Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 35 Los comandantes paramilitares colombianos rompen el proceso de paz A. DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Al Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, el hombre que en Colombia media con los delincuentes más peligrosos, sólo lo dejaron hablar cinco minutos. Después de hacer una revisión minuciosa de lo que ha sido este largo y accidentado proceso de paz, le notificamos que este proceso se termina y acto seguido los 59 comandantes paramilitares se levantaron de la mesa dejando sin palabras a Restrepo. La decisión de suspender unos diálogos que en cuatro años han permitido desmovilizar a más de 30.000 paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) grupos de derecha que se formaron en los ochenta para combatir a las guerrillas de izquierda, se veía venir. En las últimas semanas varios hechos demostraron hasta qué punto los paramilitares se han mimetizado en las altas esferas de la política colombiana. El primero en hablar fue el senador Miguel de la Espriella, quien le contó a los medios locales cómo, cinco años atrás, varios legisladores se habían reunido con la cúpula de las AUC para negociar control político en las regiones. Tras eso, tres senadores terminaron en prisión y otros seis están en indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia, entre ellos, Álvaro Araújo, hermano de la actual Ministra de Relaciones Exteriores colombiana, Consuelo Araújo. Miembros de la tribu seminola saludaban ayer desde la marquesina del Hard Rock Café de Times Square, en Nueva York AFP Los indios compran Hard Rock La tribu seminola, originaria de Florida, ha llegado a un acuerdo para adquirir la cadena de restaurantes y casinos Hard Rock Café por 965 millones de dólares a Rank Group, según informó ayer la compañía británica POR ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Los indios seminola de Florida han comprado la cadena Hard Rock Internacional por más de 965 millones de dólares o, lo que es lo mismo, más de 725 millones de euros. Es la primera vez que una tribu india adquiere de un bocado una corporación así. La noticia puede chocar a quien siga suponiendo que los indios americanos pasan el día bogando en canoa y pidiendo perdón a los ciervos por cazarlos. Hoy en día, las reservas indias son puntos calientes de negocio, singularmente del negocio del juego, la especialidad de los seminola de Florida, que hasta ahora ya explotaban en régimen de franquicia dos hoteles y dos casinos de Hard Rock. También regentaban con éxito cinco casinos ajenos a la marca. Hard Rock es un imperio de 124 cafés en 45 países y 68 tiendas y restaurantes (tres de ellos en España, concretamente en Madrid, Barcelona y Canarias) y tiendas. La operación incluye todos los objetos de culto musicales que constituyen el distintivo de la cadena. El presidente de la tribu seminola de Florida, Mitchell Cypress, aseguró que mantendrán la sede de Hard Rock en Orlando. Decir presidente de la tribu seminola no alude a un cargo honorífico ni a presidir un consejo de administración. En los Estados Unidos, las tribus indias son lo más parecido a una autonomía en España, incluso a una con aspiraciones nacionalistas. Se consideran naciones aparte dentro de la nación americana. Después de una larga y feroz historia que incluye guerras con los españoles y con los Estados Unidos de nuevo cuño, pérdidas dramáticas de territo- Del negocio del tabaco al del juego La tribu seminola, con sede en Hollywood (Florida) y formada por 3.300 miembros, procede de un centenar de indios que a finales del XIX se negaron a ser reasentados en Oklahoma. Se rige por un gobierno soberano a través de un Consejo Tribal de cinco miembros elegidos por votación. Empezó con el negocio del tabaco en 1977, y en 1979 con los casinos. El producto de sus inversiones se destina a servicios públicos propios, como cuerpos de policía y bomberos, servicios sanitarios de emergencia, educación, salud, vivienda, etc. En la actualidad, más del 90 por ciento del presupuesto de la tribu proviene de los ingresos de actividades relacionadas con el juego. rio durante la guerra civil americana, porque tenía que pasar por ahí el ferrocarril, o incluso porque habían encontrado petróleo, las tribus lograron una especie de pacto de caballeros con el gobierno federal: si se ceñían al perímetro de las reser- vas indias, dentro de ellas vivirían con un régimen bastante autónomo. La idea es que esto les permitiera preservar sus tradiciones ancestrales. Con cierta sorpresa se constató que lo que hicieron fue crear paraísos fiscales y de negocio, como Gibraltar en España. Muchos americanos creen que los indios no pagan impuestos. Sí los pagan; pero se benefician de leyes propias en ciertos asuntos. Eso permite vender tabaco más barato en las reservas indias, o llenarlas de casinos, aunque su Estado de referencia tenga legislación contra el juego. Para los americanos contrarios a la autonomía india, esto es tomar el pelo al resto de ciudadanos. Para los indios es una cuestión de soberanía que no se discute. Incluso dicen que si se han vuelto tan negociantes, es por la influencia del hombre blanco. En 1822 la tribu seminola (cuyo nombre significa los indomables) estaba formada por 3.100 indios y 800 negros huidos de la esclavitud. En un censo de hace seis años ya se les cifraba en un total de 27.431 almas, la mayoría de ellas, en Oklahoma. Sólo un 25 vive en Florida. Fugarse de la cárcel Luego la inteligencia estatal recibió informaciones según las cuales los ex jefes paramilitares estaban planeando fugarse de la cárcel. Ante las numerosas irregularidades que se presentaban en el centro de reclusión- -órdenes de asesinatos selectivos y exceso de lujos- -hace cinco días el recién reelecto presidente Álvaro Uribe decidió trasladarlos a una prisión de máxima seguridad. Fue entonces cuando los ex comandantes se retiraron de un proceso en el que han recibido numerosos beneficios, entre ellos no ser extraditados a los EE. UU. y la certeza de no purgar más de ocho años de prisión pese a que se les acusa de delitos de lesa humanidad. Uribe aseguró ayer que los jefes de las AUC no serán extraditados, siempre y cuando se sometan a la ley de justicia y paz, la cual les exige reparar a las victimas.