Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 5 s 12 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero ¿Y las viviendas dónde están? Son los de siempre Hace unos días, unos energúmenos agredieron al profesor Francisco Caja por el único delito de recoger firmas para defender el bilingüismo en Cataluña. Son los de siempre, miméticos aprendices de terroristas; sí, terroristas que intentan sembrar el miedo entre los que no piensan como ellos. Sí, los de siempre, los de mirada torva (así la percibí cuando uno de ellos, al que me acerqué- -yo también recojo firmas- -para solicitarle su colaboración, me contestó que no entendía la lengua) Claro, los de siempre, los que insultan, como el señor Merda (perdón por la ordinariez, pero no sabemos su nombre) que en los últimos días han pasado por nuestro lado repitiendo esa palabra grosera y acordándose de nuestra madre. Por supuesto, son los de siempre, los que emplean la violencia porque la razón no les asiste. ¿Seguro que estos jóvenes agresores son tan espontáneos como los que se lanzan al ruedo en las plazas de toros? Por cierto, lo de acto espontáneo me trae a la memoria exactamente lo que dijo un político cuando el asalto a las sedes de un determinado partido. ¿También es fruto de la espontaneidad el terrorismo callejero de Vascongadas? Y ahora me dirijo a vosotros para gritaros que no os tenemos miedo: podréis amordazarnos para que no hablemos, y hasta encarcelarnos para evitar que actuemos, pero jamás arrancaréis de nosotros la libertad de pensamiento y la decisión de luchar por lo que creemos justo. Así que, don Francisco Caja, ¡adelante! Sepa que tiene mucha gente que le apoya, que le aplaude y que le sigue. Josefina Albert Galera, profesora de la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona) ESPAÑA Y LOS DEMAGOGOS ÓMO afectarán a España los cambios que se suceden en las Américas? En Londres, Financial Times publica un análisis global con indicadores inquietantes para los intereses españoles. En México, previsibles tensiones políticas institucionales. En Bolivia, crisis superpuestas. En Ecuador, sorpresas para los inversores. En Argentina y Uruguay, crisis de las papeleras. En Venezuela, mucho negocio para los amigos de Chávez y los boli- burgueses izquierdistas- burguesescon cazo Por su parte, el Washington Post publica un análisis de Niall Ferguson, profesor de Historia en Harvard, que afirma que los nuevos demagogos son una amenaza planetaria, ya que personajes como Chávez y el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, controlan el arma temible del petróleo. En Caracas, El Universal publica una crónica titulada Los conservadores españoles vigilarán a Chávez por temor a la dictadura El perfume de la demagogia y la lluvia ácida ideológica también parece caer sobre España cuando Wall Street Journal (WSJ) y Washington Post (WP) comentan por extenso los estragos ciudadanos y morales del uso político de la memoria histórica, desenterrando la Guerra Civil. Siete décadas más tarde, la Guerra Civil divide a los españoles WSJ describe una sociedad española atormentada por el uso político de los muertos y las esquelas mortuorias tiradas a la cara del adversario con avieso ánimo cainita. Araceli Ezquerro declara: Nosotros también teníamos abuelo Por su parte, Frankfurter Allgemeine Zeitung comenta las memorias de Carrillo. España tiene muchos otros atractivos. Considerado indeseable en Montecarlo hace poco menos de un año, Mark Thatcher, hijo de la Dama de Hierro, espera poder instalarse en Gibraltar, atraído por las ventajas fiscales subraya el Telegraph londinense. Menos ácido, Le Figaro publica en París un reportaje titulado Las gitanas levantan la cabeza En Londres, el Independent destaca un artículo ditirámbico que afirma que la carrera internacional de Penélope Cruz conduce directamente a Los Ángeles para recibir un próximo Oscar a la mejor actriz. ¿C Veo en los periódicos el tema de los okupas. Y me pregunto: ¿qué pasa con las 40.000 viviendas de protección oficial que el tripartito se comprometió a construir? Hace pocos meses se hablaba de que sólo se habían construido 4.000, ¡el 10 por ciento! ¡Menuda eficacia la del tripartito! Desde luego, la iniciativa privada en Cataluña tiene un gran empuje, pero la administración del govern tripartit se merece en este tema un cero. Y mientras, gran cantidad de matrimonios jóvenes están buscando una vivienda asequible. Todo esto lo realizan unos partidos que dicen de sí mismos que son de izquierdas y que les interesan los problemas sociales. Se les llena la