Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 s 12 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Maazel respalda la versión del fallo mecánico en el Palau de les Arts El director musical garantiza la representación de Don Giovanni J. R. VALENCIA. El director musical del Palau de les Arts de Valencia, Lorin Maazel, regresó anteayer a la capital del Turia para conocer los detalles de la avería producida el sábado en el escenario del coliseo enclavado en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, y asegurarse de que la programación establecida no sufrirá ningún cambio. En este sentido, nada más concluir el ensayo de Don Giovanni el director declaró que la obra se encuentra en un buen punto escénico y musical y que no fallaremos a nuestro deber confirmando que la ópera que llega a la capital del Turia para celebrar el 250 aniversario del nacimiento de Mozart se representará en las fechas previstas, los días 16, 19, 22, 26, 28 y 30 del presente mes de diciembre. Sobre el accidente en sí, Lorin Maazel comentó que se ha producido un problema mecánico, algo que en el mundo del teatro puede suceder minimizando la expectación creada por una posible alteración de fechas. En su opinión, tenemos la responsabilidad con el público del Palau de presentarle Don Giovanni y lo haremos en las fechas previstas por lo que sentenció que Don Giovanni sigue adelante Austria cierra el año Mozart Salzburgo, ciudad natal del compositor, ha cerrado los homenajes al músico con el Réquiem su última obra JUAN ANTONIO LLORENTE ENVIADO ESPECIAL SALZBURGO (AUSTRIA) El pasado 25 de enero Salzburgo desplegaba el banderín musical que marcaba el comienzo del Año Mozart, coincidiendo con la fecha de nacimiento aquí del compositor 250 años atrás. Este martes, el mismo día en que falleció en 1791, de nuevo a su ciudad natal le ha correspondido el honor de cerrarlo con la música del que ha sido uno de los mayores creadores de la Historia. Incluso alguien se adelantó, programando para los últimos minutos del día 4 un concierto en la Iglesia de la Universidad, frente a la fachada posterior de la casa donde Mozart vio su primera luz. De ese modo, el cambio de jornada se produjo a caballo entre las notas del Introito y el Kyrie del Réquiem Opus 626- -la obra que el compositor no llegó a concluir, y tuvo que ser rematada por su discípulo Franz Xaver Süssmayr- interpretada por un grupo de jóvenes a las órdenes de Konstantin Hiller. Una buena ejecución, que el público que llenaba el templo premió con respetuoso silencio, al no poder aplaudir debido a las normas religiosas dictadas por el lugar. Reacción similar a los dos minutos que siguieron también al Réluna llena, parecía en estas latitudes más propio del estío- volvió a dejar patente su destreza frente al Concentus Musicus, fundado por él hace más de medio siglo. Para el apartado solista, el maestro austríaco ha recurrido a cuatro voces- fetiche de sus últimos tiempos. Empezando por la soprano Christine Schäfer, que en esta edición del Festival protagonizó aquí dos óperas de Mozart dirigidas por Harnoncourt, y hace unos días ofrecía en Madrid un programa Schubert; la mezzo Bernarda Fink, el tenor Werner Güra y el bajo Gerald Finley, todos ellos gloriosos en sus cometidos. Lo mismo que el Coro Arnold Schoenberg, metabolizando las órdenes del maestro, que ha vuelto a someter el pentagrama a una personal lectura, deconstruyendo, potenciando dinámicas, consiguiendo que unos y otros atraviesen sin problemas de un Kyrie extremadamente lento, al margen de estar marcado como allegro; a un Dies Irae con un fraseo afilado y veloz. Como el Rex Tremendae, proyectado por el coro como una ráfaga explosiva. Tras el silencio que siguió a la portentosa interpretación, en el que había tanto de ahogo emocional como de luto por la fecha, los aplausos se prolongaron durante diez minutos. Y más habrían durado si el maestro, en un gesto de humildad, no hubiese disuelto la orquesta pasado ese tiempo. Más información: http: www. mozart 2006. net Un año con el músico Los actos de celebración del 250 aniversario del nacimiento de Mozart comenzaron en enero con la interpretación de la ópera La finta giardinera Aunque quedan todavía por llevarse a cabo varios conciertos, coincidiendo con el día de su mueret (5 de diciembre) se ha celebrado el concierto con el que oficialmente se pone punto final al centenario del músico Nuevo escenario Por otro lado, el director de escena de la producción, Jonathan Miller, de acuerdo con Maazel, y no pudiendo utilizar todo el escenario tras la avería del pasado sábado, ha inventado un nuevo espacio para representar Don Giovanni en el interior de la Sala Principal, aprovechando una parte de la amplia superficie del foso. Para crear la atmósfera apropiada para Don Giovanni Miller utilizará el vestuario, atrezzo y la iluminación. Al concentrar el espacio, se producirá una gran cercanía de los cantantes con el público que exaltará la teatralidad de la representación. Esta solución, apoyada en la autoridad de Maazel y Miller, garantiza que Don Giovanni logrará su auténtica dimensión teatral. quiem programado para la clausura oficial, organizada por la Fundación del Mozarteum de Salaburgo. Un mutismo que hizo pensar que Nikolaus Harnoncourt, uno de los directores más reputados a la hora de abordar las partituras mozartianas, había sacralizado por un instante la Casa de Mozart, el auditorio reabierto este verano con ese nombre en el Palacio de Festivales, donde tuvo lugar el acontecimiento. Y es que Harnoncourt, que se despide por ahora del verano salzburgués, al que este concierto venía unido como premisa adicional- -incluso el día, rematado con una espectacular