Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 s 12 s 2006 CIENCIAyFUTURO 89 Terapia para ciberadictos Son sólo unos niños, pero ya reciben tratamiento contra la adicción. Los juegos en internet, el chat y el móvil han enganchado a cientos de adolescentes, a los que Proyecto Hombre les ofrece curación POR LUZ DERQUI VALENCIA. Suelen ser chavales tímidos, con baja autoestima y escasez de habilidades sociales para relacionarse cara a cara con los demás, muchos de ellos viven una situación familiar difícil por la separación de sus padres, con los que suelen tener mala relación, se sienten solos y se refugian en la red por la que navegan horas y horas. El ciberadicto ha dejado ya de ser un bicho raro y cada vez son más los menores que caen presa de un consumo abusivo de las nuevas tecnologías. El aumento del número de niños y adolescentes enganchados a los chats, que juegan en la red durante el día y gran parte de la noche y que no pueden vivir sin su teléfono, ha llevado a incluir en los programas para luchar contra la adicción a las drogas, las terapias contra los ordenadores y los móviles. En la ciudad de Valencia, Proyecto Hombre ha iniciado recientemente un programa específico para menores en los que ya participan una decena de adolescentes, que reciben tratamiento acompañados de sus padres, y cuya adicción les había llevado a una difícil situación con absentismo y fracaso escolar, aumento de la agresividad y fuertes enfrentamientos familiares. En el caso de los ciberjuegos, la adicción es mayor que a los chats o a los teléfonos móviles, ya que competir y ganar son estímulos muy fuertes según destaca Ángel Turbi, director técnico de Prevención de Proyecto Hombre quien esta semana participará en Ciudad de México junto a expertos de veinte países y de la ONU en un congreso sobre adicciones organizado por la asociación de Centros de Integración Juvenil. Más de mil mensajes al mes El fácil acceso de los menores tanto a internet como a los móviles es una de las causas del aumento de adicciones detectadas en los últimos años. En el caso de los móviles, la Fundación Arzobispo Miguel Roca, junto con Proyecto Hombre inició hace un año un tratamiento para adictos que atiende a una media de 300 personas al mes. Entre los casos que han pasado por el centro, destacan estudiantes que han llegado a enviar más de mil mensajes sms en un mes. Además, se han tratado a adictos de menos de doce años y jóvenes que han llegado a robar teléfonos a sus amigos para poder seguir hablando cuando sus facturas se disparaban. A diferencia de la adicción a sustancias químicas, los programas para tratar el uso abusivo de internet no pretenden que los adictos abandonen este consumo, sino que aprendan a realizar una manejo responsable según explica Ángel Turbi. El tratamiento suele prolongarse entre seis y ocho meses, y en una primera fase, aproximadamente dos meses, se aconseja eliminar completamente el acceso a internet, para, una vez superado el mono ir recuperando su uso de forma progresiva. El gigante asiático ha doblado en apenas diez años sus inversiones tecnológicas EPA China supera a Japón y se convierte en el segundo mayor inversor de I+ D PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. No sólo de mano de obra barata y de copiar a diestro y siniestro vive China. En su imparable ascenso como superpotencia gracias a su extraordinario crecimiento económico, el gigante asiático se convertirá este año en el segundo mayor inversor del mundo en investigación y desarrollo (I+ D) tras Estados Unidos. Así lo pone de manifiesto un estudio de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) que calcula que el régimen comunista se gastará en este campo 102.033 millones de euros en 2006. Dicha partida presupuestaria supera, por tanto, las previsiones efectuadas por el mismo organismo para Japón, cifradas en 97.531 millones de euros. De esta manera, China se sitúa en una posición puntera en el mundo de la investigación científica, tan sólo superada por EE. UU. que mantiene la hegemonía en dicha materia gracias a su inversión de 247.654 millones de euros. ficos y podría alcanzar dentro de poco tiempo a los 1,3 millones de Estados Unidos. No en vano, 13.000 doctores- -el 70 por ciento en Ciencias- -salieron de las universidades chinas en 2003, lo que supone un cambio radical con respecto a los primeros años de apertura económica del país. A pesar de este esfuerzo de Pekín por potenciar la investigación y el desarrollo, los científicos chinos aún se encuentran en una posición de desventaja con respecto a sus colegas occidentales. Para empezar, suelen cobrar una décima parte del salario de los investigadores americanos, europeos o japoneses (10.000 euros frente a los casi 100.000 que se pagan en las naciones desarrolladas) Enganchados a la Red Perfil: Baja autoestima y problemas familiares. Consecuencias: Absentismo escolar, fracaso en los estudios, aumento de la agresividad y enfrentamientos con los padres. Alertas: Se puede detectar que un niño es un adicto si abandona sus relaciones familiares y de amigos y deja de realizar otras actividades de ocio. La irritabilidad, la ansiedad y la tristeza son algunos síntomas. Datos: Algunos estudios revelan que la mitad de los estudiantes de Bachillerato y uno de cada cuatro de Primaria reconocen que tienen necesidad de conectarse a internet. Webs pornográficas Pero no son sólo los adolescentes: las nuevas tecnologías han enganchado también a los adultos. En este caso, su adicción son las webs pornográficas. Actualmente, un amplio grupo de hombres entre 30 y 40 años reciben tratamiento en Proyecto Hombre para superar su adicción a navegar por la Red en busca de contenidos eróticos. Última década Frente al tradicional dominio de los países occidentales, el coloso oriental ha doblado durante la última década las partidas destinadas a la innovación científica y tecnológica, que en 1995 suponían el 0,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y ya ascienden al 1,2 por ciento. De igual modo, el número de investigadores ha aumentado un 77 por ciento en China, que ya cuenta con 926.000 cientí- Más información: www. proyectohombre. es