Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA JUEVES 7 s 12 s 2006 ABC Fernando Fernández La proximidad electoral frena reformas de competencia y de tarifas eléctricas El Gobierno de Zapatero se replantea ahora algunas de las reformas a las que se había comprometido con el sector eléctrico, por su probable rechazo popular A. LASO D LOM MADRID. La próxima convocatoria eléctoral de autonómicas y municipales en primavera de 2007 está frenando por el momento algunas de las reformas a las que el Gobierno se había comprometido con importantes sectores empresariales nacionales, como el eléctrico y también el de la construcción, que durante los últimos meses ha desembarcado de forma masiva en la energía, según ha sabido ABC de fuentes solventes. Sobre todo se trata de las reformas de competencia que las grandes compañías, no sólo eléctricas y constructoras, sino también de otros importantes sectores económicos como por ejemplo las telecomunicaciones, estaban demandando al Gobierno, para evitar las fuertes desinversiones a que normalmente les obligan las autoridades de competencia para fusionarse y así ganar tamaño y poder competir en mercados exteriores. Estas empresas, sobre todo eléctricas, como es el caso de Iberdrola, se han hartado de denunciar públicamente que no pueden competir con sus homólogas europeas por la forma radical en que en España se interpretan estas normas de competencia, y piden que se evite que la suma de dos grandes compañías dé una resultante menor que la mayor de éstas, lo que hasta la fecha ya ha dado al traste con fusiones programadas como la de Endesa e Iberdrola hace unos años. Alegan que que otros países de la UE tienen normas menos exigentes que las españolas o las aplican de una forma más política. cer otras operaciones, como el reciente acuerdo de compra de Scottish Power por parte de Iberdrola, que ha dado al traste con una posible integración de Iberdrola- Gas Natural, que se estaba negociando. Algo parecido está pasando con la tarifa eléctrica, que el Gobierno se había comprometido a subir de forma generosa en 2007 con el sector eléctrico, para ajustar los costes reales de la energía al recibo de la luz y evitar déficits de tarifa millonarios. Filtraciones periodísticas sobre subidas del entorno de 10 anual para los consumidores domésticos en varios tramos han provocado una fuerte reacción de las organizaciones de consumidores y también del PP, que durante sus dos últimas legislaturas bajó el recibo de la luz, lo que ha dejado en suspenso algunos de los proyectos que Industria tenía avanzados. LA VÍA COLOMBIANA as últimas propuestas del Gobierno español me recuerdan demasiado a los males de la economía colombiana. Que no se apresuren los mal pensados que no hablo de dinero negro ni de corrupción, sino de una desviación más letal, por silenciosa, que amordaza a la economía e impide el desarrollo de un pujante sector privado. Me refiero a la tendencia a hacer política de distribución de la renta simultáneamente por el lado del ingreso y del gasto público. En Colombia las tarifas de los servicios públicos y hasta los tipos impositivos del IVA se fijan por estratos socioeconómicos, de manera que los pobres pagan menos por la luz, el agua, la vivienda, y tributan también menos por su consumo. Todo muy progre, pero resulta en que el tamaño de la economía sumergida, el fraude fiscal y la calidad de los servicios públicos comparan desfavorablemente con los países de su entorno y similares niveles de renta. Lo que no puede sorprender a ningún economista que sepa de incentivos. Nuestro Gobierno lleva meses coqueteando con fijar precios diferenciales del agua, la luz y hasta el acceso a las ciudades por niveles de renta. Es una deriva peligrosa. Plantea todos los problemas que han aconsejado a gran número de economistas optar por la simplificación de los impuestos directos, incluso hasta hace poco al propio partido socialista, y alguno más. No sólo se hace difícil conocer con precisión, y sin grandes costes económicos y de libertades públicas, la capacidad de pago de los individuos, salvo que sean asalariados, sino que también se hacen opacas las transferencias a las empresas y se deteriora la calidad de la señal de los precios para la asignación de recursos. Lo que permite todo tipo de presiones políticas y hasta que empresas con pingües beneficios reclamen el déficit de tarifas. Hacer del agua o la luz una cuestión moral puede ayudar a ganar elecciones, pero es garantía de problemas