boca con esas palabras, y el programa electoral con promesas que luego no cumplen. ¿Dónde estaría una empresa que sólo hubiese cumplido el 10 por ciento de todo aquello que se había comprometido a cumplir? Pues sencillamente dejaría de existir. Pues a ver qué hacen con los jefes de Habitatge. María Dolors Ortiz- Repiso Barcelona Profesores perplejos Sabíamos que las buenas noticias no son noticia y que, por eso, los esfuerzos cotidianos de profesores y alumnos no tendrían ningún atractivo para los focos. Nos parecía bien, porque en silencio se trabaja mejor. Pero ocurre que, últimamente, salimos- -nosotros y nuestros alumnos- -todos los días en periódicos y telediarios. De repente, actitudes violentas esporádicas y, con más frecuencia, incidentes nimios entre adolescentes en el recreo o faltas de respeto al profesor merecen un tratamiento, sensacionalista, que tiende a difundir la especie de que la escuela vive en un régimen de terror. Esta sociedad agresiva, competitiva e hipócrita que formamos todos ha descubierto el acoso escolar y el descubrimiento ha provocado alarma social y una cierta dosis de paternalismo barato e indigesto. Permítannos expresar nuestra perplejidad. Adultos de todas las edades saben que siempre ha habido en la escuela un cierto grado de violencia: la presión psicológica en los internados hacia los alumnos, las novatadas entre éstos, los motes humillantes a profesores y compañeros, las rimas sa- tíricas que etiquetaban de por vida... Pero no se había inventado el bullying Ahora que lo conocemos nos dedicamos a hablar de los adolescentes como ignorantes satisfechos, cuando no como delincuentes en potencia, y nos complacemos en presentar a los profesores (a todos los profesores: si son casos aislados, no hay noticia) como pobres hombres carentes de los más elementales recursos de autoridad. Sólo hay algo peor que una escuela en crisis, como la que vivimos: una escuela convertida irresponsablemente en espectáculo mediático. Hemos dicho crisis: la escuela está en transformación y a nadie le consuela vivir en y de la incertidumbre. A la falta de respeto del alumnado (el respeto es un valor que cotiza poco en nuestra sociedad) se unen la inexplicable complicidad de algunos padres con ciertas conductas de sus hijos, la falta de normas claras en la política educativa y el aplauso que el malvado precoz obtiene a diario en los medios de comunicación. Los profesores actuamos contra corriente, porque en eso consiste, en buena medida, educar; y, así, decimos no a determinados comportamientos de los adolescentes, sabedores de que ese no es una respuesta insólita en su vida diaria ¿por qué tenemos la sensación de que fuera de la escuela nadie les niega razonadamente nada? También tratamos de que los alumnos (además de exigirles cosas tan impopulares como la desconexión en clase de los artilugios electrónicos de que vienen equipados) aprendan a ser responsables y a amar el trabajo diario, la expresión correcta y educada o las normas que rigen un debate respetuoso. No es fácil, pero sabemos a qué nos dedicamos. Nos gustaría mucho contar con más colaboración de las instituciones y de las familias, y no soportar tanto ruido informativo. Cuando se abordan los problemas de la educación con estética de reality show se le hace un flaco favor a la escuela, uno de los principales activos de la sociedad democrática. Por favor: absténganse arbitristas, tertulianos impetuosos e improvisadores de toda laya. Piedad Santiago Corvillo y 262 firmas más. Madrid La lógica del mundo abertzale Un Estado de Derecho no negocia con los delincuentes. Después de ser llevados ante la Justicia, se les encierra y punto. Es que no se trata de negociar nada- -dicen- sino de dialogar. Y está justificado el diálogo si con ello se consigue la paz. Puede; pero para dialogar es preciso hablar el mismo lenguaje, utilizar la misma lógica, y ya vemos cuál es la lógica de ETA y su entorno. Según Joseba Permach, la detención de tres etarras en Francia echa por tierra las expectativas abiertas, manteniendo mecanismos de guerra O sea, que durante la tregua ellos pueden continuar pertrechándose para su lucha y robar un arsenal de pistolas, pero la Policía no puede detenerlos. ¡Inaudito! ¿Qué tipo de diálogo puede haber con quienes así razonan? Lo que debería hacer el Gobierno de una vez es dejar de perder el tiempo facilitando que la banda terrorista se rehaga y volver al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, que tan buenos resultados había dado hasta que Zapatero llegó al poder. Javier Castro Dono Vigo