Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID Cáotica jornada de protestas en la capital MARTES 5 s 12 s 2006 ABC (Viene de la página anterior) tos han fijado una cita con el Instituto Laboral regional para tratar de desenquistar un conflicto en el que ni los trabajadores ni la empresa dan su brazo a torcer, para desgracia de tantos miles de usuarios. Caos pese a los servicios mínimos Los servicios mínimos se han cumplido. Lo que pasa es que en hora punta, con la mitad de los vehículos, los usuarios pueden tener la sensación de que nada funciona vinieron a coincidir empresa, sindicatos y Consorcio de Transportes. Puede ser una sensación, pero le dolió, y mucho, a los miles de usuarios de esta compañía- -se calcula que unos 45.000 viajan cada día- -que, ayer, volvieron a constatar que su madrugón lo les iba a garantizar llegar al trabajo o a clase. Llevo más de hora y media esperando, no hay derecho se quejaba Rosa, empleada de hogar, en el intercambiador de Moncloa. En teoría pasan cada media hora, pero yo llevo ya una entera y nada añadía Marta, universitaria. A su alrededor, cientos de viajeros, cada uno con su queja, con su rutina trastocada por otra huelga. En Moncloa, los vehículos de Autoperiferia comunican Madrid con Las Rozas, Brunete, Majadahonda, Villanueva de la Cañada y Villanueva del Pardillo a través de la A- 6. En Príncipe Pío, además, la capital se une con Quijorna por la A- 5. Moncloa, por lo tanto, fue uno de los enclaves donde más escenas de desesperación se vivieron, aunque los retrasos también los sufrieron quienes esperaban un autobús en cualquiera de estas localidades. ¡Ya llevamos dos horas esperando, es una vergüenza, no sé cuándo voy a llegar a casa! protestaba una señora en una larga cola en Las Rozas, ciudad donde Autoperiferia también cubre la ruta urbana. Con sólo la mitad de los autobuses trabajando, los retrasos se convirtieron en lógicos durante la jornada, y eso que se cumplieron los servicios mínimos. Según la empresa, hubo algunos intentos de piquetes tanto en la sede de Las Rozas y en Moncloa, pero enseguida intervinieron las fuerzas de seguridad Los sindicatos, por su parte, negaron que intentaran evitar la salida de ningún bus de servicios mínimos, como también rechazaron que sus afiliados acudieran a Moncloa. Y también un robo Si los retrasos no eran suficientes, a las 8.30 horas se produjo un extraño suceso que ahondó el caos en este intercambiador: el robo de las llaves de un autobús. Han sido unos encapuchados afirmaba el conductor. Guardias de seguridad y chóferes lo empujaron para dejar libre la salida de la estación, aunque sólo lo consiguieron en parte, y un autobús de gran volumen que intentó salir después perdió su instalación de aire acondicionado al chocar contra el techo de la salida. El intercambiador es pequeño y se forma un cacao en cualquier momento, pero nadie de los sindicatos ha sido uno de esos encapuchados rechazaba a este diario el presidente del Comité de Empresa, Esteban Pascual, de UGT. Sea como fuere, el golpe del autobús con el techo de la salida provocó que, durante largos minutos, un buen número de vehículos tuvieran que dejar a los usuarios en la rampa de entrada, ante la perspectiva de que luego no pudieran salir. En al menos media hora, los enfados y hasta la incredulidad se incrementaron aún más entre los usuarios de esta línea. Es muy peligroso salir por aquí, es increíble decía una mujer que fue abandonada en la entrada de Madrid Los servicios mínimos se han cumplido, pero en hora punta a los usuarios les puede parecer que nada funciona coinciden las partes enfrentadas ¡Ya llevamos dos horas esperando, es una vergüenza! protestaba otra señora en una larga cola en Las Rozas En el intercambiador se forma un cacao en cualquier momento, pero nadie de los sindicatos ha robado las llaves del autobús decían los huelguistas Los taxistas exhibieron ayer diferentes carteles de protesta por el centro de la capital MARCHA DE LOS TAXISTAS No quieren repartirse el pastel de la publicidad con nosotros Unos 200 taxis en protesta taponaron ayer la Calle Mayor y adyacentes POR CRISTINA ALONSO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Si ayer escaseaban los autobuses en el intercambiador de Moncloa, en la plaza de la Villa sobraron taxis. Unos 200 taxistas con sus vehículos cortaron hacia mediodía la Calle Mayor entre Bailén y el mercado de San Miguel para protestar por la decisión del Ayuntamiento de no permitirles llevar publicidad en sus turismos. Su protesta había comenzado en la calle de la Virgen del Puerto. Y la congestión de tráfico que dejaron tras de sí fue considerable. A golpe de claxon, los taxistas de Madrid confesaron envidiar a los de Zaragoza, Barcelona, Nueva York o Tokio. Incluso a los de Alcalá de Henares o Aranjuez. Ellos son libres para llevar publicidad. Nosotros no explicaba un manifestante mientras pegaba con celo en su ventanilla un mensaje de protesta. El portavoz de la Coordinadora de Publicidad del Taxi de Madrid y presidente de Agetaxi, Francisco Esteban, aseguró que los taxistas de la capital han perdido más de 650.000 euros a consecuencia de la medida injustificada del Ayuntamiento ¡Me ha dado hasta miedo! ¡Esto es increíble, es muy peligroso salir por aquí, por la rampa! confesaba una señora mayor. Me ha dado hasta miedo, todos pegados al bus, con el tráfico alrededor, es alucinante Si no funciona la mediación del Instituto Laboral, los huelguistas se plantean extenderla (ya está fijada para los días 11, 12, 24 y 25 de este mes, además de hoy) y hasta posar en un calendario semidesnudos, para recuperar algunos de los ingresos que estamos perdiendo sostuvieron. Miles de usuarios ansían este acuerdo. Aplicar la Constitución Esteban explicó que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, no debería leer la Constitución, sino aplicarla