de abastecimiento y suministro a medio plazo, cuando las arcas públicas no puedan soportan el subsidio encubierto y las empresas entren en pérdidas. L Ejemplo de E. ON Estas compañías ponen ahora el ejemplo del gigante energético alemán E. ON, que está a punto de quedarse con Endesa por medio de una opa, y que es producto de una fusión entre compañías eléctricas y gasistas alemanas que el gobierno federal de Berlín permitió pese a informes contrarios de sus autoridades de competencia. Poco después de que se produjese el desembarco de ACS en Iberdrola y el de Acciona en Endesa, el Gobierno, por medio de su vicepresidente económico Pedro Solbes y por el propio Zapatero, dejaron abierta la puerta a esta reforma de competencia, aunque con mucho cuidado, dada la fuerte presión de Bruselas en estos asuntos, como prueba el calvario que está viviendo el Ministerio de Industria ante la Comisión Europea por los llamados decretos anti- E. ON. Tanto el presidente de Iberdrola, Sánchez Galán, como el de ACS, Florentino Pérez, han pedido públicamente este cambio en competencia. Pero el Gobierno, tras analizar las posibles fórmulas de abordar la reforma, está dando claros síntomas de que no es el María Teresa Fernández de la Vega EFE La CE decidirá después de Navidad sobre los decretos anti- E. ON La Comisión Europea anunció ayer que no decidirá hasta después de Navidad si lleva o no a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el decreto que amplió las competencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y facultó a este organismo para analizar y poner condiciones a la opa de la alemana E. ON sobre Endesa. El Ejecutivo comunitario exigió formalmente al Gobierno español el pasado 26 de septiembre la modificación de este decreto. Domésticas e industriales De todas maneras la pelota está aún en el tejado, y dada la multitud de tarifas existentes se pueden introducir reformas de muchas maneras para disimular el incremento en la tarifa doméstica y cargar el peso de la subida en los consumidores industriales, que era el proyecto inicial y que se mantendrá en parte. El Ministerio de Industria tiene previsto enviar en breve su propuesta a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) aunque no es vinculante su dictamen, pero desde La Moncloa, tras el debate abierto, ahora se está siguiendo muy de cerca el proceso, según las declaraciones de la propia vicepresidenta, Fernández de la Vega, en las que se comprometió a que la subida no sea superior al IPC. momento y que o no se hace o tendrá que esperar, según las fuentes consultadas. Las dificultades estriban en las situaciones de monopolio que se pueden provocar. Los retrasos de un posible cambio ya han provocado que las empresas miren al exterior y empiecen a ha- La alemana Lufthansa se pasa a Boeing el mismo día en que el nuevo Airbus A- 380 aprueba su examen de vuelo M. L. MADRID. La compañía aérea alemana Lufthansa anunció ayer una orden de compra de 20 Boeing 747- 8 y siete Airbus A 340 para rejuvenecer su flota, tras una reunión de su consejo de supervisión. Lufthansa encargó 20 Boeing 747- 8, la versión más larga del constructor norteamericano. Esos aviones serán entregados a partir de 2010, precisa la compañía en un breve comunicado. A la vez, la primera aerolínea alemana encargó siete Airbus A 340, que serán entregados en 2008 y 2009. En su conjunto, el valor de estas adquisiciones se eleva a 6.900 millones de dólares. En la decisión de la aerolínea alemana ha llamado la atención la apuesta realizada por la nueva versión del Boeing 747. Con su orden de compra, la alemana se convierte en la primera aerolínea del mundo que cierra una orden con Boeing de su nueva versión de pasajeros del 747, que surge en cierta medida por la aparición en escena del A- 380 del consorcio Airbus, empresa en la que Alemania juega un papel fundamental junto a Francia. Precisamente, Airbus hizo público ayer que su supera- vión A- 380 ha concluido con éxito sus pruebas de vuelo y que el próximo día 12 será entregado a Airbus su certificado de navegabilidad por las autoridades europeas y estadounidenses. En el último periodo de pruebas, el A- 380 ha sido pilotado además de por tripulaciones de Airbus, por pilotos de las aerolíneas que han realizado pedidos del nuevo avión. En esta fase, las aeronaves probadas han sido sometidas a un uso semejante al que recibirán cuando estén en uso comercial. Airbus prevé que el nuevo avión pueda entrar en servicio comercial en octubre de 2007.