Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6- -12- -2006 El sucesor de Rumsfeld admite que EE. UU. no está ganando la guerra en Irak Robert Gates 31 La caída del 2,5 por ciento de papeles puede ser modesta, pero marca según los expertos un claro cambio de rumbo A partir de finales de este año entrarán en vigor nuevas normas, que buscan una inmigración selectiva en Francia Merkel y Chirac dan un aviso a Turquía y advierten a los Gobiernos de Siria y Rusia Erdogán insta a la UE a que no cometa un error histórico en la adhesión de su país RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Berlín y París respaldan la suspensión parcial de negociaciones con Turquía, propuesta por la Comisión Europea, aunque no hablaron de ultimátum como sonaba en los últimos días. En la cita regular del llamado triángulo de Weimar, los dirigentes de Francia, Alemania y Polonia advirtieron también a Damasco contra una desestabilización del Líbano e instaron a Moscú a aclarar las preocupantes muertes de opositores. El presidente Chirac y la canciller federal apoyaron en Mettlach (Sarre) una congelación de conversaciones sobre 8 de los 35 capítulos pendientes con Turquía, pero Angela Merkel dijo que Alemania se encargaría de solicitar de aquí a un año un nuevo informe a la Comisión sobre el cumplimiento de condiciones por parte de Ankara, incluido su compromiso de abrir sus puertos a Chipre, miembro de la UE no reconocido por Ankara. No queremos establecer ningún ultimátum ni que se hable de endurecer las condiciones adelantó la canciller, y Chirac insistió que no cabrían presiones pues todos queremos que el resultado de este proceso sea positivo Pero Merkel subrayó nuestro objetivo de que se cumpla el protocolo de Ankara que establece el comercio regular con los nuevos miembros de la UE; Turquía lo ha condicionado a un levantamiento de sanciones a los turcochipriotas. La diplomacia de la UE se reúne el lunes para dilucidar sanciones para Ankara por el boicot a los grecochipriotas. mismo tiempo que ha descendido el número de ilegales ha crecido en un 11.1 por ciento el número de refugiados políticos (unos 15.110, el 2004) Las cifras oficiales de la Oficina francesa para la protección de los refugiados políticos confirman esa tendencia, que también pudiera descender, próximamente, cuando entren en vigor las nuevas leyes y decretos en curso de aprobación parlamentaria. El objetivo último del abanico muy amplio de recursos legislativos, judiciales y policiales no es tanto reducir indefinidamente el número de inmigrantes legales, como llegar a conseguir una inmigración deseada mucho más selectiva y mucho menos sufrida de manera intempestiva. Una nueva etapa La ley Sarkozy de la inmigración elegida, aprobada el mes de julio pasado, apenas empezará a entrar en vigor a finales de año y su objetivo último es crear mecanismos humanitarios, económicos, jurídicos, penales y policiales que reduzcan al máximo las oleadas de inmigrantes ilegales para favorecer la llegada de inmigrantes no solamente aceptados sino deseados para intentar devolver algún dinamismo social a sectores más o menos en crisis. Las políticas que comenzaron a entrar en vigor durante los dos últimos años, y la política que comenzará a funcionar plenamente, dentro de unos meses, intentan equilibrar todos los aspectos diplomáticos, económicos, sociales, culturales, políticos y policiales, a través de objetivos nacionales bien definidos. En el terreno más inmediato de la inmigración salvaje ilegal, Francia se ha dotado de recursos policiales expeditivos, que han funcionado con eficacia durante los dos últimos años. Angela Merkel, junto al presidente polaco, Lech Kaczynski, mira a Jacque Chirac, ayer en Mettlach del Consejo Europeo de la UE deberían pronunciarse sobre la eventual reanudación del proceso. En el entorno del presidente francés se ha filtrado el apoyo a una cláusula que, efectivamente, supondría un ultimátum, pero el comisario para la ampliación se ha mostrado en contra de éste pues no producen resultados Olli Rehn pide en cambio a todos esforzarse por hallar una solución equilibrada Berlín y París solicitaron también a Moscú que ayude a clarificar la sucesión de asesinatos de personas incómodas para el régimen del presidente Putin y dé clara muestra de que quiere que sea clarificado dijo Merkel: Sería preocupante que se hayan sucedido crímenes sobre los que seguimos sin saber nada En posible referencia a las dificultades policiales que Londres ha encontrado en Moscú, Chirac subrayó que Rusia tiene que ofrecer una cooperación perfectamente transparente en unos hechos que calificó como dramáticos y preocupantes El presidente polaco no dio muestra alguna de flexibilizar su veto a las conversaciones de la UE con Rusia. Lech Kaczynski dijo haber hallado la solidaridad de Merkel y Chirac. Estos no fueron más allá de destacar en el comunicado la importancia de Rusia como un socio estratégico para la UE. Merkel y Chirac se refirieron también al Líbano para defender firmemente al gobierno legítimo de Fuad Siniora, pedir responsabilidad y unidad a las facciones libanesas y EPA exigir a Siria que abandone toda interferencia en los asuntos del Líbano y con ello su apoyo a fuerzas que contribuyen a la desestabilización del país y la región entera Sólo así podría recuperar Damasco la deseada normalidad en sus relaciones con la comunidad internacional, especialmente con la UE. Postura de Ankara El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogán, advirtió ayer a la UE de que no debe cometer un error histórico endureciendo las condiciones para el ingreso del país euroasiático en el bloque comunitario. Poner a Turquía obstáculos y mantenerla alejada de la mesa de negociaciones es un error grave indicó. Turquía es tan importante para la Unión Europea como la Unión Europea lo es para Turquía dijo Erdogán ante diputados del partido gobernante AKP en Ankara. Posiciones comunes Chirac aseguró que las posiciones de Francia y Alemania son las mismas pero la canciller, que se opone a una plena incorporación de Turquía a la Unión, calificó la congelación propuesta como una buena base e insistirá aún en la introducción de una cláusula de revisión al proceso negociador con Turquía. Ésta contemplaría aparcar las negociaciones con Ankara durante 18 meses en situaciones como la presente, tras lo cual los 27 miembros El presidente polaco no dio ninguna muestra de flexibilizar su veto a las conversaciones con las autoridades rusas