Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO Medio ambiente VIERNES 8 s 12 s 2006 ABC El virus Ébola diezma a los gorilas Biólogos de la Universidad de Barcelona alertan sobre el riesgo de extinción del gorila de llanura en el Este de África s Las epidemias de Ébola han matado a más de 5.500, el 25 por ciento de su población estimada POR S. BASCO MADRID. Esta vez no se trata de los gorilas de montaña. Ni de Sigurney Weaver dejándose la salud y hasta la vida- -en la piel de la naturalista Dian Fossey- -en su lucha contra los cazadores furtivos. Las víctimas son ahora los gorilas de llanura Gorilla gorilla del occidente africano. Su asesino es el virus Ébola y ha matado a más de 5.500 en la última década, el 25 por ciento de la población estimada para esta especie. Quienes en este caso se han dejado las pestañas en su defensa son los científicos de un equipo de la Facultad de Biología Animal de la Universidad de Barcelona, encabezados por Magdalena Bermejo y José Domingo Rodríguez- Teijeiro. Su trabajo, que comenzó en 1995 como un proyecto de desarrollo del ecoturismo como alternativa a la caza comercial de gorilas, ha derivado en un gran estudio de campo, en el que han colaborado la Universidad de Upsala y el Instituto Max Planck, y cuyo resumen publica hoy la revista Science La preocupante conclusión del informe es que la variedad del Zaire del virus Ébola- -el Zebov- -ha matado al 95 por ciento de los gorilas del santuario de Lossi, un parque protegido en la República del Congo. Se ha llevado por delante a un total de 5.500 ejemplares, de los cerca de 22.000 que integraban su población estimada en esa región. La conclusión es que, de continuar el virus su progresión y si la caza comercial se mantiene, esta especie estará al borde de la extinción antes de cinco años. La región limítrofe al santuario de Lossi fue afectada por dos brotes epidémicos consecutivos: el primero, entre octubre de 2002 y enero de 2003, acabó con 220 de los 238 gorilas a estudio; el segundo, entre octubre de 2003 y enero de 2004, mató a 91 de los 95 ejemplares bajo vigilancia. En ambos brotes, la mortalidad afectó al 95 por ciento de los gorilas expuestos al Ébola. La mortalidad, similar a la registrada entre las poblaciones de chimpancés de la zona, es superior a la estimada entre la población humana, que rondó el 80 por ciento de los afectados por la epidemia de 1976, junto al río que ha dado su nombre al virus. Un virus muy activo El virus Ébola es el responsable de una enfermedad febril aguda, muy severa y a menudo muy mortal, que afecta a seres humanos y a primates. El reconocimiento del virus se hizo por primera vez en 1976 durante una epidemia simultánea en Zaire y Sudán. Del total de 550 casos registrados, fallecieron 470 personas. Se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como la sangre, la saliva, el sudor, la orina o los vómitos. Su incubación y desarrollo provocan la muerte, en un plazo medio de 20 días, al 80 por ciento de las personas infectadas. El reservorio del virus parece hallarse en murciélagos y aves. Gorila adulto, un macho de 17 años, procedente de la región occidental de África infectar a grupos distintos con relativa facilidad. La transmisión entre diferentes grupos amplifica la mortalidad entre la población de simios. Este mecanismo de contagio, estiman los investigadores, haría posible la aplicación de vacunas como método de frenar la expansión del virus. Si se logra vacunar a aquellos grupos contiguos a los infectados, se podría romper la cadena de transmisión y limitar el impacto. Los investigadores concluyen su estudio con una sombría advertencia a los gobiernos de Gabón y la República del Congo: si no se logra frenar la expansión del virus, y si la caza comercial autorizada no disminuye la presión sobre las poblaciones locales, antes de cinco años se habrá llegado al borde de la extinción ecológica del Gorilla gorilla AFP EL ÉBOLA ATACA A LOS GORILAS CAMERÚN REPÚBLICA CENTROAFRICANA El contagio Después de esa primera epidemia y hasta el año 2003, no se había asociado el virus con especies animales y se desconocía cuál era su reservorio, es decir, en qué organismo se aloja sin afectar a su huésped. Hace tres años se descubrió que el ser humano contrae el Ébola por manipulación, o por ingesta, de animales que encuentra muertos. El año pasado se descubrió que el virus lo contagia un tipo de murciélago, que sería su reservorio, aunque meses más tarde se comprobó que algunas especies de aves también lo hospedan. Los simios se contagian al chupar las mismas hojas o frutos que los murciélagos, y a su vez infectan a sus congéneres a través de la sangre, la orina, la saliva o el vómito. El Ébola se transmite con facilidad entre los individuos de un mismo grupo, siendo rapidísimo el mecanismo de contagio- -11,2 días- y es capaz de GUINEA ECUATORIAL LOSSI GABÓN REP. DEL CONGO El virus mató al 95 por ciento de los gorilas infectados entre los años 2002 y 2004 La aplicación de una vacuna lograría frenar el mecanismo de transmisión N OCÉANO ATLÁNTICO Más información sobre este estudio: www. eurekalert. org jrnls scie emb scipak pdf bermejoSOM. pdf Parques afectados por el Ébola Hábitat de los gorilas Parques libres del virus ABC