Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7- -12- -2006 Al menos un 9 por ciento de la población española padece un trastorno mental Elena Salgado presenta el lunes el Plan de Salud Mental 11 Bajo ningún concepto habrá adelanto electoral El presidente del Gobierno aseguró ayer que bajo ningún concepto y menos por el colapso del proceso de paz adelantará las elecciones generales, que corresponde celebrar en la primavera de 2008. Mientras que José Luis Rodríguez Zapatero afirmaba esto, a pocos metros el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, expresaba su convencimiento de que habrá adelanto a marzo, es decir, antes de las municipales y autonómicas- -27 de mayo- Por otra parte, Zapatero comentó que no tiene previsto más cambios en el Gobierno que la sustitución de Juan Fernando López Aguilar, al que vaticinó un resultado que ni él espera en Canarias. versión monclovita de que el PP retiró desde el minuto uno su apoyo a Zapatero en el proceso de paz con el recuerdo de que la ruptura se produjo en el mismo momento en que decidieron sentarse a hablar de política con ETA- Batasuna esto es, cuando el líder del PSE, Patxi López, anunció, justo acabado el último debate sobre el Estado de la Nación, su intención de sentarse con Arnaldo Otegi. En cuanto al modelo de Estado, señaló que no se puede definir a España al margen de la voluntad y de la opinión de miles de españoles representados bajo sus siglas. Zapatero debería reflexionar. Todavía está a tiempo de evitar pasar a la historia como el presidente de la división que rompió ese modelo constitucional que tan buenos resultados trajo señaló el líder del PP. Marín insta al consenso entre los dos grandes partidos para terminar con ETA El dirigente socialista presidió junto a su colega del Senado una deslucida recepción a la que sólo asistieron dos presidentes de gobiernos autonómicos J. L. LORENTE MADRID. El discurso del presidente del Congreso, Manuel Marín, con motivo del aniversario de la Carta Magna tuvo este año una especial relevancia. No tanto por su homenaje a la Constitución, sino por su llamamiento al consenso entre los grandes partidos a la hora de terminar con la banda terrorista ETA. No quiero molestar a nadie. No quiero dar lecciones de nada. Sólo quiero señalar que hay que intentar volver al entendimiento entre todos por muy difícil que se presente el acuerdo en esta materia sostuvo Marín en una intervención muy medida. Tan medida que satisfizo tanto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como al líder de la oposición, Mariano Rajoy. Marín no habló de proceso de paz sino de terminar con la violencia terrorista Además, tuvo especial cuidado en recalcar la primacía de las leyes, además de hacer hincapié en el papel de las víctimas. En esta legislatura- -afirmó- -se ha planteado una nueva ocasión para poder terminar con la violencia terrorista. Respetando el Estado de Derecho, respetando la ley, respetando las decisiones de los tribunales y no olvidando nunca el sufrimiento de las víctimas, debemos intentarlo. Sobre estas premisas debemos intentarlo En un clima enrarecido por los desencuentros entre el PSOE y el PP en materias como la lucha antiterrorista y el modelo de Estado, Marín instó a buscar todas las posibilidades de trabajar juntos en las cuestiones básicas. Este esfuerzo será apreciado por la opinión pública. Estoy convencido de ello El presidente del Congreso aprovechó la celebración del cumpleaños de la Constitución para recordar a los grupos políticos que el consenso fue la urdimbre de un texto que ha permitido el más largo periodo democrático de la convulsa historia de España. Marín presidió, junto a su colega del Senado, Javier Rojo, una deslucida recepción en la Cámara Baja que sólo contó con la presencia de dos presidentes autonómicos, el de Cataluña, José Montilla, y el de Aragón, Marcelino Iglesias, ambos socialistas. Precisamente, la presencia de Montilla en el Congreso rompió con la tradición catalana en el Día de la Constitución: supuso la supresión de los actos de celebración en Cataluña y la eliminación de la declaración institucional que instauró el ex presidente Pasqual Maragall. También Jordi Pujol asistió en alguna ocasión a la recepción, mientras Maragall no lo hizo nunca. La memoria, ámbito privado Además, justificó la inserción del tercer capítulo en el entendido de que la memoria, como el perdón, pertenecen al ámbito de la privacidad e invitó a echar un vistazo a los periódicos para comprobar el grado de enfrentamiento que está produciendo la, a su juicio desafortunada Ley de Memoria Histórica. Tras un llamamiento a Zapatero para que retire dicha ley y deje de buscar en la historia españoles buenos y españoles malos puntualizó que el consenso es algo más que una foto, es la voluntad de entenderse sobre asuntos concretos y el compromiso de ser leal a esos acuerdos Aprovechando la 28 onomástica de la Constitución, recordó que la Carta Magna fue posible gracias al hecho de que se trató de un pacto entre discrepantes entre adversarios políticos, para vacunarnos contra lo peor de nosotros mismos, el enfrentamiento Otra cosa es su contenido, que celebró, aunque admitió que algún aspecto puede haberse quedado obsoleto y necesitar adaptarse a los nuevos tiempos, para lo que ofreció sus reformas constitucionales. A este propósito, Zapatero se limitó a indicar que siempre estoy dispuesto a escuchar con interés y que habrá tiempo de hablar de ello No obstante, desde el Gobierno se señala que si Rajoy realmente tuviera interés en ese pacto habría remitido directamente a Moncloa el contenido de su propuesta. De momento, la ronda que la vicepresidenta Fernández de la Vega tenía previsto celebrar sobre este asunto antes de Navidades se ha demorado hasta enero. drán que poner algo de su voluntad y de su responsabilidad dijo. Pactos de Estado La importancia de las palabras de Marín no estuvo sólo en el hecho de que fueran pronunciadas por la tercera autoridad del país, sino en el foro en el que fueron dichas- -en el Congreso de los Diputados durante la conmemoración del aniversario de la Carta Magna- -y ante los representantes de las altas instituciones del Estado. A todos ellos recordó que el diálogo, el respeto e, incluso, la buena educación son el alma de la democracia La Ley de Partidos, inamovible Para los proetarras, reiteró que hay una ley de Partidos y hay que cumplirla para poder tener la representación legal e institucional criterio que tenemos y mantendremos y a partir del que renovó también el consabido llamamiento para que tengan el valor de dejar el camino de la violencia y vayan al camino de la democracia, de la palabra y de la libertad para defender sus ideas. Zapatero subrayó que lo importante no es la expectativa que tengamos hoy -cuando el proceso de paz está colapsado- sino que cada uno esté en su sitio En este punto, mantuvo que el Gobierno lo está, porque mantiene los principios, que son las reglas del juego democrático, y la expectativa de paz, actitud en la que ensalzó a la sociedad vasca. Hasta en nueve ocasiones citó Rajoy las palabras consenso o consensos en su declaración ante los periodistas, eso sin contar las cuatro que habló de pactos o las tres que lo hizo de acuerdos No hubo dudas de que su intención fue la de lanzar una oferta amplia al Gobierno, aunque lo centrara en tres capítulos: lucha antiterrorista, modelo de Estado, (que han formado parte de su oferta en ocasiones anteriores) e Historia (de nuevo cuño) Rajoy quiso desmontar la Montilla asistió a la recepción celebrada en el Congreso de los Diputados CHEMA BARROSO