fein, y éste asume la cuestión policial- creo que habrá un resultado similar: DUP, Sinn Fein, SDLP (católicos moderados) y UUP (protestantes moderados) pueden quedar por este orden. Si es así, no veo dificultad para el día después. ¿Está en contacto con Rodríguez Zapatero sobre la evolución de la situación en el País Vasco? -No he tenido ninguna conversación reciente con el presi- -Recomienda usted fijar fechas límite para avanzar, pero en el Ulster se han traspasado muchas de ellas sin acuerdo y no sólo en la cuestión de las armas. ¿Es creíble ahora el límite del mes de marzo puesto para la restitución finalmente de la autonomía norirlan- ¿Cómo son sus relaciones con Ian Paisley? -Ahora tenemos buena relación. Ha cumplido 80 años y ha estado en la primera línea política durante 45. La mayor parte de ese tiempo yo he estado totalmente en desacuerdo con lo