Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 33 Una joven protesta contra Augusto Pinochet junto al Hospital Militar de Santiago con un cartel que denuncia que su ataque al corazón fue ficticio REUTERS Pinochet sale del estado crítico y sus adversarios sospechan que hubo montaje El equipo médico que atiende al ex dictador anuncia que se encuentra ya fuera de peligro y atribuye la mejoría a la rapidez y eficacia con que fue atendido LIBIO PÉREZ CORRESPONSAL SANTIAGO DE CHILE. El general Augusto Pinochet logró sortear la crisis de salud más grave que ha vivido. El ex dictador chileno, que el domingo fue hospitalizado de emergencia tras sufrir un infarto de miocardio y un edema pulmonar, ha superado las horas más críticas; el paciente está consciente, conversa y se alimenta informó el jefe del equipo médico que lo asiste. El doctor Juan Ignacio Vergara, médico del Hospital Militar de Santiago, dijo ayer que las horas críticas han sido superadas por el paciente de 91 años de edad y que la vida del general ya está fuera de peligro. El mismo domingo, el ex jefe militar fue sometido a una angioplastia y otros procedimientos quirúrgicos menores para estabilizar el funcionamiento de su corazón, que en los primeros momentos lo tuvo al borde de la muerte. El médico atribuyó a una atención eficiente y oportuna la superación de la crisis, al tiempo que descartó tajantemente que todo el episodio fuera un montaje para evitar la acción de la justicia, como afirmaron los abogados de la acusación en los juicios por violaciones de los derechos humanos. El infarto de miocardio existió dijo, y explicó que el ex gobernante dispone de un equipo médico en su residencia particular, un vehículo acondicionado como ambulancia y una sala en el Hospital Militar para su exclusiva atención. Todo ello habría permitido, dijo el doctor, reaccionar a tiempo y salvar la vida del ex dictador. Si una persona de 91 años, con diabetes y otras enfermedades, hubiese sufrido un infarto de miocardio y un edema pulmonar estaría muerta señaló el abogado de los familiares de las víctimas de la represión, Hugo Gutiérrez, uno de los que puso en duda la crisis de salud de Pinochet. El general Pinochet reconoce a las personas que lo están atendiendo, reconoce a su familia, reconoce a los médicos dijo por su parte el doctor Vergara, quien agregó que el general permanecerá internado unos diez días más. Pero los dardos de la primogénita de Augusto Pinochet también se dirigieron a la derecha, sector que formó parte del régimen militar y que progresivamente fue tomando distancia del retirado general, hasta el punto de que en este episodio sólo unos pocos parlamentarios se acercaron al hospital para conocer el estado de salud del ex gobernante. Hace mucho tiempo que ellos se marginaron como una estrategia política, piensan que eso les va a traer más beneficios que desventajas y, bueno, están marginados y creo que no les ha traído muchos beneficios dijo a Televisión Nacional Lucía Pinochet, para agregar que su padre ya ha sido condenado por la opinión pública y los dirigentes de la derecha se han sumado a esto y lo dan por hecho Los presidentes de los partidos de derecha, la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI) y el liberal partido de Renovación Nacional, dieron libertad de acción para visitar o expresar adhesión a Pinochet, pero aclararon que no habrá manifestaciones institucionales Todos, o ninguno Mientras Pinochet intentaba dar ayer sus primeros pasos alrededor de su cama y ajeno a las divisiones que ha reavivado su estado de salud, su hija mayor, Lucía Pinochet Hiriart, decía que su padre- -que considera aún al borde de la muerte- -no pedirá perdón por los crímenes cometidos durante la dictadura que encabezó durante 17 años. Mi padre piensa que pedir perdón es una cosa política, y él no lo va a hacer, porque quieren que pida perdón en su cargo político; ahora, si vamos a pedir perdón, pidámoslo todos dijo la hija mayor del retirado general al reclamar gestos recíprocos a quienes fueron opositores a la dictadura. Lucía Pinochet Hiriart, al igual que sus cuatro hermanos y su madre, está procesada por delitos económicos después de que la Justicia descubriera más de un centenar de cuentas secretas del ex gobernante con una fortuna cercana a los 30 millones de dólares, cuyo origen sigue siendo investigado. El factor humano En ese marco, el senador UDI, Jovino Novoa, ex funcionario del régimen militar, visitó ayer el Hospital Militar y, aunque no pudo ver al ex dictador, conocía las quejas de la resentida familia Pinochet. Quienes hemos tenido una participación en el gobierno militar y hemos sabido diferenciar lo positivo de lo negativo, tenemos en lo humano el perfecto derecho de venir a expresar nuestra solidaridad con una persona enferma explicó. Respecto a la polémica sobre los eventuales funerales de Estado para Pinochet, a los que se opone el Gobierno de izquierdas, la presidenta Bachelet evitó ayer pronunciarse personalmente. Me parece- -dijo al ser preguntada sobre este particular- -de mal gusto hablar de funerales de personas que están vivas Los abogados de las víctimas de la dictadura afirman que simuló el infarto para eludir la Justicia Lucía Pinochet descarta que su padre vaya a pedir perdón, hasta que no lo pidan también sus enemigos