Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 5- -12- -2006 ABC Alejandro González Iñárritu, ayer en Madrid, delante del cartel de su nueva película, Babel IGNACIO GIL En el cine orquestas la locura, es una orgía de colaboración Alejandro González Iñárritu s Director de Babel Amores perros y 21 gramos El director mexicano presentó ayer en Madrid Babel que se estrena en España el próximo día 29. El cineasta habla de su trilogía, con la que ha vuelto del revés la narración cinematográfica clásica, y de su última película FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Hace ya seis años, con Amores perros Alejandro González Iñárritu mordió una presa que no ha podido, ni querido, soltarse de esa forma suya de contar historias, sin atenerse a la narración lineal ni a las consecuencias. Sacudido por las desgracias de sus argumentos, el espectador sigue enganchado al colmillo retorcido de este mexicano, que a finales de año estrena en España Babel título de bajo presupuesto (menos que Alatriste dice) que transcurre en Marruecos, Tokio y a ambos lados del río Grande. Creo que el cine, a diferencia del teatro, es una experiencia emocional fragmentada apunta el director, de 43 años. A través de la yuxtaposición de imágenes, el auditorio llena los espacios para crear una narrativa. Es una herramienta que el cine te permite con mucha flexibilidad y como elemento dramático funciona muy bien No obstante, González Iñárritu no se reconoce prisionero de la forma y, de hecho, asegura que Babel es la más lineal de las tres. Tan importante como su colaboración con el guionista Guillermo Arriaga- -con quien se va a tomar un descanso- -es la labor del montador. Iñárritu editó Amores perros solo, durante siete meses una locura En Babel repite con Stephen Murrione, ganador de un Oscar por Traffic Editar es reescribir. Es en la edición donde se hacen las películas, donde puedes arruinar lo rodado o hacerlo sublime, donde se cocina La lección más importante es que el cine es una orgía de colaboración En esta película- -cuenta- -trabajé con más de 1.200 personas en el mundo. Estás orquestando la locura, en diferentes idiomas, y tienes que subordinar todos esos talentos a tu visión, pero todos aportan cosas valiosísimas En Babel pequeños actos tienen graves consecuencias, en una especie de efecto mariposa moral. En 21 gramos -corrobora- -había una tragedia, un accidente mandado por los dioses que transformaba la vida de todos. Aquí son esas pequeñas decisiones de cada uno las que crean tsunamis Hasta qué punto lo que sucede es casualidad, el destino o la decisión de un guionista superior, ni él mismo lo sabe: No lo quiero creer, pero a veces pienso que existe un destino. Siento que todo está construido, aun- Robert Altman era un maestro en manejar personajes que se van conectando en pequeñas rebanadas que nuestros sentidos son muy limitados para poder observarlo y prevenirlo En su película tampoco faltan las lecturas políticas, con el amigo americano en el punto de mira: Están viviendo un régimen que está regresando cincuenta años. Lo que sucede entre mi país y los Estados Unidos es complejo, pero esta frontera que van a construir es el monumento más grande a la estupidez humana. Un país que está hecho de inmigrantes y los trata de esta forma... Por fortuna, Babel sólo toca la tecla política de forma sutil Normalmente, necesitas un malo para verter tu rabia, tu miedo o tu coraje, pero aquí no hay villanos. Es muy perturbador. Mi película es acerca de los prejuicios y yo no quería plantear las maldades de un país contra la victimización de otro. Carlos Fuentes me decía que la tragedia sólo nace del choque de dos virtudes. Lo otro es melodrama, maniqueísmo Sí está presente en Babel el miedo al otro: Es una frontera hecha de nuestros prejuicios y limitaciones. Nos han alimentado nuestros padres, nuestros nacionalismos, nuestros fanatismos religiosos. Pero toda esta paranoia e imposi-