Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 5 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.231. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El acento plebeyo de Isabel II Las diferencias de habla entre las clases sociales británicas se han reducido hasta el punto de que esta situación afecta a la misma Reina. A juicio de un experto en Fonética, su acento es ahora más común EMILI J. BLASCO COSAS MíAS Edurne Uriarte LA ELEFANTA L I sabel II arrancó su reinado en 1952 hablando con la e y ahora lo hace con la a De decir thet men in the bleck het como pronunciaban las altas clases inglesas bien educadas, ha pasado al cabo de medio siglo de reinado al más común that man in the black hat (este hombre con el sombrero negro) No es que la Reina de Inglaterra se haya vulgarizado, sino que las diferencias de habla entre las clases sociales se han reducido, lo que además permite una mayor cercanía personal de la Monarca a la inmensa mayoría de su pueblo. Así lo estima Jonathan Harrington, profesor de Fonética de la Universidad de Munich, que ha realizado un estudio sobre todos los mensajes navideños que Isabel II ha dirigido a sus súbditos. Escogimos esas emisiones porque es muy difícil encontrar grabaciones de alta calidad de la voz de una misma persona durante tan largo periodo de tiempo. Los cambios en el discurso de la Reina de Inglaterra son muy lentos, pero ahí están dice Harrington, tras haber aplicado análisis acústicos a todos los mensajes de Navidad desde 1952 hasta el presente. En su primera emisión, una joven muchacha de 26 años arrancó su intervención diciendo: I em speaking to you from my own hame, where I em spending Christmas with my femly (os estoy hablando desde mi propia casa, donde estoy pasando las Navidades con mi familia) Hoy, a sus ochenta años, la Reina diría am home y famly como corresponde, no ya a una pronunciación elitista- -conocida incluso como el inglés de la Reina sino a la pronunciación estándar del inglés británico. La Reina, poco antes de dirigir su discurso ante el Parlamento en mayo de 2005 El estudio encuentra un paralelismo entre la variación que ha ido protagonizando la Reina y la evolución fonética estándar entre los habitantes del sureste de Inglaterra, región en la que Isabel II tiene sus principales residencias. Según Harrington, hace cien años las clases sociales estaban mucho más marcadas, pero esto cambió con la revolución social de los sesenta y setenta, y se han desdibujado las separaciones. No creo en absoluto que la Reina haya cambiado conscientemente. Lo que el es- POOL tudio sugiere es que todos participamos en los cambios de sonidos, tanto si nos gusta como si no Por su parte, el biógrafo real Kenneth Rose declaraba ayer al periódico The Daily Telegraph que un día que tomaba té con Isabel II, ésta le comentó que algunos de sus nietos hablan estuario (dejadez en el lenguaje, el final de aluvión del río del habla) Pero Rose asegura que la Reina estuvo en su institucional papel de neutralidad y no se pronunció al respecto. A magia de la imagen es igual de eficaz entre las grandes masas medianamente ilustradas y las élites intelectuales más sofisticadas. El fenómeno Ségolène Royal es una muestra. Pon una fotografía impactante y atractiva, la sonrisa de Royal, añade unos eslóganes vacuos pero seductores, como Deseos de futuro nombre de su web y de su futuro libro, y los intelectuales compran la nueva marca publicitaria con la misma irracional pasión que el ciudadano menos informado. Y hasta te completan gratis la campaña con un poco de literatura. En este caso, la literatura del elefante o de la gacela joven, bella e inocente enfrentada a los elefantes del PS, esos viejos y anquilosados líderes pegados al sillón del poder. Aún obviando el hecho de que la gacela es casualmente la pareja del jefe de todos los elefantes, Hollande, primer secretario del PS, resulta que esta repentina musa de la renovación lleva metida en la cúpula del PS desde que dejó la universidad. Se inició en la campaña de Miterrand en 1981 y se fue de asesora al Elíseo con él. Fue diputada inmediatamente después, y sin pausa alguna para tomarse un respiro fuera del poder, ministra con menos de 40 años. Y así hasta ahora, más elefanta que nadie, incrustada en la cima del PSF. Y si no hubiera sido así, es altamente improbable que estuviera donde está y donde puede estar, la presidencia francesa. La política, o es profesional o no es. Y es exactamente igual para las mujeres. Ellas renuevan los perfiles de la fotografía pero ni han cambiado ni cambiarán su naturaleza, como algunos imaginaban. Tan sólo añaden elefantas a la tribu de elefantes.