Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Día de la ConstituciónsUna conmemoración deslucida JUEVES 7 s 12 s 2006 ABC Puenteo a la Constitución El Congreso acogió la recepción más fría de la legislatura, con las presencias justas de las instituciones imprescindibles s El ministro de Justicia aprovechó para despachar con Conde- Pumpido POR ÁNGEL COLLADO MADRID. Fría, de cumplido, protocolaria, sin representación de la llamada sociedad civil con las presencias justas de las instituciones imprescindibles, casi con más ex que políticos en activo, con apenas una docena de parlamentarios por cada grupo mayoritario, sin rastro de los partidos aliados del Gobierno y con la presencia de dos presidentes autonómicos de diecisiete. La recepción del Congreso para conmemorar la Constitución lleva el mismo camino, cuesta abajo, que la propia ley de leyes en esta la octava legislatura. La principal novedad este año fue que, por primera vez, asistió el presidente de la Generalitat de Cataluña, aunque su titular, José Montilla, resulta personificar la merma más clara que ha sufrido la Constitución en sus 28 años de vigencia, si el TC no lo remedia. Pese a lo deslucido del acto y la escasa densidad de altos cargos y personalidades que había en los salones de la Cámara Baja- -el puente hizo estragos- -que les separaba el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, ni se saludaron. Apenas a cuatro metros uno del otro, no disimularon su absoluto desinterés en conversar entre ellos y prefirieron despacharse- -también lo justo- -en los habituales corrillos de periodistas. En el extremo contrario, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, y el fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, sí que parecieron dispuestos a aprovechar el acto. Tomaron asiento en el vestíbulo y departieron largo y tendido: elecciones autonómicas, candidato a la presidencia del Gobierno canario, escándalos urbanísticos en las islas o frenesí de los fiscales en casos similares, siempre en zonas con alcaldes o Autonomías del PP. Los invitados que los veían tan enfrascados hacían cábalas sobre los posibles temas de conversación. Como la propia festividad del día 6, unida a la Inmaculada de dos días después, ha instaurado en el calendario laboral de España casi una semana de vacaciones, cada año cuesta más a las direcciones de los partidos lograr que diputados y senadores acudan a la recepción. Y esta vez se batieron todas las marcas de ausencias. Empezó el rosario en el acto de izado de la bandera nacional que se celebra todos los años en la Plaza de Colón. Acudieron los presidentes del Congreso, Manuel Marín, y del Senado, Javier Rojo, con otros representantes de las Mesas de ambas Cámaras como Gabriel Cisneros, María Jesús Saiz y Javier Barrero, pero no el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. Desde que se levantó el gigantesco mástil, los ministros de Defensa, primero Federico Trillo y después José Bono, no se habían perdido la celebración. En el Congreso, Zapatero es- Soraya Sáenz de Santamaría, Manuel Fraga, Ana Pastor y Santiago Carrillo, en la recepción tuvo acompañado por medio Gabinete. Además de los dos vicepresidentes, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes, también acudieron el citado López Aguilar, José Antonio Alonso, Alfredo Pérez Rubalcaba, Jesús Caldera, Carmen Calvo, Elena Salgado y Joan Clos. Rajoy estuvo con Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, últimamente inseparable del jefe. No estaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ni ningún otro presidente autonómico del PP. Los del PSOE ganaban por uno, Marcelino Iglesias. Montilla es del PSC. No faltaron los representantes de los otros poderes del Estado u órganos dependientes de las Cortes: María Emilia Casas (Tribunal Constitucional) Francisco José Hernando (Tribunal Supremo) Enrique Múgica (Defensor del Pueblo) o Ubaldo Nieto (Tribunal de Cuentas) De los redactores o impulsores de la Constitución sólo estuvieron Cisneros y Manuel Fraga, mientras que sí cumplieron los ex presidentes de las Cámaras, pues se dejaron ver Félix Pons y Luisa Fernanda Rudi. De los ex jefes del Ejecutivo sólo apareció Leopoldo Calvo- Sotelo. CHEMA BARROSO El ministro de Defensa no acudió por la mañana al acto de homenaje a la bandera en la Plaza de Colón Cumplieron con la tradición de no acudir los representantes de los partidos nacionalistas abiertamente partidarios de liquidar la Constitución- -todos menos CiU- -pero sí fueron Gaspar Llamazares y su antecesor, Santiago Carrillo, que comparten arrepentimiento por la contribución de los comunistas españoles a la Transición y ahora se apuntan a la nostalgia republicana. En tan desvaído acto, destacó el discurso de Manuel Marín que tuvo la virtud de molestar al PP y a sus propios compañeros de partido. El presidente de las Cortes apeló a los valores del consenso a la hora de abordar las cuestiones cruciales para el futuro común de los españoles Demasiada Constitución, en fin, para el puente y para los planes de Zapatero de puentearla.