Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL El conflicto afgano JUEVES 7 s 12 s 2006 ABC La conciencia de Kabul Su oficina cumple dos años en una tienda de campaña situada en Shari Naw, el parque más famoso de Kabul. Ramazan Bashardost sigue con su cruzada contra la corrupción en Afganistán POR MIKEL AYESTARÁN KABUL. Tenemos el mejor Parlamento del mundo. Ningún político puede soñar con unas condiciones como las nuestras: tres horas de trabajo al día y tres meses de vacaciones al año El doctor Ramazan Bashardost regresó a Afganistán en 2003 tras más de veinticinco años refugiado en Francia, donde se licenció en Ciencias Políticas. Durante el gobierno de transición, el presidente Karzai le confió el Ministerio de Planificación, pero a los pocos meses presentó su dimisión porque Karzai se negó a apoyar un proyecto por el que quería quitar la licencia a 1935 de las 2355 ONG que operaban en el país en aquellos momentos. Allí empezó su lucha contra un sistema corrupto en el que nada contracorriente. Una estufa rusa de madera mantiene el calor en la tienda de campaña situada en el corazón de Kabul. El parque Shari Naw está nevado, pero el exceso de actividad, los periódicos, apuntes y las constantes llamadas de móvil no dejan pasar el aire gélido. Ramazan trabaja sentado en una silla de playa y dedica las veintiún horas que le sobran tras su compromiso con el Parlamento a juntarse y charlar con los ciudadanos que se acercan a su tienda a contarle sus problemas. Coches y mansiones de lujo Ésta es mi respuesta a sus coches de lujo, mansiones y guardaespaldas. No es lógico que un diputado gane mil dólares al mes y que le den otros diez mil para un coche en un país donde los ingenieros y profesores ganan cincuenta. He intentado convencer de esto al resto de diputados, pero independientemente de su ideología, me han dado la espalda lamenta Ramazan, que apunta a la comunidad internacional como responsable de este desequilibrio. Tienen que controlar a dónde va su dinero porque las diferencias que se han generado en estos cinco años son descomunales. Han llegado dieciséis billones de dólares y, como se puede comprobar, en la misma capital seguimos sin luz, ni agua corriente, ¡imagínese los pueblos! Todo se va en sueldos critica. El diputado Ramazan Bashardost en el parque de Kabul con su tienda- vivienda al fondo ¿La solución? La dimisión del actual presidente y la salida del Gobierno de todos los señores de la guerra, que son la mafia del país afirma con rotundidad este político al que sus compañeros de cámara le apodan el ángel por su forma de vida. Ramazan ve en esta corrupción el motivo principal del rebrote de la violencia talibán, ya que el descontento se ha apoderado del pueblo humilde, que sufre un índice de paro del 70 mientras su presidente y políticos se dan la gran vida. Su respuesta es unirse a los talibanes para acabar con esta diferencia social. Estamos peor que hace dos años, el país es menos seguro, y creo que 2007 puede suponer el regreso de los talibanes si alguien no para este círculo vicioso M. AYESTARÁN Dos estadounidenses y cinco afganos mueren en un atentado en Kandahar M. A. KABUL. Dos estadounidenses y cinco afganos murieron ayer en un nuevo atentado suicida en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán. Un portavoz del Ministerio del Interior en Kabul dijo que el atacante suicida portaba un chaleco con explosivos y lo detonó ante el establecimiento de una empresa de seguridad privada estadounidense. Entre las víctimas norteamericanas se encuentra el jefe de seguridad de la compañía para Kandahar y la provincia de Herat, en el oeste de Afganistán. Éste es el sexto atentado suicida en esta localidad afgana en las últimas tres semanas. Según la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) este año se perpetraron más de 100 atentados suicidas en Afganistán, una cifra récord. En estos ataques murieron más de 230 afganos, 17 soldados extranjeros y los dos empleados estadounidenses de la empresa de seguridad.