Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 33 Pinochet camina, come con normalidad y recibe a sus visitas La rápida recuperación del ex dictador reaviva las acusaciones de montaje LIBIO PÉREZ CORRESPONSAL SANTIAGO DE CHILE La rápida recuperación de Augusto Pinochet ha sorprendido. El ex dictador chileno ya camina, se ha sentado en un sillón de la sala clínica donde está desde el domingo, consume alimentos normalmente y recibe sus visitas. Pinochet llegó la madrugada del domingo al Hospital Militar de Santiago afectado de un ataque cardíaco y un edema pulmonar que lo puso al borde de la muerte, según sus médicos y familiares. Ese mismo día le fue practicada una angioplastia que estabilizó su flujo sanguíneo y desde entonces el ex gobernante de 91 años de edad ha registrado una permanente y positiva recuperación. El médico portavoz Juan Ignacio Vergara- -junto al cardiólogo Rodrigo Aguila- -tuvo que salir a desmentir la posibilidad de que todo el episodio fuera sólo un montaje para eludir la acción de la justicia. El cardiólogo insistió ante la prensa que Pinochet llegó al hospital con un 90 por ciento de riesgo vital y que fue salvado por la oportuna y eficiente acción de los médicos. El lunes, la Corte de Apelaciones de Santiago resolvió por unanimidad dar la libertad condicional a Pinochet que estaba bajo arresto al momento de su crisis de salud. El ex dictador tiene cinco juicios en su contra, tanto por causas de vio- Una partidaria de Pinochet exhibe una bandera chilena frente al Hospital Militar de Santiago laciones a los derechos humanos como por delitos económicos. Aunque la familia de Pinochet dice que la recuperación del ex dictador es un milagro lo cierto es que no es la primera vez que sorprende con su capacidad de superar sus problemas de salud. En marzo del 2000, cuando Gran Bretaña liberó al general luego de 17 meses de arresto por razones de salud Pinochet bajó del avión en silla de ruedas y sorpresivamente se puso de pie, saludó y caminó un largo trayecto. Una vez en Chile y encausado por los crímenes de la Caravana de la muerte Pinochet fue liberado del juicio por enajenación mental en agosto del 2001. Sin embargo, en julio del 2004 el Senado de Estados Unidos descubrió un centenar de cuentas secretas con unos 30 millones de dólares depositados con nombres falsos y cuyo EPA propietario era Pinochet. La justicia chilena pudo comprobar que pese a la enajenación mental el ex dictador podía hacer giros, depósitos y complejos movimientos bancarios. Aunque hay pocas dudas de que esta vez efectivamente Pinochet sufrió un infarto, las sospechas apuntan a la real gravedad del episodio que, en definitiva, puso a Pinochet y a sus partidarios a la cabeza de la agenda pública.