Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA JUEVES 7 s 12 s 2006 ABC Un juzgado de La Rioja investiga ya el posible cobro de comisiones del Gobierno PSOE- PR M. TRILLO S. BARRADO LOGROÑO. Un juzgado de Logroño investiga desde hace dos meses el posible cobro de comisiones por parte de personas vinculadas al Gobierno de La Rioja que formaron hasta 1995 PSOE y PR. El PP ha trasladado al juez una denuncia acompañada de varias grabaciones que, en formato CD, le llegaron de manera anónima y en las que, según fuentes de partido, se identifica con claridad a personas relacionadas con el anterior Ejecutivo autonómico, presidido por el socialista José Ignacio Pérez Sáez. Los populares revelaron públicamente el pasado mes de septiembre la existencia de estas grabaciones, si bien en aquel momento el secretario regional de esta formación, Carlos Cuevas, indicó que se estaban estudiando en profundidad antes de remitirlas al fiscal. Cuevas se limitó a afirmar que las grabaciones estaban relacionadas con el mandato en coalición del PSOE y el Partido Riojano y que giraban en torno a un posible cobro de comisiones EFE Lepe, colapsada por la primera gran nevada artificial de la Navidad Más de 3.000 personas colapsaron en la tarde de ayer la zona centro de Lepe (Huelva) para presenciar en vivo la nevada artificial organizada por el Ayuntamiento de esta localidad para este año en Navidad, después de que el pasado martes la lluvia ensombreciese el acto de inauguración. La nevada se desarrollará cada día, desde las ocho y durante quince minutos, hasta el próximo 5 de enero. El fiscal Anticorrupción de Murcia pide el relevo por discrepancias con su jefe José María Alcázar, que llevaba tres meses en el cargo, sólo aceptaba actuar por orden directa de Madrid y se negó a llevar los casos que le encargó su superior M. BUITRAGO MURCIA. José María Alcázar, el fiscal delegado Anticorrupción de Murcia que debía investigar las supuestas irregularidades en la recalificación y compraventa de la finca de Lo Poyo, no ha llegado a leer ni un folio del asunto. El pasado lunes presentó su renuncia al cargo, apenas tres meses después de su nombramiento. Su decisión está basada al parecer en discrepancias de orden jerárquico: no acepta las órdenes que proceden del fiscal jefe de Murcia y su superior inmediato, Manuel López Bernal, porque entiende que debe ser la Fiscalía Central de Madrid quien le indique qué asuntos son los de sus competencia. Es decir, que sólo debe investigar aquellos casos que le indiquen desde Madrid. El escrito de renuncia de José María Alcázar se lo encontró López Bernal sobre la mesa de su despacho el lunes pasado cuando regresó de un viaje a Barcelona, según confirmó ayer el jefe de la Fiscalía murciana. Éste dijo desconocer las verdaderas causas de la renuncia, puesto que no ha tratado este asunto personalmente con su subordinado. tencia suya. Comentó que primero había que mandarlos a Madrid (a la Fiscalía central Anticorrupción) para que le dijeran si era competencia suya o no explicó ayer López Bernal sobre la base del escrito que le mandó José María Alcázar rechazando la investigación de ambos asuntos. Según López Bernal, no existe ninguna discrepancia de fondo sobre los temas que se debía investigar- -la recalificación de Lo Poyo y la construcción de una torre de alta tensión dentro de una zona residencial de Archena- ya que Alcázar no llegó a estudiar ninguno de los asuntos matiza. El fiscal jefe del TSJ cree que Alcázar no había entendido su papel y que todo se debe a una mala interpretación de aquél sobre la función que deben desempeñar los fiscales delegados anticorrupción en cada territorio. Éstos deben despachar las pocas causas que les remitan desde Madrid así como aquellas que están dentro de su jurisdicción, como son en este caso los asuntos de Lo Poyo y Archena que le encomendó el jefe de Murcia. Por este motivo López Bernal considera que Alcázar estaba equivocado suponiendo que éste sea el motivo de su renuncia. López Bernal cree que la Fiscalía de Madrid le hizo ver a José María Alcázar cómo debía actuar ante el conflicto presentado, lo que no evitó que este último enviara su carta de renuncia. Ahora tendrá que ser el fiscal general del Estado quien decida el relevo. No al fiscal, sino al juez A pesar de que los populares no pensaban contar que habían llevado a cabo esta acción a la espera de más novedades, ABC ha podido saber que las grabaciones no se han enviado al fiscal, sino que, de manera discreta, se han remitido directamente al juez, que las tiene en sus manos ya desde hace dos meses. Puesto que es una denuncia y no querella, el PP no señala en ella directamente a ninguna persona ni atribuye delitos concretos a las personas que aparecen identificadas, sino que deja que sea el juzgado el que determine la posible materia delictiva que pudiera desprenderse de lo escuchado en ese material. Hasta ahora, según las fuentes consultadas, el juez no ha adoptado ninguna decisión en torno al caso. El actual jefe del Gobierno de La Rioja y presidente del PP en la Comunidad, Pedro Sanz, ha confirmado a este periódico que la denuncia está en los juzgados, de manera que el caso sigue su curso señaló. Cuando el PP hizo pública la existencia de las grabaciones, el PSOE riojano pidió con carácter de urgencia al fiscal que requiriera esas grabaciones anónimas al señor Cuevas para poder verificar su credibilidad, ya que podrían constituir un delito de difamación Una veintena de casos de corrupción urbanística pendientes Cuando la Fiscalía del TSJ de Murcia tiene sobre la mesa casi una veintena de casos por presunta corrupción urbanística, tráfico de influencias y otras supuestas irregularidades, la renuncia de José María Alcázar llega en el peor momento. Con una oficina limitada de fiscales, y con unas intrucciones claras de perseguir los casos de corrupción, se entiende menos la renuncia de Alcázar. No llegó a estudiar los casos López Bernal sostiene que no ha existido ninguna desavenencia entre nosotros ya que apunta que Alcázar apenas ha tenido ocasión de actuar como fiscal delegado Anticorrupción. Desde que tomó posesión le di dos asuntos, el de la finca Lo Poyo y otro de Archena, y se negó a llevarlos porque entendía que no eran compe-