Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 6 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.232. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LIBERALES TRANQUILOS N Laura Ojeda Miss Las Palmas sobre el tapiz El 28 de octubre, Laura Ojeda fue elegida segunda dama de honor en el certamen de Miss Europa. Desde mañana disputará el Campeonato de España de conjuntos de gimnasia rítmica MANUEL FRÍAS iene 22 años, mide 1,75 y unas proporciones perfectas (90- 60- 90) según los cánones establecidos, para triunfar en el mundo de la moda, al que dice haber llegado por casualidad. Cuando tenía 16 años apareció una publicidad en el sur de Las Palmas en la que se pedía extras para hacer un anuncio de las islas. Había dos protagonistas y se tenía que ver a mucha gente limpiando las playas. Decidimos ir los amigos para echar unas risas y ganar un dinerito. Pero alguien se fijó en mí y me animaron a que acudiera a una agencia de modelos. Me daba un poco de vergüenza, pero acepté apunta Laura Ojeda. Ahora trabaja de modelo. Con las mismas dudas entró en el mundo de los certámenes de belleza. Mis amigos estuvieron dos años proponiéndomelo, pero ni me hacía ilusión ni tenía ganas. En 2004 creí que era un buen momento y sin decírselo a nadie me presenté al concurso de Miss Las Palmas, que gané El pasado 28 de octubre fue elegida segunda dama de honor en el concurso de Miss Europa, después de haber sido también segunda dama de honor en el certamen de Miss España de 2005 que ganó Verónica Hidalgo. Ahora le ocupa el Campeonato de España de conjuntos de gimnasia rítmica (su devoción) que comienza mañana. En la gimnasia empecé a los 10 años. Fui con el colegio a ver una exhibición y me gustó Desde entonces está enganchada, pese a lo que suponen las tres horas de entrenamiento diario durante los siete días de la semana. Nada tiene que ver que éste sea uno de los deportes en los que más se destaca la femineidad. No llegué a la rítmica por eso. Tenga en cuenta que entonces yo jugaba al fútbol pasión que aún tiene. Sus equipos son el Las Palmas y el Barcelona. Y entre medias, para ganarse un poco mejor la vida, es bailarina profesional y tiene un show con otros tres compañeros que pasea por los hoteles para los turistas. Lo único que no cuadra en su historia personal es que esté estudiando tercero de Veterinaria. Todo el mundo me dice lo mismo apunta Laura, a quien uno no se imagina con unas botas hasta la rodilla, rodeada de estiércol y asistiendo a una vaca pariendo. Pues éstas van a ser mis prácticas este verano dice mientras recalca que sí se ve ejerciendo esta profesión en el futuro y no en una clínica, sino en el campo o en un laboratorio. La época de modelo dura poco, hay que pensar en el futuro y los animales siempre me han gustado Su trabajo de modelo, la gimnasia, el baile, los estudios y el novio no parecen agobiarla demasiado en el día a día. Siempre se saca tiempo para todo, es cuestión de organizarse apostilla. T O está mal que un periódico se mantenga durante más de un siglo fiel a sus tonos y principios. Que lo haga aunque el régimen, o los vientos, o la impaciencia soplen en dirección contraria. Si uno es cristiano, debe proclamarlo aun bajo el diente del león, de igual modo que si uno es subversivo debe seguir siéndolo pese a todos los índices. Al verdadero estoico se le conoce en la dificultad, igual que a Sócrates se le conoce en la cicuta. Ninguna ideología es tan respetable como la que se proclama sin miedo, y a ser posible sin ira. Tampoco está mal que un periódico sea crítico sin caer en la furia o la arrogancia. Que acoja en sus huecos la convicción profunda, la defensa legítima, el reproche sereno. Que festeje, como si no entendiera de colores, la música más nueva o al poeta contrario. Para decir las cosas, para poner los puntos sobre las íes, no es preciso armar ruido ni emplumar a algún alguien. Tampoco me parece necesario alimentar un círculo vicioso, o hacer como si el otro no existiera. Importa la manera. Se conoce en la voz al caballero. Y hasta tiene su morbo que un amigo de ésos que nunca se habían asomado a estas páginas me comente que se está aficionando a leerlas porque, tal y como baja la tinta, encuentra un insospechado placer en degustar una prosa sin nervios. En frecuentar un diario que permite a sus columnistas expresar opiniones diversas y les exime de la obligación- -tan triste como rentable- -de hacerlo airadamente. A mi amigo se lo están conquistando, me cuenta entre pipa y pipa, los periodistas del ABC. Como él los llama, esos liberales tranquilos