Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 s 12 s 2006 ESPAÑA 23 Del Olmo ordena prisión incondicional para tres policías detenidos en la trama de Goma- 2 Imputa a dos de ellos revelación de secretos y al tercero, tráfico de explosivos, drogas y detención ilegal C. MORCILLO N. VILLANUEVA MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo dictó anoche auto de prisión para los siete detenidos el pasado viernes por su implicación en una trama de explosivos y corrupción policial: cuatro son agentes del Cuerpo Nacional de Policía y uno de ellos podrá eludir la cárcel si deposita una fianza de 10.000 euros. Se trata de Luis López Hidalgo, alias El Rompepuertas compañero de José Luis González Clares, alias El Moro González Clares es el presunto cerebro de la mafia policial destapada la pasada semana. Según los investigadores, urdió un montaje junto con un confidente en el que se simuló la aparición de un paquete de Goma- 2 Eco, el mismo explosivo utilizado en los atentados del 11- M, y más tarde se filtró esta noticia desvirtuada a un periódico nacional. Además, él y sus cómplices prepararon otra estratagema, una venganza, esta vez con droga. El juez considera que el policía apodado El Rompepuertas participó en la trama criminal dirigida por El Moro también encarcelado, pero no de una forma tan activa como el resto, de ahí que suavice la medida cautelar con la imposición de una fianza. López y González estaban destinados en la comisaría de Móstoles y habían pasado con anterioridad por la de Puente de Vallecas, donde apareció la mochila que no explotó el 11- M. del catálogo de delitos del Ministerio Público desaparecen el cohecho, la denuncia falsa, la falsedad documental y las amenazas graves. Del Olmo mantiene la revelación de secretos con afectación grave a la causa pública, tal y como había sostenido la Fiscalía, para dos de los policías encarcelados (Celestino Rivera y Antonio Jesús Parrilla) El magistrado considera acreditada la existencia de este delito, ya que hay varias grabaciones tanto telefónicas como en vídeo entre los dos agentes y un periodista de un diario nacional, en las que hablan sobre el paquete de Goma- 2 que apareció el 15 de agosto en presencia de el Moro y su confidente, así como sobre el tratamiento informativo que de esta noticia se daría. Una estratagema Al resto de encausados les atribuye tres delitos: tráfico de explosivos, tráfico de drogas y detención ilegal. Al abogado Gerardo Hermoso, que preparó una treta contra su ex nuera con el fin de arrebatarle la custodia de sus hijos, le exime del tráfico de explosivos, no de detención ilegal ni de tráfico de drogas, ya que la estratagema consistió en colocarle a la mujer una bolsa de estupefacientes en el coche. La droga fue hallada casualmente por sus cómplices policías. Del Olmo ha enviado a pri- El juez Del Olmo a su llegada ayer por la mañana a la Audiencia Nacional CHEMA BARROSO Los imputados Antonio Jesús Parrilla. Inspector de la Policía destinado en la comisaría de Villa de Vallecas. Antes lo estuvo en la Comisaría General de Información e investigó la trama asturiana del 11- M. Está imputado por revelación de secretos. Fue grabado por Asuntos Internos mientras mantenía un encuentro en un bar con un periodista. Celestino Rivera. Policía destinado también en Villa de Vallecas, imputado asimismo por revelación de secretos. Se grabaron varias conversaciones entre él y el periodista sobre la trama de la Goma- 2. Riesgo de alteración de pruebas El magistrado tomó esta decisión tras la comparecencia de los siete detenidos, entre los que están- -además de los cuatro policías- -un confidente de El Moro su mujer y un abogado. Del Olmo justifica la prisión incondicional para seis de los imputados (el séptimo es el agente al que se ha impuesto fianza) en el mismo motivo esgrimido por el fiscal Miguel Ángel Carballo, es decir, para impedir la manipulación o destrucción de pruebas relacionadas con la trama. Todos los detenidos negaron los hechos que se les imputan y su relación con cualquier tipo de actividades delictivas, según fuentes próximas a la investigación. En el auto de prisión dictado anoche, el juez reduce sustancialmente las imputaciones de la Fiscalía, de forma que El cuarto agente imputado puede eludir la cárcel si deposita una fianza de diez mil euros José Luis González Clares. Policía destinado en la comisaría de Móstoles, antes en la de Puente de Vallecas. El juez le imputa tráfico de explosivos, de drogas y detención ilegal. Luis López Hidalgo. Policía, compañero del anterior y acusado de los mismos delitos. Puede eludir la cárcel bajo fianza. Manuel Romero. Confidente de Clares. Imputado por los mismos delitos que los anteriores, igual que su esposa, Isabel García. Gerardo Hermoso. Abogado, imputado por tráfico de drogas y detención ilegal. Hay otros tres policías imputados, en libertad, a los que el juez ya interrogó el lunes. Un agente se intenta suicidar tomando un bote de pastillas El policía Celestino Rivera, que estaba destinado en la comisaría de Villa de Vallecas y al que la Fiscalía acusa de revelación de secretos, intentó ayer quitarse la vida en los calabozos de la Audiencia Nacional tomándose un tubo de pastillas para problemas cardiacos. Los hechos se produjeron en torno a las cuatro de la tarde, poco después de que Rivera declarara ante el juez Del Olmo, según confirmaron fuentes de este tribunal. El agente estaba acompañado en las dependencias por otro de los imputados, su compañero de comisaría Jesús Parrilla, acusado asimismo de revelación de secretos. No obstante, Parrilla no se dio cuenta de que Rivera se tragó las pastillas; sí se percató de que empezaba a desvariar y a pronunciar frases sin ton ni son, dadas las circunstancias, como que quería mucho a su mujer, informa Ep. Al preguntarle qué le pasaba, el funcionario contó lo que acababa de hacer y Parrilla alertó a los agentes encargados de la custodia del calabozo, que provocaron el vómito al afectado y avisaron a su vez a emergencias. Una ambulancia de este servicio médico acudió a la Audiencia y atendió al policía, que no necesitó traslado hospitalario. sión a Manuel Romero Moreno, confidente de El Moro a su mujer, Isabel García, y al abogado Gerardo Hermoso, al considerar que forman parte de la trama delictiva creada y sostenida por los policías, con episodios como la aparición de la Goma- 2, entregada en realidad por los funcionarios al confidente Romero o el de la droga. Horas antes de que Del Olmo dictara el auto de prisión uno de los policías, Celestino Rivera, acusado de revelación de secretos, intentó quitarse la vida ingiriendo una caja de pastillas para el corazón. Acababa de declarar y de incurrir en numerosas contradicciones, según fuentes de la investigación. El funcionario admitió que hablaba con periodistas pero no con uno solo cuando el fiscal le recordó que había grabaciones telefónicas- -al menos seis- -de estas conversaciones en los últimos días del mes de noviembre. El resto de detenidos tampoco admitió los hechos que se les imputan. El día anterior el juez ya había tomado declaración a otros tres policías imputados en la causa. Uno de ellos es un agente de la Brigada de Información de Madrid, que pasó datos sobre el caso investigado al inspector Parrilla, y los otros son dos agentes de la Udyco Central. Los tres están en libertad sin medidas cautelares.