Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE 5 Ser humano INGESTIÓN INGESTIÓN INGESTIÓN 4 Peces y cefalópodos 2 huésped. 3 er estadio larvario. Los peces, calamares y pulpos, entre otros, se infectan al ingerir dichos crustáceos o por depredación de otros peces contaminados. Las larvas de anisakis simplex han sido encontradas en especies marinas que presentan gran importancia comercial (arenque, sardina, salmón) Huésped accidental. El hombre adquiere la parasitosis accidentalmente, cuando ingiere pescado crudo o insuficientemente cocinado DIENTES SANOS Colutorios y pastas dentífricas naturales L Por Luis Cabeza Ferrer Huésped definitivo. Forma adulta. El ciclo culmina en los mamíferos marinos. Los gusanos adultos parasitan el estómago de una gran variedad de mamíferos marinos que incluyen ballenas, focas y delfines drid y autora de varios trabajos con el anisakis como protagonista. En España se veía como una patología exótica, algo que no podía ocurrir porque no había costumbre de comer pescado crudo. Se olvidaba que los tradicionales boquerones en vinagre son un sushi castizo y que en muchas zonas, como el País Vasco, el pescado también se cocinaba poco Con la comunicación del primer caso, se empiezan a buscar por toda España y comienzan a detectarse episodios en los servicios de urgencia de los hospitales. Todos los que hemos consumido boquerones en vinagre, nos habremos tomado algún anisakis, aunque no hayamos sufrido reacción alguna. Pero no podemos saber de antemano quién va a tenerla, a quién le producirá síntomas y a quién se le enganchará en el estómago. Por eso lo importante es prevenir problemas matando al bicho explica López Serrano. Los otros parásitos que amenazan a nuestro intestino El anisakis no es el único parásito que amenaza a nuestro organismo a través de la comida. Otros bichos diminutos también pueden jugar una mala pasada al sistema digestivo. Triquinosis: Provocada por el parásito Trichinella spiralis se adquiere por el consumo de carne mal cocida, sobre todo de cerdo. Los síntomas son fiebre, vómitos y dolores musculares. Teniasis: La temida tenia o solitaria. también se esconde en la carne de cerdos y reses infectadas. La mejor prevención es cocinar la carne. Toxoplasmosis: Preocupa sobre todo a las embarazadas, que son el grupo de mayor riesgo. Pero el Toxoplasma gondii que origina la enfermedad puede producir alteraciones del sistema nervioso central. No hay riesgo si la carne se cocina adecuadamente. Amebiasis: Se esconde en las verduras y en el agua contaminada. La Entamoeba histolytica está más relacionada con el hacinamiento y la falta de higiene de zonas poco desarrolladas. Giardiasis: Es muy raro toparse con la giardia lambia aunque puede hallarse en las frutas. Pérdida de apetito, náuseas y diarrea son algunos de los síntomas. Síntomas digestivos y alérgicos Los síntomas pueden ser digestivos y alérgicos. En el primer caso, el afectado experimenta dolores de estómago que a veces van acompañados de náuseas, vómitos y alteraciones del ritmo intestinal. Estos síntomas se confunden a veces con apendicitis o con otras infecciones gastrointestinales. Lo más importante al diagnosticarlo es que el paciente haya consumido pescado antes de la aparición de los síntomas cuenta la alergóloga de La Paz. Si los problemas persisten pasadas ocho horas, la solución pasa por hacer una endoscopia para ver si se ha quedado el parásito enganchada y extraerlo, una vez detectado. Las reacciones alérgicas se tratan con antihistamínicos, como otros problemas de alergia. Pese a lo que recomiendan toda- vía algunos médicos, el pescado no se convierte en un producto prohibido para quienes ha sufrido los estragos del anisakis. Ahora sabemos que si se congela antes de consumirlo no hay por qué temer una nueva reacción asegura esta experta en anisakis. En la mitad del pescado El parásito ha vivido siempre en nuestros mares. Ahora es una verdadera plaga de la que parte de culpa tienen los nuevos modos de producción pesquera. Los grandes barcos congeladores despiezan los pescados en alta mar y arrojan las vísceras al agua. Esos tejidos contaminados son ingeridos por la fauna marina y la infección prolifera. La Unión Europea se está planteando prohibir este tipo de vertidos en alta mar y proyecta establecer que los barcos tengan la obligación de regresar a su base con esos residuos para su correcto tratamiento y posterior eliminación. Sorprendentemente, la pesca de captura (la más cara en el mercado) es la de mayor riesgo, mientras que los ultracongelados están libres de todo peligro y los animales de piscifactoría no han sido hasta ahora motivo de inquietud. La Agencia de Seguridad Alimentaria española estima que entre el 36 y el 50 por ciento del pescado que entra en nuestras lonjas está infectado. Unas cifras que han motivado el nuevo decreto del Ministerio de Sanidad para exigir la congelación en los restaurantes. Los cocineros se quejan porque altera el sabor de sus platos y los médicos lo alaban: Se tenía que haber hecho antes ABC CG. Simón Godoy 5 Grandes mamíferos marinos a curación o prevención a través de esencias y concentrados de plantas medicinales, también llamada aromaterapia, nos brinda la posibilidad de cuidar de los dientes, de las encías y conseguir un aliento fresco de una manera natural y exenta de efectos secundarios. Los dentífricos comunes que usamos están constituidos por una gran cantidad de componentes, en su mayoría desconocidos. Esto es debido en gran parte a que las formulaciones exactas no son proporcionadas por los fabricantes. Los componentes de los dentífricos comunes pueden producir inflamación de las encías, sensación de ardor, descamación, abrasiones y otros efectos secundarios. Las pastas dentales a base de plantas tienen las ventajas de que conocemos sus ingredientes naturales y además actúan como curativos de ciertas afecciones de la mucosa bucal y de las encías. El dentífrico preparado con saliva y arcilla, tiene un efecto antiinflamatorio de las encías y un gran poder detergente gracias a la arcilla, también mejora la halitosis o mal aliento, gracias a su contenido en salvia. Por cierto la salvia era la hierba sagrada de los griegos y los romanos se consideraban como una panacea, buena para todo. El dentífrico preparado con mirra, própolis e hinojo, fortalece las encías y cura las llagas de la lengua y mucosas gracias a la mirra, mientras que el própolis frena la aparición de las bacterias causantes de las caries. El hinojo, actúa como antiséptico y aromático para el buen aliento. Si Ud, lo desea, puede preparar en su casa un colutorio a base de plantas con poder antiséptico y que le proporcione un aliento fresco. Lo puede obtener con la decocción en medio litro de agua de una cucharada de salvia, otra de semillas de anís, previamente machacadas, y una cucharadita de clavos de especia, también triturados. Una vez colado y enfriado, añadimos 4 ó 5 gotas de aceite esencial de menta.