Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8- -12- -2006 77 Fuertes: El aire acondicionado estaba a tope C. A. MADRID. Miguel Ángel Fuertes, uno de los españoles embarcados en Happy Feet junto con Irina Yébenes, comenta que este proyecto le ha llevado siete años a la productora Animal Logic. Este especialista en animación comenta que en sus puestos en los estudios Fox en Sidney trabajaban con el aire acondicionado a tope, para sentir, transmitir y reflejar el frío ambiente en el que se desarrollaban las tramas Fuertes explica que George Miller, el director de la película, llamaba a este método animación al estilo Actor s Studio Para Miguel Ángel Fuertes, este título no es animación para niños, sino cine en el que se ha empleado la técnica de la animación Para que se hagan una idea de la laboriosidad de su labor, basta el dato Dejamos para el final un dato de que en pantalla aparecen un total de 120.000 pingüinos. dia película resuelta: canciones, un estilo original de baile y la evidente moraleja de respetar al otro con todas sus peculiaridades. La nómina de voces que han doblado a estas criaturas tan resbaladizas es espectacular. En la versión original, el protagonista es Elijahn Wood, especializado en papeles de rarito- Mumble rehusa ver su baile como un problema, y no quiere renunciar a la parte de sí mismo que hace que sea único mientras que Nicole Kidman volverá a desplegar sus encantos, esta vez a través de su voz que cede a la sexy Norma Jean (en claro homenaje a Marilyn Monroe) Ella es la única de la comunidad que verdaderamente cree que Mumble no tiene ningún defecto. Está a favor de su hijo Completan la lista Hugh Jackman (especializado en el doblaje, después de prestar sus cuerdas vocales al protagonista de Ratónpolis y que pone voz al padre, Memphis; Brittany Murphy, que interpreta a Gloria, quien con su voz enamora a Mumble; Hugo Weaving, Robin Williams (que interpreta a tres personajes) y Anthony LaPaglia, entre otros. En la versión doblada al castellano, que es la única que se puede ver en los cines españoles (los amantes de la versión original deberán esperar a que salga en DVD) Carlos Latre se convierte en el protagonista absoluto, ya que dobla a varios personajes. Sin restarle mérito a Latre, es importante señalar que tampoco se puede ver una versión doblada al completo, pues los grandes números musicales se escuchan en las voces originales, eso sí, sin subtítulos. Alqo que resulta algo complicado de entender, pues si se dobla el filme para facilitar el visionado a los más pequeños, por qué no se hace los propio con las letras. Más aún cuando éstas no son conocidas por la mayoría de ellos, aunque sí por sus padres. A parte de esto, la película promete convertirse en la más taquillera de la Navidad. Más información sobre la película: wwws. warnerbros. es happyfeet Happy Feet Australia 2006 86 minutos Género- -Animación Director- -George Miller VocessNicole Kidman, Elijah Wood Ecología a ritmo de meneíto JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Los pingüinos, ya se sabe, son como patos mareados, es decir, tienen una pinta de bobos bobalicones, tan tontos tan tontos, que da gusto verles. Todo el mundo los quiere. Desprenden una ternura tal que parece mentira que el cine no les haya metido mano en las aletas mucho antes pues en realidad son carne de animación. Así que George Miller, el de Mad Max se puso a la tarea. Era un trabajo alejado de lo que se supone en él, pero le ha quedado una cosa muy maja, un regalo navideño con montón de presentes dentro de la caja, buenas do- sis de ecología, mucha tecnología punta (realmente bien lograda sobre todo teniendo en cuenta que, a nivel de expresión facial, estos son más complejos que otros animales) y, por encima del resto, una banda sonora excepcional, lo que eleva a grados insospechados el nivel de la película. Claro que a los pingüinos mareados estos se les va el calor por algún lado, y es el del guión, que no es nada original y lo tenemos revisto. De nuevo, el patito feo de la banda, repudiado y apartado por todos, y su consiguiente reacción de valentía, arrojo y heroicidad que lleva a una revolución contra el poder establecido. Así que también tenemos mensajes de levantamiento ante la injusticia. Pero por encima de esto, la verdad es que son tan patosos y tan bobos que a uno se le va el corazón tras ellos. Con la cantidad de armas, sangre y crueldad reinante que hay últimamente en las pantallas, se agradece algo de optimismo e inocencia. Teniendo en cuenta a quién va dirigido y en las fechas señaladas, queda un regalito muy mono aderezado con un ritmo de sabrosón caribeño que da alegría al trabajo de Miller. Mucho de esto ya lo habíamos visto antes, pero va a ser Navidad, así que regalemos estrellas al personal.