Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La negociación ETA- GobiernosLas víctimas MARTES 5 s 12 s 2006 ABC El Tribunal Supremo decide hoy si comienza la liquidación de las herrikos N. V. MADRID. La Sala Especial del Tribunal Supremo se reúne hoy para estudiar los informes remitidos por las partes en respuesta al auto que dictó el pasado 23 de octubre. En él ordenaba la entrada en las herriko tabernas para inventariarlas. Los magistrados de la Sala del 61 tendrán que decidir si las herrikos pertenecen a Batasuna y si procede extender la liquidación patrimonial de la formación ilegalizada a estos locales, controlados por Batasuna, según se mantiene en la causa penal. En sus respectivos informes, tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado se han mostrado partidarios de que antes de que se adopte alguna medida cautelar se dé audiencia previa a todos y cada uno de los directivos o cargos representativos que figuren como propietarios de las herrikos ya que su vinculación con Batasuna no tiene por qué ser igual en todos los casos. Condena de 20 años para los etarras que intentaron asesinar a Madina Olabarrieta y Arzalluz tendrán que pagar al diputado socialista una indemnización histórica: 3 millones de euros s Según la Sala, rompieron su proyección deportiva N. V. MADRID. Tengo la sensación de justicia cumplida y de puerta cerrada Con estas palabras valoró ayer Eduardo Madina la condena que la Audiencia Nacional impuso ayer a los dos etarras que intentaron asesinarle: 40 años de cárcel (20 cada uno) y al pago de una indemnización histórica: tres millones de euros. La Sala considera que esta cantidad es proporcional a la edad que tenía el secretario de las Juventudes del PSOE en el momento de los hechos (26 años) la ruptura de su proyección deportiva (incluida la merma de ingresos previsibles) y las consecuencias físico- psíquicas que supuso para la víctima la amputación de su pierna izquierda. Hasta el momento del atentado (19 de febrero de 2002) Madina era jugador profesional de voleibol y cuando ETA intentó asesinarle, su equipo llevaba ya cuatro años en primera división. Junto con las condenas de Iker Olabarrieta y Asier Arzalluz a 20 años de cárcel cada uno y el pago de dicha indemnización, la Sala también ha condenado a los acusados Gaizka Olabarrieta (primo de Iker) y Gorka Aztiria a tres años de prisión, ambos como autores de un delito de encubrimiento. Aunque en su escrito de calificación provisional la Fiscalía les había imputado un delito de colaboración con organización terrorista, en su informe definitivo modificó la calificación jurídica y añadió el encación de una bomba- lapa en los bajos de su vehículo y que si la explosión de la bomba no le mató fue por una serie de circunstancias ajenas a la voluntad de los terroristas, como la mala colocación del artefacto o la propia altura de Madina, que, al conducir más lejos del volante que cualquier una persona de estatura media, se salvó de una muerte segura. La Sala elogia el valiente testimonio prestado por Madina, que relató con claridad, precisión y extraordinaria entereza cómo se produjeron los hechos cuando aquella mañana de febrero arrancó el coche para dirigirse a su lugar de trabajo, en la localidad guipuzcoana de Sestao. Cuando el joven había recorrido unos diez kilómetros la bomba explotó y en unos segundos el destino de Madina dio un giro radical. Después del atentado, tanto Madina como sus padres sufrieron una profunda depresión que de forma muy emotiva y gráfica el socialista explicó así: a partir de entonces en mi casa se hizo de noche Eduardo Madina AFP cubrimiento como alternativa a la colaboración, algo con lo que lo que la defensa de los dos acusados se mostró conforme. Ambos acusados reconocieron que auxiliaron a Iker Olabarrieta prestándole una casa durante varias semanas. Los magistrados consideran probado que Olabarrieta y Arzalluz intentaron matar al socialista Madina con la colo-