Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8- -12- -2006 La subasta de La Virgen y el niño de Botticelli, récord del artista con 5,6 millones 73 El español Pedro Ruscalleda muestra detalles de un retrato de Jacqueline Picasso EFE La fotografía logra intimidar a la pintura en la ArtBasel de Miami Esta Feria del arte contemporáneo apuesta por lo más cotizado de última hornada. Picasso y Warhol, en otro plano LAURA REVUELTA ENVIADA ESPECIAL MIAMI. Puestos a buscar una imagen que resuma la feria de ArtBasel Miami de este año aquí la tienen: el actor Keanu Reeves delante de una escultura de Murakami y escuchando atentamente las explicaciones de Emmanuel Perrotin, un prestigioso galerista francés quien, además, en una glamourosa revista editada para esta ocasión presenta su nueva galería en la zona. Lujo y más lujo, o miel sobre hojuelas, elevado al cuadrado o al cubo. Desde luego, con este comienzo de campanillas cinematográficas hacemos bien cierta la sentencia de una imagen vale más que mil palabras, y también hace honor a ella ya que estamos en la feria de ArtBasel Miami, donde se demuestra una vez más que la fotografía reina en el mercado del arte contemporáneo, aunque la pintura no se deja intimidar. Y aseguramos que esta frase vale más que mil palabras, porque toda ella encierra las claves para saber de qué va este encuentro comercial y artístico que en su quinta edición crece como la espuma: actor famoso o en su defecto coleccionista que parece recién salido de una película absorto ante la pieza de un artista contemporáneo, cuyo nombre puede sonar a cómic manga y cuyos dibujos y esculturas bien pueden parecer recién salidos de un cómic manga Ya están las claves: glamour y contemporaneidad cien por cien. Aquí no vale la pena perder el tiempo buscando picassos. Haberlos haylos, pero son pecata minuta si los comparamos en número por supuesto, no en precio- -con el ya citado Murakami, por poner un ejemplo de la penúltima hornada. Parece como si Miami fuera el único lugar del mundo donde no todo empieza y acaba en el arte del maestro malagueño por mucho que algunos se empeñen. Hasta su nieto Claude Picasso ha pasado por aquí mirando de todo un poco, menos las cosas de la familia. Recordemos que la pasada edición de ArtBasel en su sede de Basilea (Suiza) de nuevo Picasso volvió a ser la estrella del mercado, pero aquí hemos cruzado el charco y los coleccionistas buscan otras historias más acordes con las últimas modas o con las exposiciones y revisiones sobre arte contemporáneo que presentan los más relevantes museos en esta materia. Basilea es Europa, el Viejo Continente, y Miami y su feria, el centro al que van a parar todos los ricos coleccionistas que pueda haber de norte a sur del continente americano, de Argentina a Canadá. Por ello aquí si no sabes español no pasa nada. La clave está en el dinero y en tener las ideas claras sobre cuáles son los nombres fundamentales para tener una buena colección de arte contemporáneo, de esas que epatarían al curator más puntero. Fotografías pixeladas Ni siquiera Warhol, a quien pudiéramos considerar un gran clásico para el público norteamericano, domina el escenario. Su cotización sube pero no tanto como en años anteriores, y su presencia decrece a favor de otros creadores que hoy por hoy tienen muchas más cosas que decir. Aquí van unos cuantos nombres de artistas por los que realmente se muere el coleccionista de estos lares: Thomas Ruff, con sus excelentes fotografías pixeladas, Berlinde de Bruyckere, Erwin Wurm, Julian Opie (de quien la semana que viene se celebra una gran exposición en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga) Thomas Hirschhorn (de quien ahora se puede contemplar obra en la Bienal de Sevilla) Fabian Marccacio, Monteum Rosenblum (que exponen en el MUSAC, de León) Stephan Balkenhol, William Kentridge, McCarthy (un veterano en la irreverencia que, sin embargo, ha alcanzado toda su fama y prestigio ya a una edad bien madura) y nuestro Juan Muñoz, de quien hemos descubierto dos excelentes piezas en medio de esta inmensidad. Como señalaba una galerista española presente en la feria, bien está que se tome buena nota para que el mercado español abra perspectivas. Esto venía a cuento, ante la no despreciable cantidad de público español que ha venido hasta aquí a fisgonear, quizá debido al largo puente nacional y a que la eclosión artística que ha experimentado esta ciudad no se resume a la feria de ArtBasel Miami, sino también en las otras miniferias que han surgido a su vera y al calor de sus millones, a chupar un poquito de su sangre: cerca de una decena (Scope, Pulse, PhotoMiami, Nada, Pool, Diva... donde todo es mucho más asequible, no sólo por el volumen de galerías participantes sino también a la hora de comprar obra de artistas más discretos pero que en ningún caso van a dejar de coquetear con los lenguajes más contemporáneos. Más información: http: www. artbaselmiamibeach. co m ca cc ss Ruiz de Samaniego, comisario del Pabellón Español de la próxima Bienal de Venecia S. G. MADRID. Alberto Ruiz de Samaniego ha sido designado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (Seacex) comisario del Pabellón Español de la próxima Bienal de Venecia, que tendrá lugar el próximo verano. Titular de Estética y Teoría de las Artes, en la Universidad de Vigo, Ruiz de Samaniego es Doctor en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid. Magister en Estética y Teoría de las Artes, por el Instituto de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad Autónoma de Madrid, y traductor. Asimismo, ha colaborado en diversas publicaciones Arte y Parte Revista de Occidente Lápiz Diario 16 El correo gallego y Exit En la actualidad es crítico de arte del suplemento ABCD las Artes y de las Letras También ha sido comisario de varias exposiciones (Antón Lamazares, Manuel Vilariño) así como diversas colectivas de arte contemporáneo (La Isla Futura: arte joven cubano, Arte y nihilismo, 5.000 años de arte moderno) Ha publicado numerosos libros. En la edición anterior de la Bienal de Venecia, dirigida por María Corral y Rosa Martínez, el comisario del Pabellón Español fue el catalán Bertomeu Marí, que eligió para representarlo al artista, también catalán, Antoni Muntadas, que elaboró su trabajo bajo el nombre de On Translation: I Giardini