Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8- -12- -2006 Turquía siembra la confusión en la UE con una nueva propuesta sobre Chipre Recep Tayip Erdogán 31 Indiferencia en Bagdad hacia el informe Baker ABC BAGDAD. Tanto los partidos en el gobierno en Bagdad como la oposición iraquí se manifestaron ayer indiferentes ante el informe de la Comisión Baker- Hamilton. Mientras, la violencia siguió un día más con el asesinato del decano de la Facultad de Psicología y Educación de la Universidad de Bagdad y de un jefe de seguridad del Ministerio de Educación. Además, un artefacto, colocado en el cruce de una calle céntrica explotó cerca de dos coches policiales y causó la muerte de dos agentes, Tres policías se encuentran en estado grave y cinco civiles, entre ellos una mujer y dos niños, fueron heridos por la explosión, En Faluya, hombres armados mataron a dos civiles que trabajaban en un comercio de la ciudad, aseguró la Policía. Otro general lanza duras críticas al Gobierno británico El ex jefe del Estado Mayor, Mike Jackson, aseguró que no se presta suficiente atención a la situación de las tropas EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. No son sólo las complicaciones en el frente, también en la retaguardia el Ejército le provoca quebraderos de cabeza a Tony Blair. Si en octubre fue el jefe del Estado Mayor el que generó una polémica al decir que la presencia británica en Irak exacerba la violencia, ayer su antecesor, el general Mike Jackson, acusó al Gobierno de desatender las necesidades de las tropas. El empeoramiento de la situación en Irak y Afganistán ha provocado los últimos meses cierta inquietud en el Ejército, con repetidas voces denunciando la escasez de medios con los que cuenta, pues equipamentos y presupuestos se idearon pensando en conflictos más breves y no tan feroces como los que se libran contra los insurgentes en Irak y los talibanes afganos. Todo el que pensaba que la campaña de Afganistán iba a ser un picnic estaba bien equivocado advirtió el general Jackson en un discurso y en declaraciones posteriores a la BBC, escudado en que ahora puede hablar públicamente sin restricciones porque ya está retirado. Sin entrar a valorar la marcha de las contiendas, al margen de su referencia de que las fuerzas aliadas en Irak no deben ser hipnotizadas con señuelos de fechas de retirada, Jackson se centró en denunciar las condiciones en las que deben servir los soldados, tanto en el frente como en sus destacamentos en el Reino Unido. EUROS para un soldado raso por lo que está haciendo en las operaciones militares es una cifra que apenas impresiona manifestó. Un portavoz del Ministerio respondió a las críticas señalando que Jackson está en su perfecto derecho de decir su opinión en estos asuntos. Si bien no estamos de acuerdo con lo que ha dicho, somos los primeros en reconocer que aunque hemos introducido mejoras, como por ejemplo en la atención médica y los alojamientos, aún podemos hacer más El Ministerio añadió que siempre estará abierto a un criticismo informado Este cruce de posiciones sigue al que protagonizaron en octubre el actual jefe del Estado Mayor, el general Richard Dannatt, y Tony Blair. Dannatt, que sustituyó en el puesto a Jackson en agosto, se estrenó con la reclamación de que las tropas deberían salir de Irak más bien pronto También indicó que su presencia en ese país exacerba la violencia. La reacción inmediata de Blair obligó a Dannatt a tener que matizar sus declaraciones, advirtiendo que no planteaba una salida inmediata de Irak. Blair le mantuvo en el puesto, aunque aquellos días los medios británicos destacaron la débil situación en que Dannatt había quedado. Rafael L. Bardají SIN NOVEDAD EN EL FRENTE l final, el tan esperado informe de la Comisión Baker- Hamilton se ha quedado en fuegos de artificio. Y poco vistosos. Como ya predecían los denostados neocons, poco nuevo podrían ofrecer los miembros de la comisión bipartidista por muy sabios que fueran. Al fin y al cabo, una guerra se gana o se pierde y aunque pocos en Washington estén dispuestos a hacer lo necesario para ganar la guerra de Irak, menos están dispuestos a admitir la derrota sin más. De salida inmediata de Irak, nada de nada. Como mucho, allá por el 2008, con otro presidente, se retirarán las tropas que no sean necesarias para la seguridad. De reducción de efectivos, tampoco. Al contrario, se deben incrementar los soldados dedicados al entrenamiento del ejército iraquí. De condena de la intervención, aún menos. Una mala dirección de las operaciones no significa que las causas de la intervención se pongan en duda. Los Zapateros del mundo que tanto ansiaban las recomendaciones de este grupo, estarán más que decepcionados. Sus propuestas estaban ya en la agenda de Bush quien podrá decir, pero si es lo que vengo haciendo... La única novedad es la esperanza que se pone en una conferencia internacional que dé una salida regional a la crisis iraquí. Se supone que los vecinos Siria e Irán comparten los mismos intereses que los iraquíes y americanos lo que, a tenor de los hechos de estos años, es mucho suponer. Son precisamente estos dos países quienes más han fomentado el caos dentro de Irak. Es lógico que Baker prefiera la negociación al enfrentamiento. Siempre ha sido así. Si por él fuera Ucrania y los Bálticos seguirían perteneciendo a Rusia. Y cientos de miles de iraquíes murieron al haberse opuesto al derrocamiento de Sadam en 1991. Pero la realidad es que si en el 2003 se hubiera forzado el cambio de régimen en Siria e idealmente en Irán, Irak sería hoy un país con menos problemas. A Sueldos bajos En su opinión, los sueldos apenas impresionan y algunos alojamientos son francamente vergonzosos y culpó de esta situación kafkiana al Ministerio de Defensa. Por supuesto que entiendo los problemas del Ministerio para hacer el mayor número de cosas con el presupuesto existente, pero me parece que no se ha hecho todo lo posible indicó. En este sentido, sugirió que no se ha prestado suficiente atención al cuidado de los miembros de las Fuerzas Armadas y sus familias. Poco más de 1.000 libras al mes 1.500 ra que no se trate el asunto como si se tratara de una ensalada de fruta Su colega Hamilton fue más allá y determinó que es terriblemente importante reconocer que no se puede resolver el problema iraquí por partes El sucesor de Rumsfeld Desde luego una cosa está clara: independientemente de las decisiones del presidente Bush, un soplo de aire fresco llega a la Administración Bush en lo que Irak se refiere tras el nombramiento a última hora del miércoles de Robert Gates como nuevo secretario de Defensa de EE. UU. en sustitución de Donald Rumsfeld. Gates declaró durante su comparecencia el pasado martes ante la Cámara Alta que EE. UU. no está ganando en Irak y que estaba dispuesto a considerar nuevas ideas para reconducir la situación. El próximo responsable de Defensa tomará posesión oficial de su cargo el próximo 18 de diciembre y fue elegido por el Senado por una aplastante mayoría de 95 votos a favor y dos en contra. Entre las tareas más inmediatas de su nueva agenda, Gates tiene planeado viajar a Irak para reunirse sobre el terreno con los responsables estadounidenses en la región. El general Michael Jackson durante una visita a las tropas británicas en los Balcanes REUTERS