Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8- -12- -2006 Los alumnos de Primaria sólo podrán repetir curso una vez en toda la etapa 11 que Batasuna sigue siendo una formación ilegal. La resolución judicial no resuelve la situación de la coalición abertzale, pero sí blinda los contactos y reuniones que pueda haber en un futuro dentro del proceso de paz con Batasuna e incluso con ETA. Una vez que la Justicia no considera delito reunirse con Batasuna, el escollo sigue estando en la negativa de la formación de Otegi a cumplir con la ley de partidos y refundirse en una formación legal. De hecho, la vicepresidenta del Gobierno recordó ayer que el Ejecutivo se ha de sujetar a la Constitución, la ley de partidos y el Estado de Derecho Por lo tanto, la pelota sigue estando en el tejado de Batasuna, que es a quien, según el Gobierno, corresponde dar ahora pasos hacia su legalización después de la pista de aterrizaje que podría constituir la decisión del Supremo. El tiempo corre en contra del brazo político de ETA para presentar candidaturas en las próximas elecciones municipales y forales. El Ejecutivo de Zapatero sigue declarando, por activa y por pasiva, que no permitirá que Batasuna se valga de subterfugios- -listas tapaderas o terceros partidos- -para presentarse a los comicios, y que si quiere formar parte de la mesa de política debe tramitar su legalización en la ventanilla de Interior. El abogado Íñigo Iruín ha protagonizado varias intentonas, con la presentación de nuevos estatutos, que no han prosperado. La decisión del Supremo constituye un blindaje que se extendería también al equipo de intermediarios internacionales coordinado por el Alto Representante de la UE Javier Solana, y cuyos miembros despachan personalmente con Zapatero, e incluso al presidente del PSE, Jesús Eguiguren, que se ha reunido hasta en cuatro ocasiones con el dirigente de ETA Josu Ternera y contra quien la AVT interpuso una querella. El auto da cobertura legal a una práctica habitual en los procesos de negociación. Tras esta decisión, el presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo que lo importante no es una resolución que haga un tribunal en un determinado momento, sino que el Gobierno no haga una negociación política ni pague un precio político con una organización terrorista algo que tildó de inmoral El TS cree que sería un fraude corregir la política del Gobierno Asegura que no hay orden expresa que prohíba reunirse con Batasuna y que, por ello, no hay delito de desobediencia N. VILLANUEVA MADRID. Son las Cortes Generales, que representan al pueblo español, las que controlan la acción del Gobierno, por lo que sería un fraude constitucional que alguien pretendiese, mediante el ejercicio de la acción penal y la puesta en marcha de un proceso de la misma naturaleza, corregir la dirección de la política interior o exterior encomendada al Gobierno democráticamente legitimado Éste es el principal argumento que utiliza la Sala Segunda del Tribunal Supremo para archivar la querella presentada por el sindicato de funcionarios Manos Limpias contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; los miembros del Consejo de Ministros; el secretario general del PSOE, José Blanco; el secretario del PSE, Patxi López, y el coordinador de la ejecutiva socialista vasca, Rodolfo Ares. El motivo, la reunión mantenida por López y Ares con dirigentes de la ilegalizada Batasuna el pasado 6 de junio. En el auto de archivo de la querella, la Sala Segunda se pronuncia sólo respecto a las personas que por razón de su aforamiento son susceptibles de ser investigadas por este trición ni de desobediencia (a la sentencia de la Sala Especial del Tribunal Supremo que ilegalizó Batasuna) ni de quebrantamiento de medida cautelar. Los magistrados sostienen que sin orden expresa (prohibición de reunirse con miembros de Batasuna) no puede existir negativa abierta (de los querellados) a su cumpliminento En todo caso- -sostiene la Sala- el ejercicio del control judicial sobre la actuación de los otros poderes del Estado (y concretamente sobre la actuación del Ejecutivo) nunca podrá realizarse haciendo abstracción de la primacía que tiene el principio democrático en el sistema constitucional El PNV exige el mismo trato para Ibarretxe El PNV considera que la Justicia del País Vasco debe seguir la senda trazada por el Supremo respecto a las reuniones con Batasuna y archivar la querella que ha admitido a trámite contra Ibarretxe. Para Emilio Olabarria, el TS ha sentado doctrina y determinado que los tribunales no pueden condicionar la actuación del Gobierno, siempre que ésta se ajuste a los requerimientos de la legalidad Ultimátum de Batasuna Mientras el Alto Tribunal resolvía que no es delito reunirse con ETA- Batasuna, la coalición abertzale hacía público un duro comunicado, en un tono similar al utilizado por la propia banda terrorista, dirigido al presidente del Gobierno, al que recrimina que no haya atendido al emplazamiento que le hizo para desbloquear la situción de máxima gravedad en la que está el proceso. Así, le insta a dejar de lado las palabras huecas y a dar por finiquitado su apuesta de todos estos meses que, según apunta, se basa en la represión, el condicionamiento permanente de la izquierda abertzale y la negación del debate político Batasuna destaca que es responsabilidad exclusiva del Gobierno español modificar radicalmente su apuesta tras nueve meses nefastos que han conducido al proceso a esta situación de inviabilidad que ahora mismo lleva a que no haya lugar para hablar de expectativas en el proceso Tras los pasos del Supremo Aunque el auto del Tribunal Supremo se refiere a la actuación del Gobierno en su política interior y exterior, fuentes jurídicas sostienen que la decisión del Supremo (órgano jusrisdiccionalmente superior en todos los órdenes, salvo en lo dispuesto en materia de garantías constitucionales) podría ser tenida en cuenta por el TSJ vasco en la causa abierta contra López y Ares, en lo que se refiere a la desobediencia y al quebrantamiento de medida cautelar. Fuentes jurídicas sostienen que el TSJ vasco podría imitar a su superior jerárquico en la causa de López bunal, es decir, Zapatero y sus ministros. Tras reconocer que la Justicia puede ser llamada a controlar la acción del Gobierno cuando sus miembros, en el ejercicio de sus cargos, concurran en algún ilícito penal, en este caso los hechos relatados no son constitutivos de delito alguno, ni de prevarica- ABC. es Texto íntegro del auto del Tribunal Supremo sobre la reunión con Batasuna en www. abc. es