Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA El puente de la Constitución y de la Inmaculada JUEVES 7 s 12 s 2006 ABC La lluvia y miles de moteros dificultan el segundo día de la salida del puente Las motos ocasionaron varios atascos s Fomento ya ha respondido que mejorará en breve 200 kilómetros de carretera PABLO MINGOTE MADRID. De éxito se puede calificar la manifestación convocada por Moteros Unidos por la Vida para reclamar un aumento de la seguridad vial, sobre todo en lo tocante a los guardarraíles. Según estimaciones de la Policía y de la Guardia Civil, 2.800 moteros se lanzaron a las carreteras en señal de protesta, con los consiguientes perjuicios para el tráfico. Una cifra que la organización situó en más de 5.000. Sólo en Madrid cerca de 1.100 moteros ocuparon la salida de la A- 2, la A- 3 y la A- 4. Por la A- 2 unos 450 salieron en torno a las 9. 30, en la A- 3 se concentraron a partir del kilómetro 14 unos 350 motoristas, y en la A- 4 hubo 300. En Barcelona alrededor de 500 motos ocuparon la B- 23 y la A- 2 cometiendo, según los Mossos d Esquadra. varias infracciones, por lo que algunos conductores podrían ser multados. Desde Valencia partieron 300 moteros que llegaron hasta Motilla del Palancar, y causaron muchas molestias al resto de conductores cuando regresaron por la A- 3. Unos 350 motoristas provocaron retenciones de tráfico de entre cinco y siete kilómetros entre Córdoba y Sevilla en la A- 4. Cerca de 400 recorrieron la autovía de Huesca a Zaragoza, causando un notable atasco a lo largo de varios kilómetros. En La Coruña, donde hasta última hora de ayer no se sabía si se realizaría la marcha, finalmente el número de participantes no sobrepasó el centenar. Como era previsible, la menor afluencia se registró en Lanzarote, con 50 moteros. Entre el rugido de los motores, cerca de una gasolinera de la A- 2 en Madrid, Sergio García, un portavoz de la plataforma convocante de la marcha lenta -circularon entre 60 y 65 kilómetros por hora para ralentizar el tráfico- -exponía los objetivos: Pedimos lo primero un poco de respeto al colectivo motero. Somos un colectivo que siempre se deja de lado. Ahora estamos luchando contra los guardarraíles, un sistema pensado fundamentalmente para los coches, y para ellos también se ha detectado que se producen víctimas. Los moteros y los ciclistas somos los que más sufrimos esas amputaciones Sergio se queja de que lo que se ha esgrimido desde las distintas administraciones para no colocar los sistemas de protección es que no existía un sistema homologado, entonces, ahora que ya se ha desarrollado sólo se han sustituido cuatro kilómetros algo que Moteros Unidos por la Vida no comprenden porque se les dice que no hay presupuesto y luego se instalan radares en zonas que no son problemáticas, donde no hay accidentes Cuestión de dinero Para Federico la cuestión está clara: Les es mucho más rentable comprar un coche con radar, que les cuesta lo mismo que 300 kilómetros de protectores, para poder recaudar fondos. Obviamente al Estado le interesa recaudar dinero en vez de salvar vidas, que lo piense el Estado Rodolfo abunda en la idea de la carestía y asegura que es fácil recaudar y parte de ese dinero lo podrían ir invirtiendo en seguridad Jorge y María, dos hermanos moteros, reflexionan acerca de las vidas que se podrían salvar, La Mutua Motera estima que el 15 de las muertes en accidentes de moto registradas el año pasado, 118, podrían haberse evitado con la instalación de los protectores homologados, Teniendo en cuenta la cantidad de vidas que se pueden salvar no se entiende que no los coloquen- -dice Jorge- Además, no tienen un coste muy alto si se tiene en cuenta las tonterías y la comisiones en las que se gasta el dinero A ello, María añade que hay que darse cuenta de que cada día somos más los moteros. Es mu- Les es mucho más rentable comprar un coche con radar, que les cuesta lo mismo que 300 kilómetros de protectores. Obviamente al Estado le interesa recaudar dinero en vez de salvar vidas Las motos ocuparon las salidas de Madrid. En la imagen, la A- 4, una de las vías más afectadas JAIME GARCÍA