Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 s 12 s 2006 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA CONSTITUCIÓN ARROJADIZA N el lenguaje del zapaterismo, laicismo significa combate contra la Iglesia católica, y multiculturalidad equivale a apertura hacia la religión musulmana. Por eso cuando ambos términos van juntos en el discurso del poder se restan crédito al uno al otro; para que el Estado sea realmente laico- -o sea, desprovisto de cualquier fundamento o carácter de índole religiosa- -han de eliminarse los guiños a la fe musulmana que, disfrazados de multiculturalismo, se han instalado en la praxis de la izquierda española con la IGNACIO misma naturalidad que CAMACHO los gestos hostiles al ejercicio católico. No cuela que un Estado laico deba permitir los velos en las escuelas al tiempo que retira los cruficijos; eso es un truco muy barato que malesconde el sectarismo revisionista del Gobierno. El PSOE ha conmemorado el aniversario de la Constitución con un papel en el que, en vez de asumir el espíritu de concordia de la Carta Magna, la utiliza de forma torticera para tirársela a la cabeza a los obispos porque éstos se han permitido opinar sobre algunas materias de naturaleza política. El citado manifiesto hace trampas al confundir adrede el concepto de laicismo con el de aconfesionalidad. Yo me acabo de repasar la Constitución y, salvo que no sepa leer o me falte algún artículo, no he encontrado por ninguna parte referencias al Estado laico. Al aconfesional sí, aunque con una mención expresa a la mayoría católica. Que me corrijan si me equivoco los profesores Jiménez de Parga o González Trevijano, pero me parece que el documento sociata trata de darnos gato por liebre, a éste y a otros respectos. Porque la Constitución del 31 la tengo menos fresca, pero tampoco me cuadra mucho esa conexión directa que nos vende la propaganda zapateril. El espíritu que más animó a los constituyentes del 78 fue precisamente el de evitar los errores de la República, que acabó convertida en una España de hemisferios, dividida y turbulenta, aunque no fuera culpa de la arquitectura constitucional. El mayor logro del marco vigente ha sido el de la integración ideológica y política, mediante un consenso transversal que ha posibilitado alternancias de Gobierno sin traumas ni enfrentamientos, y hasta ofreció a los nacionalismos una cobertura más que razonable para su énfasis diferencial. Al menos, eso creíamos hasta ahora, momento en que la dirección del PSOE- -sin el consenso integral de todo el partido- -y sus aliados nacionalistas han decidido declararse incómodos y cuestionar por su cuenta el invento. En esa Constitución arrojadiza que nos quieren presentar cuesta trabajo reconocerse después de casi tres décadas de avenencias más o menos funcionales. Si alguien quiere volver a las andadas del cainismo, el divisionismo y la ruptura, que lo haga sin tapujos y a cara descubierta. Pero que no se tape con el manto de la Carta Magna, porque la van a romper de tanto estirarla a conveniencia de parte. E EL RECUADRO EL GOBIERNO MAESTRO CIRUELA L O habrán oído cien veces, que suena a copla del centenario de Concha Piquer. La historia del mimoso discurso de la madre que al alba llega al cuarto de su hijo, enciende la luz, abre la persiana, lo despierta de entre las calientes sábanas y con arrumacos le toca la cariñosa diana: -Anda, hijo, levántate ya, que son las 8 y a las 9 tienes que estar en el colegio. Sí, ya sé que no te gusta estar con esos niños, pero es tu obligación. Anda, tú tienes que ser valiente, mi cielo, no dejes que esos niños se metan contigo, hijo mío, ni que te peguen. Verás cómo una vez que estés allí te gusta. ¡Además, hijo, no tiene más remedio que ir al colegio, puñetas, porque tienes 35 años y tú eres el maestro, así que déjate de cuentos y levántate de una vez, imbécil! Es el mundo al revés de la crisis de valores. Los maestros les tienen pánico a los alumnos. Los padres a los que antes llamaba el maestro para que les leyeran la cartilla a los niños y los castigaran en casa, ahora denuncian al profesor para que lo expediente la Delegación de Educación. ¿Dónde está ahora la autoridad del enseñante? Está clarísimo: en el ANTONIO Estado. Quien tiene la palmeta no es el BURGOS maestro, ni mucho menos los padres en casa: es el Estado. Que ha puesto en manos del Gobierno esa palmeta discernidora del bien y del mal. El maestro cada vez manda menos en la escuela, pero el Gobierno cada vez manda más en nuestra intimidad. Lo dijo divinamente monseñor Fernando Sebastián en la entrevista de ABC: He oído decir a alguno de nuestros dirigentes que el Gobierno no sólo venía con una misión política, sino con una misión educativa, y me puse a temblar Si monseñor Sebastián se puso a temblar, a servidor le entraron ganas de preguntar a qué hora salía el primer avión para Estados Unidos o un país verdaderamente libre, donde el Gobierno no se te meta en la salita de tu casa y te diga qué debes hacer. Que se mete cada vez más en tu vida privada. Dentro de nada no podremos llamar a la Telepizza, porque el Gobierno dirá que la Margarita no sé qué y la Cuatro Quesos no sé cuántos. El maestro no puede ni toserles a los niños, pero este GobiernoMaestro, este Maestro Ciruela, ya nos ha quitado de las hamburguesas XXL y ahora va por la Doble Whopper. Del tabaco ya nos quitó. Como los viejos maestros castigaban a los niños que se metían en los retretes o en un rincón del recreo para fumarse un cigarrito a escondidas, el Gobierno- Ciruela se mete en nuestra libertad de irnos matando poco a poco como tengamos por conveniente. Nos dice a qué velocidad hemos de ir por la carretera, nos prohíbe hablar por el teléfono móvil. Nos quita los puntos y nos deja sin recreo. Este Gobierno- Ciruela, maestro represor con voluntad perversa, se nos mete hasta en el cuarto de baño. Cuidadito con el agua que consumimos en la ducha, que como nos pasemos de la media, dice la maestra, digo, la ministra de Medio Ambiente que nos vamos a enterar... Y de la Educación para la Ciudadanía, ni te cuento. Esa asignatura no es solamente curricular y escolar. Todos los aparatos del Estado y sus terminales mediáticas se aplican en llevarnos por el buen camino de lo políticamente correcto. El Manifiesto del PSOE en el Día de la Constitución, ¿qué es, sino una clase práctica de educación para la ciudadanía de ellos? Métodos dictatoriales para mostrarnos el recto camino, que no puede ser otro que el laicismo. De momento quitan los belenes y los villancicos de San José y la Virgen en los colegios, pero de aquí a nada prohibirán que usted pueda cantarlos en su casa, con una botella de anís Machaquito y una cuchara para hacer el son de los campanilleros. Ni el maestro ni los padres tienen autoridad alguna porque el GobiernoCiruela ha rebañado todo poder y mando para meterse en nuestras vidas y en nuestras casas. El BOE está lleno de niño, no hagas eso; niño, eso no se dice Como Gran Maestra, la Gran Madrastra de Blancanieves, María Teresa Fernández de la Vega sale cada viernes al término del Consejo de Ministros y nos anuncia que si no hacemos lo que dice el Gobierno- Ciruela, se nos va a caer el pelo. Contra lo que parezca, yo estoy encantado con este sistema represor. Lo miro por el lado positivo. ¡Te rejuvenece tanto creerte que aún sigues en la escuela!