Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA MARTES 5 s 12 s 2006 ABC El tripartito exhibe sus diferencias tras la okupación de una fábrica en Barcelona Carod insta a negociar con los squatters s CiU y PP exigen un acto de autoridad s El consejero Saura (ICV) sigue mudo ÀLEX GUBERN BARCELONA. En situaciones de calma, todo marcha relativamente. Cuando hay que tomar soluciones comprometidas, los engranajes del tripartito catalán empiezan a rechinar. La okupación de un antiguo recinto fabril en el barrio barcelonés del Poblenou por parte de un colectivo de artistas alternativos y la actitud pasiva de Mossos d Esquadra y Guardia Urbana durante esta acción, ha vuelto a encender la polémica en Cataluña por la manera cómo se aborda el fenómeno Disgusto en el PSC por la visita del enviado de la ONU La visita a Barcelona del relator en materia de Vivienda de la ONU, Miloon Kothari, no ha acabado de gustar en el PSC, que ayer criticó que el enviado de las Naciones Unidas se solidarizase con los okupas del recinto de Can Ricart, que visitó el sábado por la noche. El portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, recordaba ayer que se pueden escoger muchos sitios para evidenciar la preocupación sobre el problema de la vivienda, además de Can Ricart No obstante, desde el PSC se dijo compartir con el relator de la ONU- -que ha sido muy crítico con la situación de la vivienda en España- -su trabajo de sensibilización. La manga ancha permite a los okupas reforzar la fábrica que han tomado squat El debate coincide además con la suspensión definitiva de la cumbre europea de Vivienda en Barcelona, que en su momento no se pudo celebrar por el temor a las manifestaciones de los grupos antisistema. Mientras la oposición de CiU y PP exigía ayer que el tripartito actuase con autoridad ante un acto ilegal- -Artur Mas se quejaba de la actitud bucólica de PSC y ERC- el consejero de Interior y responsable de la policía autonómica, Joan Saura (ICV) seguía sin pronunciar palabra ante una situación evidentemente incómoda para su formación. Después de que el juez denegase el desalojo cautelar por la vía de urgencia, los Mossos levantaron el bloqueo sobre la fábrica, permitiendo que sus okupantes se reorganizasen para resistir no menos de un par de semanas, que es el plazo mínimo que se prevé antes de que se dicte su salida. El colectivo La Makabra formado por un centenar largo de personas y que ya hace unas semanas fue desalojado de otra fábrica en el mismo barrio, pide un recinto donde ensayar. con La Makabra sin exigir antes su salida de la fábrica, el jefe de filas de ERC en el Consistorio, Jordi Portabella, le contradecía asegurando que no se puede dialogar con estos grupos a partir de una imposición Lo que se dice, vaya, una respuesta unitaria. En medio de este guirigay el alcalde Jordi Hereu- -a menudo enfrentado con la Generalitat, a la que ha exigido PATRICIA ESTEVE más mano dura con los alternativos- negaba que la policía hubiese sido pasiva ante la okupación y que ahora la responsabilidad es del juez. En oposición a posturas contemporizadoras- -empezando por las de sus aliados de ICV en el equipo municipal- Hereu señalaba que ninguna okupación modificará los planes que el Ayuntamiento tiene para Can Ricart y que no hay diálogo po- sible desde la presión Los okupas no tienen pinta de querer dialogar dijo. El recinto fabril de Can Ricart ha sido uno de los últimos caballos de batalla del movimiento vecinal barcelonés, que ha logrado salvar para uso público parte de un espacio muy goloso desde el punto de vista inmobiliario. Ayer mismo, la plataforma en defensa de la preservación es este espacio se reunía con sus nuevos inquilinos. Suspensión definitiva de la cumbre europea de Vivienda À. G. BARCELONA. La cumbre informal de ministros europeos de Vivienda que debía celebrarse en Barcelona ha quedado definitivamente suspendida. La ministra del ramo española, María Antonia Trujillo, confirmó ayer en la capital catalana que sus homólogos europeos no han podido cuadrar sus agendas, y que las dos fechas alternativas que se habían propuesto no han sido aceptadas. La cumbre de Vivienda debía celebrarse los pasados 16 y 17 de octubre, en coincidencia con el inicio de la campaña electoral de las autonómicas. Según se explicó entonces, y atendiendo a la recomendación de las fuerzas de seguridad, el temor a la acción de los grupos antisistema llevó a aplazar la reunión. Esta decisión generó una importante polémica en tanto se otorgaba a los grupos antisistema capacidad para modificar la agenda política y ciudadana, y sentaba un negativo precedente. De igual forma, en Cataluña se interpretó que la suspensión comportaba un cuestionamiento tanto de la capacidad operativa de los Mossos d Esquadra como de la idoneidad de celebrar en Barcelona este tipo de reuniones. El Ayuntamiento- -cuyos representantes en la reunión donde se aplazó la cumbre no protestaron- -entendía que la no celebración suponía extender la idea de una ciudad donde okupas y antisistema campan a sus anchas. La confirmación pues de que no habrá cumbre- -en todo caso Trujillo dijo que si España vuelve a albergar una de estas reuniones se hará en Barcelona- -fue acogida de manera crítica por CiU y PP. Para el jefe de filas nacionalista en el Ayuntamiento, Xavier Trias, la noticia confirma que nos tomaron el pelo y que si el alcalde Jordi Hereu no se indigna se confirmará que el Ayuntamiento participó de una suspensión electoralista El líder municipal del PP, Alberto Fernández, señaló que con la suspensión definitiva de la cumbre han ganado los violentos y antisistema, y han perdido la democracia y la ley Hereu: Nada cambiará Con Saura mudo, el resto de partidos de izquierda interpretaba una sinfonía de opiniones sin ningún tipo de concierto. EUiA- -partido coaligado con ICV- -reclamaba que se respondiese a las reivindicaciones de los squatters En paralelo, y mientras el vicepresidente del gobierno catalán, Josep Lluís Carod, instaba al Ayuntamiento de Barcelona a negociar Alberto Fernández (PP) señala que con el aplazamiento ganan los violentos y los antisistema