Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID VIERNES 8 s 12 s 2006 ABC AL DÍA SE DICE, SE COMENTA La Academia. El vicepresidente Alfredo Prada recalcó ayer que la dimisión de la directora gerente de la Academia de Policía de Madrid, Belén Carratalá, se debe exclusivamente a razones personales y familiares serias y rigurosas Pero la dimisión ha servido para que el PSOE y algunos sindicatos intenten montar una escandalera a costa de insinuaciones y acusaciones veladas. Si los socialistas tienen tan claro que se han cometido CARTAS DE LOS LECTORES irregularidades, que las denuncien ante la justicia. De lo contrario, parecerá que Simancas sólo quiere aprovechar un inopinado cartucho para olvidar el caso Ciempozuelos y otros de similar calado. Izquierda Unida. En la coalición no hay paz. Tanto que en los pasillos de la Asamblea, su coordinador, Fernando Marín, y el ex, Fausto Fernández, se critican a través de los periodistas. Ya no es que no se hablen, es que ni se miran. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: madrid abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Ignacio Ruiz Quintano Robo en el coche Está visto que en Madrid para poseer un coche debe hacerse tras poseer una plaza de aparcamiento propio. No voy a hacer apología de los parquímetros, aunque reconozco que al menos en mi calle han servido para facilitarnos el hecho de aparcar sin hacerlo a una gran MODERNIDAD ue el alcalde haya escogido una felicitación navideña sobre la modernidad sobre el liberalismo, al fin y al cabo, aunque esto es muy largo para explicarlo en medio folio significa que el alcalde está decidido a ir a las elecciones de liberal. Y que para sostener su posición haya escogido, entre liberales, un texto de Octavio Paz en vez de un texto de Esperanza Aguirre revela que el alcalde marcha por el buen camino y que lo de confiar su alimento espiritual al pitas- pitas- pitas del mirandés Calixto Bieito sólo fue una calaverada de estío. ¡Paz! Lo que hubiera dado Rodríguez por llamarse Paz, no como Octavio, que sería un facha, sino como su amigo Javier de Paz. Ya estoy viendo la placa municipal: Aquí vivió José Luis Paz, pacificador del Norte o Septentrión. Pero eso la placa de José Luis y la paz del Norte todavía está lejos. Lo que cuenta, como navideñamente ha dicho el alcalde, es el presente. El presente son los túneles alpinos de la M- 30, pero también esas farolas marineras de Tirso de Molina, fruto, seguramente, no del diseño, sino del excedente de algún constructor de esos que te levantan el adosado cantando a las gaviotas de Perales. Y las luces de Navidad. El esfuerzo de los madrileños en no parecer religiosos con las luces es de un patetismo sólo comparable al de los londineneses, si decidieran hacer en estas fechas un esfuerzo en parecer... taurinos. Hasta en Arganda ha salido un colegio haciendo ascos a la Navidad. Y estos laicos, ¿cómo se las arreglan para explicar el puente de la Inmaculada? ¿Con la vicepresidenta Fernández posando en traje de Murillo junto a las vidrieras del Viaducto? Consideremos el asunto de la laicidad espesa y municipal, que es expresión rubeniana, no como una banda de meapilas y chupacirios, sino como una agrupación de comerciantes del centro de la ciudad: cerremos las iglesias y sustituyámoslas por Casas del Pueblo, dirigiendo hacia ellas, en horario gallego, los autobuses atestados de japoneses. Y echemos cuentas. ¿A cuánto nos saldría el metro de tonto? Entonces las puertas de la percepción se entreabren y aparece el otro tiempo, el verdadero, el que buscábamos sin saberlo. La modernidad. Q ABC Vallas contra jabalíes en Las Rozas DIMES Y DIRETES M. D. El Ayuntamiento de Las Rozas ha comenzado a colocar vallas cinegéticas en algunas de sus zonas habitadas más afectadas por el paso de jabalíes, como El Cantizal, Parque Rozas y los aledaños de la Ciudad del Fútbol. El Consistorio ya ha instalado más de un kilómetro de vallas, del total de siete kilómetros