Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 s 12 s 2006 Memoria histórica frente a Transición ESPAÑA 15 Fiesta del 6 de Diciembre mirando a 1931 Tras proclamar 2006 como Año de la Memoria Histórica, el PSOE participa mañana, sin sus socios parlamentarios, en un Día de la Constitución enrarecido por las continuas referencias a la República POR MARIANO CALLEJA FOTO CHEMA BARROSO MADRID. El 28 aniversario de la Constitución Española se celebra hoy en plena escalada de evocaciones de la II República y de ensalzamiento del laicismo por parte de los partidos de la izquierda. La fiesta de la Constitución, que hasta ahora había servido para unir a la mayoría de los partidos en las Cortes Generales, se presenta este año en un ambiente de división, acentuada tras el manifiesto del PSOE en el que sitúa en un plano de igualdad la Constitución de 1978 con la republicana de 1931 y se decanta por un laicismo radical, unido a un mensaje antirreligioso. Así, con un ojo puesto en 1931 y en aquel régimen que duró apenas cinco años y acabó en una Guerra Civil, el PSOE y el Gobierno Zapatero participarán hoy en los actos conmemorativos de la Constitución que fue consecuencia de la Transición y el consenso de la inmensa mayoría de los españoles. La oleada de revisionismo histórico, es decir la intención de mirar al pasado y remover todo, hasta los restos de los muertos, se hizo oficial cuando el Congreso de los Diputados aprobó a finales de 2005 una proposición de ley de Izquierda Unida- Iniciativa per Catalunya Verds para declarar el año 2006 como Año de la Memoria Histórica, con el apoyo del Grupo Socialista y el voto en contra del PP. Ese reconocimiento iba acompañado de la puesta en circulación de sellos conmemorativos y la edición e incorporación a las bibliotecas de libros y vídeos pedagógicos sobre la recuperación de la memoria histórica de la II República, la represión franquista y la lucha por las libertades. Manifiesto y laicismo El manifiesto defendido por la dirección del PSOE, en el que se proclama que el laicismo es la mejor garantía frente a fundamentalismos monoteístas o religiosos y en el que se ensalza la Constitución de 1931, será hoy uno de los protagonistas en la recepción que tendrá lugar en el Congreso con motivo del Día de la Constitución. A la recepción acudirá el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente del PP, Mariano Rajoy, y otros dirigentes de distintas formaciones políticas. Menos los nacionalistas. La fiesta de la Constitución se celebra este año en un ambiente de división por el revisionismo Jornada de puertas abiertas en el Senado con motivo del Día de la Constitución quierda Unida y Esquerra ya presentaron sus propias proposiciones de ley de Memoria Histórica, que iban incluso más allá que la del Gobierno socialista, y que fueron rechazadas. La presentación del libro Maestros de la República de la periodista María Antonia Iglesias, congregó hace pocas semanas en el auditorio del Palacio de Congresos de Madrid a centenares de republicanos y a representantes políticos de toda la izquierda: la centralista, la nacionalista, la independentista, la más radical, la verde y la comunista. Allí estaban, unidos por el libro, pero también participando del acto de ensalzamiento de los valores republicanos (en el que no faltaron las banderas preconstitucionales de aquel régimen político) tanto la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega como Santiago Carrillo, Xosé Manuel Beiras, Gaspar Llamazares, Joaquín Leguina y, a través de videoconferencia, Josep Lluís Carod- Rovira, Manuel Marín y las ministras de Cultura, Carmen Calvo, y de Educación, Mercedes Cabrera, entre muchos otros. Fue otro de los momentos culminantes del republicanismo este año. Y ahora, cuando se trataba de conmemorar la Constitución democrática de 1978, la dirección federal del PSOE ha dado un paso más en el mismo camino con su manifiesto sobre la Constitución y el laicismo, apenas unos días después de que la Conferencia Episcopal aprobara su Instrucción Pastoral en la que alertaba, precisamente, de que la oleada de laicismo es la antesala de los totalitarismos El PP, a través de su secretario general, Ángel Acebes, criticó la manipulación que, en su opinión, supone ese documento, y lamentó que sirviera más para dividir que para otra cosa. La hora de Galicia En este ambiente enrarecido llega este año el 6 de Diciembre. Los socios del PSOE en el Parlamento ya han anunciado que no asistirán hoy a la recepción en el Congreso por la fiesta de la Constitución. El gallego Anxo Quintana, vicepresidente de la Xunta, aseguró ayer que participar en el Día de la Constitución no es una prioridad para él. Un par de días antes había pedido formalmente el cambio de huso horario para Galicia. Algo prioritario. Mientras tanto, algunos partidos no pierden oportunidad para tratar de que se hable más de 1931 que de 1978. Es el caso de Izquierda Unida, que en su enmienda a la totalidad a la ley del Gobierno sobre Memoria Histórica pide que se equipare a los maquis con los miembros de las Fuerzas Armadas, y que se rebautice el Valle de los Caídos como Centro del Memorial de la Libertad, y da un plazo de seis meses para la transformación del lugar. Guerra Civil y dictadura El pasado 8 de septiembre, el Gobierno presentaba en el Congreso el proyecto de ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura a punto de debatirse por primera vez en el Pleno. Iz- Juventudes Socialistas se une a la evocación de la República Juventudes Socialistas recuerda, en su manifiesto por el 28 aniversario de la Constitución, que 2006 fue declarado Año de la Memoria Histórica y que también se cumple el 75 aniversario de la proclamación de la II República Queremos rendir un homenaje a todos aquellos que soñaron con una España democrática y que a pesar de las dificultades, a pesar de sufrir la crueldad y la injusticia que trajo el golpe de Estado de 1939, la Guerra Civil, no renunciaron a sus sueños proclaman los alevines del PSOE. Asimismo, indican que la Carta Magna de 1978 es heredera de aquella otra Constitución, la de 1931, que permitió a todos los ciudadanos y ciudadanas vivir por primera vez en auténtica democracia En su escrito, llaman a que todos los demócratas se unan para reprobar a aquellos que se valen de la Carta Magna y la interpretan en su propio beneficio aquellos que aprovechan cualquier ocasión para hacer saltar las alarmas y erigirse en defensores únicos del texto.