Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7- -12- -2006 91 GENTE www. abc. es gente Gina Lollobrigida, compuesta y sin novio El empresario catalán Javier Rigau ha optado por cortar por lo sano su relación con la diva, harto del acoso mediático al que está siendo sometido y cansado también de algunos aspectos de su noviazgo POR BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. A través de un comunicado enviado por el despacho del abogado Javier Saavedra el novio de la actriz italiana Gina Lollobrigida, el empresario catalán Javier Rigau, ha anunciado la ruptura de su relación. Si sorprendente fue la portada de Hola en la que la pareja anunció su enlace, más sorprendente aún ha sido la reacción de Rigau, que ha optado por cortar por lo sano harto como está del acoso mediático que vive y cansado también de algunos aspectos de su noviazgo, según cuentan fuentes cercanas. Lo cierto es que la noticia ni se esperaba ni se temía. A Gina le ha cogido en Estados Unidos, donde no se sabe muy bien qué estaba haciendo mientras su prometido tomaba esta importante decisión. Amigos comunes aseguran que Javier ha sopesado los pros y los contras y ha confesado que no podía más. 34 años más joven que la veterana actriz, Rigau siempre se ha mostrado como un hombre tranquilo y sumamente educado que no entendía cómo la prensa de su país se dedicaba a sacar todo cuanto se sabía de su vida y obra. Tal vez pecó de ingenuidad cuando posó con la Lollo en una exclusiva (se supone que bien remunerada) e imaginó que la vida seguiría siendo igual. lán salieran a la luz. Primero fue la demanda que hace años le puso una empleada de hogar tras acusarle de haberle quemado las nalgas con una plancha. Las investigaciones demostraron que la buena señora no estaba en sus cabales y Rigau fue declarado inocente. Después llegaron los rumores sobre su amistad con un cantante que insinuó conocerle muy bien. A eso se añadieron los comentarios sobre una supuesta relación sentimental con una octogenaria a quien compró una impresionante mansión en Playa de Aro, dicen algunos medios que por 18 millones de pesetas. La buena señora murió a los pocos años dejándole como único propietario. Para colmo de sus desgracias aparecieron también las disputas legales que mantiene con los vecinos de esa casa por un asunto de lindes. Aunque la Justicia le lleva dando la razón desde hace diez años, la familia le ha puesto una querella por la que tendrá que ir al juzgado el próximo mes de marzo. Caprichos de diva Pero ver en los medios todo sus asuntos no ha sido lo único que ha llevado a Rigau a decirle adios a Gina. Insisto que fuentes muy cercanas me aseguran que también se ha cansado de algunos caprichos o gestos de su novia que, como cualquier diva, tiene sus manías y su manera de hacer las cosas. El caso es que a mes y medio del enlace, Javier ha preferido cortar por lo sano. Ayer, su casa se llenó de paparazzi y parece que él optó por viajar a Soria buscando la paz y la tranquilidad que no consigue en su tierra natal. Antes de Nochebuena viajará a Madrid para reunirse con su abogado y hablar de las demandas que piensa interponer a todos aquellos que considera que le han calumniado. En cuanto a Gina... dicen que se encuentra muy desconcertada por la manera en que ha acabado una historia de veinte años, que no ha podido aguantar ni tres meses en titulares. Me temo que aquí no acabará todo. Gina es mucha Gina como para quedarse compuesta y sin novio. Un famoso más Desde aquella sesión de fotos, se convirtió en un famoso más para dar que hablar a la prensa del corazón. Al fin y al cabo, enamorar a la que ha sido considerada una de las mujeres más hermosas del planeta, y conseguir llevarla al altar cuando está a punto de cumplir 80 primaveras, no es algo que suceda todos los días. Desde el primer momento, Gina pidió que dejaran en paz a su novio y criticó a los medios españoles por lo que consideraba un linchamiento. La notable diferencia de edad y la sorpresa de que el noviazgo se remontaba a veinte años atrás, sin que hubiera testigos de primera mano que lo confirmaran, hizo que todos los trapos sucios o limpios del empresario cata- La pareja en el Baile de la Rosa en Mónaco, en marzo de 2004 EPA