Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 s 12 s 2006 MADRID 53 Rouco alerta contra el laicismo radical y su negación oficial de Dios El cardenal anima, durante la Vigilia de la Inmaculada, a un diálogo franco entre Cristianismo y Europa para hacer frente al fundamentalismo islámico JESÚS BASTANTE MADRID. El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, alertó ayer contra el laicismo radical y sus tesis central de la negación oficial de Dios que a lo largo de la historia de la Humanidad, y muy especialmente durante el siglo XX, han puesto en evidencia a dónde lleva a la sociedad y a la comunidad política el desligarse de la ley natural, fundada en la recta razón y en el patrimonio espiritual y moral históricamente acumulados El purpurado hizo estas afirmaciones durante la homilía con motivo de la Vigilia de la Inmaculada, cuya celebración diocesana tuvo lugar anoche en la catedral de La Almudena. A la misma, que ayer cumplió su sesenta aniversario, acudieron varios miles de fieles. Otras dos vigilias se celebraron en las basílicas de la Merced y Jesús de Medinaceli, mientras que las diócesis de Getafe y Alcalá acogieron sendas vigilias en sus templos principales. La niebla y el frío, así como una incipiente lluvia, que a medianoche se hizo más intensa, no fueron obstáculo para que la catedral de Madrid casi alcanzara el lleno. En su mayor parte se trataba de jóvenes y de familias, así como de la totalidad de los seminaristas de la diócesis. Otros muchos acudirán este mediodía a la Misa Mayor, que también presidirá el cardenal en La Almudena. 60 vigilias La de ayer fue la número 60 de las vigilias en honor a la Inmaculada Concepción de María, que arrancaron en 1947 de la mano del jesuita Tomás Morales- -fallecido en 1994 y actualmente en proceso de canonización- -con un grupo de 300 empleados en una iglesia de la calle Zorrilla, y pronto se extendió por todo Madrid. Hoy, se celebran en todas las diócesis españolas y en diversos países iberoamericanos. Inicialmente, estaban dirigidas sólo a los hombres, pues era el sector que se suponía estaba más alejado de la Iglesia. La catedral de La Almudena se abarrotó de jóvenes y familias, pese a la niebla y al frío El cardenal Rouco, durante la Vigilia de anoche en La Almudena Madrid, el hombre ha continuado rindiéndose a la tentación de pecar hasta el punto de autoconsiderarse y de autoproclamarse así mismo como Dios, la última instancia que decide sobre lo que es bueno y lo que es malo Se niega a Dios y se le falsea constantemente indicó Rouco, si bien afirmó que al mismo tiempo se le busca con incesante afán en las circunstancias más angustiosas de la existencia personal y colectiva Una constante en la historia humana que, en opinión del cardenal de Madrid, se asemeja a un caminar en zig- zag a la búsqueda de la verdad de Dios En estas circunstancias, la Inmaculada Concepción simboliza, dijo Rouco la victoria de Dios, que es amor y que puede verse también en las circunstancias actuales del año 2006. En una sociedad fuertemente influida y condicionada por propuestas y visiones de la vida personal y social sin Dios Ella, María Inmaculada, se alza luminosa como el faro radiante de la auténtica esperanza Aun cuando, como sucede hoy, se socavan los fundamentos éticos, prejurídicos de un Estado, que quiera plantear y realizarse como Estado social y democrático de derecho JULIÁN DE DOMINGO Llamada de atención Esperanza frente al pecado Frente al laicismo radical que postula la negación oficial de Dios el cardenal de Madrid recordó cómo Benedicto XVI viene invitando insisten- temente a un diálogo franco y noble entre el pensamiento cristiano y el laicismo europeo, abierto al aprecio de las raíces cristianas de la historia de Europa más aún cuando ambos se encuentran ante un reto cultural, religioso y humano formidable: el del fundamentalismo islámico subrayó Rouco. Durante su alocución, Rouco Varela animó a los presentes a hacer suyo el camino de la esperanza simbolizada en María, que ha engendrado en el mundo y para el hombre la esperanza en lugar de seguir el camino de Adán y Eva, expulsados del Paraíso por querer ser como diócesis. He ahí el comienzo de una historia de pecado que va a llevar al hombre una y otra vez a su ruina espiritual y física, a la desesperación y a la muerte Como entonces, en la actualidad, denunció el cardenal de Llevar al mundo consuelo, aliento y esperanza El purpurado recordó la polémicas palabras del Papa en Ratisbona, así como su última visita a Turquía, para apelar a un diálogo entre culturas y religiones accesible a la razón y a la que tiende intrínsecamente la fe Esta llamada de atención del Pontífice es más que una invitación: ¡es un apremio histórico! Precisamente, Benedicto XVI envió un mensaje a los presentes en la Vigilia, en el que les invitó a contemplar la bondad divina expresada en las actitudes de María al tiempo que instó a los católicos a llevar el consuelo, el aliento y la esperanza a un mundo que se debate entre el bien que desea y el mal que acecha en su corazón, conformándole en las fronteras de un inoportuno egoísmo El Papa destaca además la figura de María, cuya Concepción Inmaculada es alborada de la Encarnación, representante de una pura humanidad llamada a corresponder con un sí al Señor y anuncio de la realización de las profundas expectativas del hombre que ansía una verdadera salvación