Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La crisis de la inmigración MARTES 5 s 12 s 2006 ABC Zapatero intenta firmar en Senegal un acuerdo que fije las repatriaciones Mientras el presidente viajaba al país subsahariano, dos cayucos alcanzaban Canarias con 198 inmigrantes s Son ya 421 los ilegales llegados a las islas en tres días LUIS AYLLÓN ENVIADO ESPECIAL ERENA CALVO DAKAR LAS PALMAS. José Luis Rodríguez Zapatero llegó anoche a Senegal, en una visita que no llegará ni siquiera a las 24 horas, pero que tiene una particularidad: es la primera que realiza un presidente del Gobierno español a un país del África subsahariana desde enero de 1992, en que Felipe González estuvo en Angola. El Gobierno quiere dar a la visita un contenido amplio, pero resulta difícil desligarla del problema de la inmigración ilegal, especialmente porque Senegal es el país del África Occidental desde el que en estos momentos parten la mayoría de las embarcaciones que transportan irregulares a España. En los últimos meses se han multiplicado las visitas de ministros y altos cargos del Ejecutivo a Senegal para intentar frenar las avalanchas que llegan a las costas canarias. Las autoridades de Dakar se mueven entre el deseo de cooperar con las españolas, aceptando la repatriación de los irregulares, y el temor al coste electoral que puede tener el regreso de un importante número de personas. Tal vez por ello, el Gobierno senegalés se resiste a firmar con España un acuerdo de los llamados de segunda generación en el que se incluyen ayudas económicas y de desarrollo, pero también compromisos de repatriación. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, lo intentó el pasado 10 de octubre, pero no pudo conseguirlo. Ahora, Zapatero insistirá en ese propósito, pero tendrá que esforzarse para convencer a los senegaleses, con cuyo presidente, Abdulayé Wade, cenó anoche, tras su llegada a Dakar, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa; de Moratinos y de los ministros de Justicia, Juan Fernando López Aguilar; y de Trabajo, Jesús Caldera. En cualquier caso, para el Gobierno es importante que, pese a no existir ese acuerdo, Senegal, después de un comienzo algo problemático de las operaciones, esté aceptando las repatriaciones de los llegados irregularmente en cayucos a Canarias (han sido devueltas ya cerca de 5.000 personas) Las conversaciones continuarán hoy y en ellas se abordará también el proyecto- -acordado durante la visita de Moratinos y que podría ponerse en marcha a comienzos de año- -de la llamada ventanilla para la contratación de manera legal de trabajadores senegaleses en origen. En este marco, el Ministro de la Juventud y el Empleo de Senegal, Alioune Sow, adelantó el pasado jueves en Dakar que la empresa española Acciona empleará a 75 ciudadanos senegaleses con contratos de trabajo de doce meses. Este grupo, que podría incluir a algunos de los repatriados recientemente, recibirá en los próximos días los visados necesarios para viajar a España. El presidente de Senegal dio anoche la bienvenida a Zapatero en Dakar Durante la visita de Zapatero a Senegal se entregará a las autoridades de ese país dos patrulleras, cinco todoterrenos y material de transmisiones para facilitar la lucha contra la inmigración ilegal. Igualmente, se podría suscribir, entre otros acuerdos una declaración conjunta sobre Frontex, en la que se expresa la autorización de Senegal para prorrogar por seis meses más la misión. Finalmente, es posible que pueda comenzar a aplicarse a proyectos concretos el Plan REVA, por el que España puso a disposición de Senegal 20 millones de euros para planes relacionados con la agricultura. EFE Tres muertos en cinco días Mientras Zapatero emprendía su viaje a Senegal, dos cayucos alcanzaban Canarias y un joven inmigrante de veinte años fallecía en un centro de retención tinerfeño. El primer cayuco, con 150 personas, llegó a la isla de El Hierro. Los ilegales Detienen a un edil de CC en un municipio de Tenerife por traficar con mujeres Juan Sabino Obal, concejal de Urbanismo de la Agrupación Tinerfeña Independiente, integrada en Coalición Canaria en el municipio tinerfeño de San Miguel de Abona fue detenido ayer junto a un ciudadano venezolano acusado de tráfico de personas. Al parecer el edil nacionalista, que también hace las veces de segundo teniente de alcalde, facilitaba la entrada de mujeres de distintas nacionalidades en la isla para ejercer la prostitución. Los dos acusados fueron trasladados por la tarde a la Comisaría de Playa de las Américas a la espera de la decisión del juez, que se preveía que decretase el secreto de sumario. San Miguel de Abona, al sur de la isla, es una de los zonas de Tenerife que más han crecido turísticamente en los últimos años, concentrado en el municipio grandes núcleos de población inmigrante. son de Guinea Conakry, aunque el punto de partida de la embarcación se desconoce. Los indocumentados llevaban ya quince días de viaje atravesando el Atlántico cuando alcanzaron la isla sin ser detectados por los sistemas de control. Uno de los sin papeles tuvo que ser ingresado al presentar heridas leves. Ya por la noche llegó otro cayuco a Tenerife con otras 48 personas. Este es el cuarto cayuco que llega a las islas desde el fin de semana, alcanzando ya la cifra de 421 indocumentados en tres días. Cifra que asciende a 30.000, la mayoría senegaleses, si se hace el recuento del total de llegados a Canarias en 2006, un récord que nunca antes se había alcanzado. Y un récord que, desgraciadamente, también se está batiendo en el número de fallecimientos de inmigrantes tratando de arribar a las Islas o una vez en tierra. Ayer moría un gambiano de veinte años en el tinerfeño centro de Las Raíces debido a una úlcera de estómago según fuentes de la Delegación del Gobierno en las Islas; se trata del tercer fallecimiento constatado en los últimos cinco días.