previstas. distancia, ya que mi calle es zona verde y las de alrededor también. Sin embargo, no es ese el asunto que me lleva a escribir esta carta, si no la gran inseguridad que siento al dejar aparcado el coche en la puerta de mi casa y comprobar que a pesar de no contar con prácticamente ningún objeto que pudiera ser de valor material si había alguno que otro de valor sentimental. En dos semanas me han abierto el coche dos veces por la misma puerta, y han registrado y han encontrado exactamente lo mismo las dos veces: nada. La primera vez el coche estaba aparcado enfrente de mi casa, aunque el edificio que tenemos al lado impedía mantener una visibilidad del coche. En aquella ocasión no sé si por las prisas o por qué extraña razón, sólo se apropiaron de un recuerdo de familia, una linterna de los 20 duros (que encima tenía el cristal roto) y el juego de luces. En esta ocasión, el robo ha ocurrido estando el coche aparcado debajo de las ventanas de mi casa, y a lo que se han dedicado afanosamente ha sido a revolver todo el maletero, destrozar los altavoces o intentar robarme la radio, pero hoy mi coche ni arrancaba. Pues bien, tras pasar esto, y hacer memoria, uno se tiene que dar con un canto en los dientes, porque afortunadamente no se han llevado el coche ni para despiezarlo ni para quemarlo en cualquier descampado. No es el primer coche de mi calle con el que ha empezado una ola de vandalismo y probablemente no será el último. Patricia Fuero Haro Ignacio del Río Ex concejal de Urbanismo MADRID Y EL MAR E speranza Aguirre se quejó de que Zapatero le apunta en la cuenta presupuestaria de Madrid la reparación de buques. Aguirre, que ha sido antes concejala que Presidenta, seguro que no desconoce la vinculación de Madrid con el mar. Don Álvaro de Bazán, bajo cuya capitanía sirvió Cervantes, tiene su esta- tua presidiendo la Plaza de la Villa para recordar a las generaciones presentes que nuestra Armada, hace siglos, fue Invencible. Los Ingenieros Navales se han formado en la Escuela que pertenece a la Universidad Politécnica, en el recinto universitario de Madrid. E incluso hace años se hicieron las pruebas del barco español del Desafío Copa América en nuestra ciudad aprovechando las instalaciones de la Escuela y el túnel del viento que existe en el Instituto de Técnicas Aeroespaciales. Por si faltaba poco, cerca de Aranjuez está el mar subterráneo de Ontígola y hay una estación de metro, que eso si lo debe saber, que se llama Mar de Cristal. Hoy en el mundo actual se lleva la deslocalización. Se di- seña en París o en Roma, se fabrica en Asia y se vende en Nueva York. Incluso los arquitectos proyectan sus edificios en sus estudios, a miles de kilómetros del lugar de construcción. Lo importante en la economía actual es el valor añadido y Madrid, que tiene una estructura profesional e industrial potente, puede aportar a la industria naval diseño, equipamiento y tecnología para su integración en los cascos de los buques que se construyen en los astilleros. Como se ve Esperanza Aguirre, que también se queja del presupuesto de los informativos de Telemadrid, no aprecia los esfuerzos de Zapatero por la economía madrileña. Una economía que tiene una Consejería competente algo oscurecida y apática a la hora de abrir nuevas oportunidades, como hacen los franceses que han desarrollado una mercado de embarcaciones deportivas apoyado en ventajas fiscales. Por algo se empieza y que Zapatero nos adjudique la reparación de buques demuestra su bondad política. No todo van a ser cupos de inmigrantes llegados a las costas españolas y abandonados en la estación de Mar de Cristal. Tampoco, afortunadamente, en esta política de deslocalización, Zapatero nos deja a Otegui y su cuadrilla, que sólo viene y, de vez en cuando, a la Audiencia Nacional. Ahora bien, puestos a deslocalizar, yo enviaría al batasuno y compañía al desierto del Gobi, en Mongolia, que seguro que también tienen elecciones municipales.