Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 12 06 Escaparates Navidad tras el cristal protestó porque teníamos a un pobre hombre sentado allí todo el día según nos dijo indignada Profesión en auge En España este mundo de los escaparates- -o visual merchandising -no está todavía suficientemente valorado, aunque nunca han faltado escaparatistas voluntariosos hasta en los más modestos comercios. Sin embargo, las grandes firmas hace tiempo que han convertido al escaparatista profesional en uno de sus fichajes obligatorios, porque las vitrinas son auténticas ventanas donde asomarse y dejarse seducir por lo último, lo mejor o lo más raro. Según los responsables de la Escuela Artidi, una de las más prestigiosas, ubicada en Barcelona, para desarrollar el trabajo de escaparatista se necesita una buena dosis de ingenio y de creatividad, pero además un conocimiento profundo de las simbología de los colores, del diseño, materiales y técnicas además de contar con una buena visión espacial que permita sacar el máximo partido de un espacio tan mínimo. Es ya una profesión que se imparte en varias escuelas de nuestro país. Buena parte de los profesionales salidos de esas escuelas nos marcan la tendencia de las últimas Navidades: minimalismo y mensajes subliminales, dejando de lado el exceso de iluminación con las que se nos saturó años atrás. El tópico quiere espumillón, ramas de abeto y grandes lazos rojos para declarar la llegada de la Navidad y no faltan escaparates fieles a esta tradición. Sin embargo, estos escaparatistas para el siglo XXI nos muestran el espíritu de las fiestas con muy pocos y muy bien escogidos elementos. Dénse un paseo por las calles de moda y no duden en robar algunas ideas para alegrar las Navidades en casa, sin tener que caer, como otros años, en el bendito calcetín de Papá Noel para adornar el cuarto de estar. Mezcla de objetos expuestos en dos colores de la vitrina de Olyphant, es una disposición más clásica, donde prima el gris salpicado de detalles en rojo. Abajo, autómatas de Musgo (Viene de la página anterior) de producto. Lo que preferimos es que cuente una historia. En Navidad nos suelen ayudar especialistas procedentes del teatro, sobre todo en el capítulo de la iluminación. Son un gran equipo en el que intervienen desde los compradores, que captan ideas durante sus viajes, hasta los proveedores norteamericanos e ingleses, que hacen sugerencias para los autómatas que solemos utilizar. En estos montajes, espectaculares siempre, los muñecos se mueven, cantan, bailan, y hacen mil cosas, y de vez en cuando se incluye algún elemento inédito, como el año en que aparecían magos en el escaparate, o aquel otro en que se emplearon técnicas parecidas a las de la película de El ilusionista y que ahora también se utilizan en parques temáticos y museos de cera. Se parte de una cámara y unos espejos que reflejan una careta de cerámica para conseguir una proyección perfecta y que dé sensación de realidad... Tanto, que una vez una señora Un escaparatista necesita creatividad, pero también profundo conocimiento de diseño, materiales y técnica, simbología de los colores y buena visión de los espacios Escaparate de Armani: sólo una guitarra de luces hace referencia a las fiestas Escada ha preferido contrastar unas bolas de nieve con luces, bajo una pasarela de fiestas