Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5- -12- -2006 87 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo El yacimiento de El Sidrón revela indicios de canibalismo ritual en los neandertales El canibalismo alimentario está documentado en el Homo antecessor, hace 850.000 años s Se desconocía hasta hoy este grado evolutivo en el Neanderthal S. BASCO MADRID. Una investigación paleontológica llevada a cabo desde el año 2000 sobre restos neandertales hallados en el yacimiento asturiano de El Sidrón, que datan de hace 43.000 años, desvela marcas sobre determinados huesos- -procedentes de cuchillos de sílex- -que muestran una técnica de descarnamiento que podría corresponder a prácticas de canibalismo simbólico o ritual en la comunidad a estudio. El director de la investigación, Antonio Rosas, del Departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) en Madrid, encabezó un equipo formado por 18 investigadores, coordinado sobre el terreno por Javier Fortea y Marco de la Rasilla, ambos de la Universidad de Oviedo. Su tarea fue analizar los restos de huesos y dientes hallados en la cueva de El Sidrón, que proceden de ocho ejemplares de Neanderthal- -un niño, dos adolescentes, un joven y cuatro adultos- La investigación es publicada esta semana por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) Homo neanderthalensis El hombre de Neanderthal desciende, como el Homo sapiens (con el que no se cruzó) del Homo antecessor. Los neandertales adultos medían cerca de 1,60 metros, eran extraordinariamente robustos y su capacidad craneal alcanzaba 1.500 centímetros cúbicos, semejante a la del hombre actual. Utilizaban herramientas, conocían el fuego, cuidaban de sus ancianos y enfermos, enterraban a sus muertos... Las marcas de descuartizamiento y descarnamiento no responden a un patrón alimentario Tres mandíbulas en muy buen estado de conservación y algunas piezas dentales mientos se ha encontrado sistemáticamente una pauta, es como un proceso, y siempre se hace de la misma forma, con marcas en los mismos sitios explicó Rosas. Ello revelaría la práctica del denominado canibalismo alimentario ya que la pieza siempre es preparada de la misma manera En el caso de El Sidrón, el hecho de que las marcas de descuartizamiento y descarnamiento no respondan a un patrón revela, con muchas posibilidades de certidumbre, que el canibalismo respondía a prácticas rituales o simbólicas algo que, de confirmarse, supondría un gran paso adelante en el conocimiento de los neandertales, a los que no se les atribuye, hasta la fecha, un grado tal de evolución intelectual manifestó Rosas. ABC Una práctica extendida El yacimiento de El Sidrón, en el que se han recuperado 1.323 restos óseos humanos y apenas 7 restos no humanos, confirma, según declaró a ABC Antonio Rosas, que el canibalismo alimentario derivado de la pura necesidad, era una práctica más extendida de lo que se pensaba entre los neandertales. Así lo corroboran también otras excavaciones como la de Zafarralla, en Málaga, y algunas estudiadas en regiones de Francia y Croacia. La novedad científica en El Sidrón es que, habiendo detectado marcas de cortes y descarnamiento en numerosos huesos- -producidas por cuchillos de sílex- sorprende que no todos los individuos hayan sido descarnados o tratados de la misma manera En otros yaci- tómica, como algunas vértebras junto a sus costillas, o todos los huesos de un pie Las condiciones de conservación en esta cueva son tan óptimas que han permitido la primera extracción de ADN mitocondrial de Neanderthal en España, y el establecimiento de un marco de trabajo sobre la filogeografía de esta especie. Los del norte y los del sur La investigación revela además una diferenciación clara entre las poblaciones de neandertales del sur (Península Ibérica, Italia y región balcánica) y las del norte (los Alpes, Centroeuropa y Europa del Este) Los del sur tenían la cara algo más ancha y menos alargada que los del norte, más próximos éstos a la imagen clásica de Neanderthal según el científico madrileño. Estas diferencias pueden deberse a razones climáticas, de adaptación, por deriva genética o por azar. Huesos de un pie fosilizados hallados en El Sidrón tario Este tipo de prácticas caníbales derivadas de hambrunas están perfectamente documentadas desde el Homo antecessor, antepasado común de Sapiens y Neanderthal, y por ejemplo en Atapuerca han sido datadas en unos 850.000 años. Rosas destacó que el yacimiento del El Sidrón puede ser el punto de partida para numerosos estudios. Entre los aspectos por comprobar está el deter- ABC minar si los ocho neandertales hallados corresponden a una misma familia, algo que se determinará por técnicas de ADN mitocondrial. Hambruna generalizada El estado de los dientes, tanto en el niño como en los adolescentes, hace pensar en una carencia de alimentos generalizada, por lo que tampoco cabe descartar el canibalismo alimen- Tres mandíbulas Entre los restos estudiados destacan tres mandíbulas en muy buen estado además de un centenar de dientes aislados, huesos largos de extremidades, y otros en conexión ana- Más información sobre este estudio: www. eurekalert. org jrlns pnas