Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 MIÉRCOLES 6- -12- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional El ministro del Interior francés, Nicolas Sarkozy, habla con uno vendedores de souvenirs en un viaje a Dakar, el pasado septiembre AFP La inmigración legal baja en Francia por vez primera en varias décadas Las medidas lanzadas en 2003 por la Ley Sarkozy dieron su fruto en 2005, con un descenso de las concesiones de residencia JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Por vez primera en varias décadas, la inmigración legal desciende en Francia, según todos los indicadores oficiales y oficiosos, como consecuencia de las políticas de control de los flujos migratorios, en los antípodas de las legalizaciones masivas aplicadas en España, con medidas prácticas de carácter diplomático, judicial, policial y social. Según las estadísticas, el reflujo de la inmigración legal ha coincidido con el momento más intenso de los enfrentamientos soterrados entre Francia y España en materia de inmigración. Entre el 2000 y el 2004, la inmigración legal creció en Francia en un 21 por ciento, y llegó a alcanzarse la concesión de 191.850 autorizaciones oficiales de residencia a inmigrantes de la más diversa condición. La primera Ley Sarkozy de control de los flujos migratorios data del mes de noviembre del 2003. Año y medio o dos años más tarde, el 2005, descendió por vez primera la concesión oficial de autorizaciones de residencia, en un 2,57 por ciento. La caída de 191.850 autorizaciones, el 2004, a 186.918 autorizaciones, el 2005, quizá sea estadísticamente modesta. Pero varios especialistas la consideran significativa, anunciando un cambio de rumbo cuando se espera de los nuevos recursos judiciales y legislativos una confirmación matizada de la tendencia de fondo. Entre el 2002 y el 2004 estallaron los enfrentamientos entre Madrid y París en materia de inmigración. Nicolas Sarkozy y Dominique de Villepin criticaron abiertamente las legalizaciones masivas españolas, pidiendo una armonización de políticas comunes europeas, que España ha terminado por aceptar, forzada por las presiones de Francia y Alemania. El debate con España, muy tenso por momentos, coincidía con la puesta en práctica de políticas que han tardado uno o dos años en comenzar a dar frutos aparentemente significativos. ENTREGA DE PAPELES DE RESIDENCIA Número de inmigrantes 190.825 181.078 164.466 149.982- 2,57 ABC Fuente: Le Figaro 191.850 186.918 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Frutos de la ley En su primera etapa de ministro del Interior, Nicolas Sarkozy comenzó el 2002 una política que tenía varios capítulos complementarios: frenar los flujos migratorios, multiplicar las ex- pulsiones de inmigrantes ilegales, legalizar la situación de inmigrantes con trabajo, frenar el reagrupamiento familiar de inmigrantes en situación regular o irregular, con normas mucho más estrictas. En el año 2000, Francia expulsó a unos 10.000 inmigrantes ilegales. En el 2005, las expulsiones de ilegales se duplicaron, hasta superar las 20.000. Esa política policial expeditiva estuvo complementada con acuerdos diplomáticos con varios países africanos. Siendo ministro de Asuntos Exteriores, Dominique de Villepin, negoció a partir del 2002 acuerdos bilaterales que permitieron frenar los flujos migratorios más tradicionales, como complemento a las políticas policiales de prevención y represión tradicional. El freno y control de la inmigración ilegal permitió atender, incluso favorecer, un número creciente de demandas de asilo y refugio político. Al