Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 29 Romano Prodi pide que Europa deje el luto y mire hacia adelante BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL OPORTO. El Partido de los Socialistas Europeos (PES) clausuró ayer en Oporto el VII Congreso en el que ha sido reelegido como presidente el danés Poul Nyrup Rasmussen y ha servido para presentar un documento con los diez principios fundamentales de la nueva Europa socialista. El primer ministro italiano, Romano Prodi, participó en el congreso y desde allí pidió a los socialistas dejar el luto que guarda Europa y mirar hacia delante Considera que la celebración en marzo del 2007 de los cincuenta años de la firma del Tratado de Roma debe servir como ejercicio de memoria y reflexionar sobre lo que hemos hecho hasta ahora Socialistas de 27 países europeos han debatido las ideas que deben orientar la Europa del futuro y que a partir de ahora se van a basar en un documento preparado, entre otros, por el ex presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, y por el presidente de PES, Poul Nyrup Rasmussen. La modernización, el cambio tecnológico y el cambio demográfico son los tres desafíos de Europa resaltó Jacques Delors, y recordó que a medida que la sociedad evoluciona hay cambios y es preciso saber afrontarlos. El Partido Socialista Europeo celebró ayer su VII Congreso en Oporto, donde Ségolène Royal acudió como invitada EPA Ségolène secunda a Villepin y arremete contra el euro fuerte del Banco Central La candidata socialista también duda de la legitimidad de la institución: La política económica deben controlarla los gobiernos elegidos democráticamente JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Ségolène Royal, candidata socialista a la Presidencia de la República, censura el euro fuerte y la política monetaria del Banco Central Europeo en los mismos términos que Dominique de Villepin, primer ministro conservador, rechazando la disciplina fundacional de la moneda, dinamitada por Francia y Alemania. El BCE fue concebido como una institución independiente para velar por la estabilidad del euro, la moneda única de los países que comenzaron por imponerse la disciplina de un pacto de estabilidad con el fin de poner firmes a los miembros presuntamente indisciplinados como España. España consiguió sanear sus cuentas y respetar cumplidamente el pacto de estabilidad europeo. Francia y Alemania, por el contrario, violaron todos los acuerdos fundacionales dinamitando alegremente la disciplina común, víctima de los excesos electorales de Chirac y Schröder. Lanzada la campaña de las presidenciales francesas, ni Villepin ni Ségolène consideran oportuno prometer ni respetar muchas disciplinas. Prefieren denunciar las políticas de estricto control monetario impuestas por el BCE. En el caso de Villepin, se trata de un reflejo nacionalista clásico: no desea respetar la rigidez que exigen las autoridades monetarias y denuncia el rigor de un euro fuerte, que amenaza sus promesas electorales. de la candidata reposa en el efecto confianza que cree tendrá para Francia su llegada a la Presidencia. Por tanto, para ella, la política monetaria europea es una inquietante amenaza, pues si el BCE decidiese continuar subiendo los índices de referencia, las promesas de la candidata chocarían con nuevos e importantes obstáculos. A mediados de noviembre, Dominique de Villepin denunció el comportamiento irresponsable del BCE que penaliza la industria nacional frente a la competencia norteamericana Ségolène va más lejos y pone en duda la legitimidad de la institución bancaria: La política económica debe estar controlada por los gobiernos elegidos democráticamente Las reservas de Villepin son las clásicas de un conservador nacionalista. Las de la candidata descubren el rechazo de la arquitectura institucional del euro, cuya piedra fundacional es el BCE, independiente del poder político. Ante esas maniobras, Nicolás Sarkozy, candidato conservador, guarda un silencio prudente. Muchos de sus proyectos económicos también reposan sobre el relanzamiento de la economía, más duro de aplicar si el BCE continúa subiendo el índice de referencia. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, defendió un euro fuerte Más Europa Frente al discurso pesimista que se ha respirado en el congreso sobre lo que piensan los ciudadanos europeos, el jefe de Gobierno italiano lanzó un mensaje optimista quieren más Europa, una Europa que les ayude todos los días para afrontar miedos como el de la globalización. Para conseguirlo todo pasa por una reforma de las instituciones europeas, un refuerzo de la política exterior y la ampliación del voto por mayoría. No se puede trabajar en unanimidad cuando se tiene una Europa tan alargada La misma opinión tiene el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, para quien la unanimidad en una Europa de 27 es la parálisis El líder italiano apuesta por la integración en Europa de Croacia, Macedonia y Serbia, pero sobre Serbia se mostró muy preocupado ya que necesita un acompañamiento político y económico, pues los Balcanes son indispensables Las elecciones al PE de 2009 deben ser, según Prodi, más políticas para que los ciudadanos vayan a las urnas porque entienden para qué sirve su voto Efecto confianza En el caso de Ségolène, se trata del primer indicador importante de sus planteamientos económicos. Todo el programa Los militares turcos avisan de que no aceptarán concesiones sobre Chipre ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Caos total Así definió una fuente diplomática las discusiones de ayer en el seno de la Unión Europea sobre el futuro de las negociaciones con Turquía. En Ankara la situación no debe ser mucho mejor, a la vista de la brusca intervención del jefe de las Fuerzas Armadas diciendo que el Gobierno de Tayip Erdogán se había extralimitado con su oferta de abrir un único puerto a los buques chipriotas. La cumbre europea que empieza el jueves podría acabar siendo un espectacular choque de trenes. Definitivamente la gestión del problema entre Turquía y Chipre ha pinchado en hueso y parece difícil que de esta situación se pueda salir sin daños por parte de alguno, o de todos. La Presidencia finlandesa ha intentado desatascar el tema con una propuesta turca que no ha querido presentar por escrito y que ha causado a su vez un bloqueo de dos días entre los Veintisiete. Casi todos los países, España entre ellos, se han negado a pronunciarse sobre una propuesta presentada oralmente. Al final, el primer ministro finlandés, Matti Vanhanen, ha tenido que reconocer que la oferta no era sufi- ciente cuando la reunión de embajadores ya estaba naufragando a causa de ello. Según algunas versiones, habría sido el Gobierno turco el que no se ha atrevido a mostrar oficialmente su propuesta, a la vista de la reacción que ha causado entre los militares. El jefe del Estado Mayor del Ejército, general Yasar Buyukanit, ya lo decía claramente en una entrevista publicada ayer en el diario Hurriyet No nos han pedido nuestra opinión, pero se desvía de la posición oficial El general se quejaba además de que teniendo 40.000 soldados en Chipre nos hemos enterado por televisión Además, aunque esta trapisonda de última hora no se hubiera producido, el desacuerdo persiste sobre la cuestión de fondo que es la suspensión parcial de las negociaciones.