Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Primera división s Decimotercera jornada LUNES 4 s 12 s 2006 ABC Ronaldo supera a Lafuente para marcar el gol que suponía el empate para el Real Madrid IGNACIO GIL Casillas y Ronaldo, como antaño El Athletic se adelantó y mantuvo el tipo hasta la lesión de Orbaiz y la expulsión de Aduriz s Ronaldo y Roberto Carlos remontaron ENRIQUE ORTEGO MADRID. Casillas. Otra vez Casillas. Siempre Casillas. Si el Madrid remontó ayer el partido ante el Athletic, análisis pormenorizados aparte, se lo debe en gran parte a su portero. Su superportero Guste o no le guste a Capello, la realidad no es otra. Así se escribe la historia. Un partido sí y otro también Iker resulta decisivo. Vital. Determinante. Recapitulemos. Ventaja bilbaína en el marcador (0- 1) minuto 62, mano a mano de Gabilondo con el portero blanco, que saca el balón con su pie derecho. Tres minutos después, Ronaldo acierta a superar a Lafuente después de un maravilloso desmarque. Como en los viejos tiempos, de Casillas a Ronaldo. Del 0- 2 al 1- 1. Hay más. Minuto 87, la remontada madridista ya es un hecho (2- 1) Iraola remata cruzado y colocado un balón suelto, la pierna de Casilas vuelve a sacar la pelota y evita el empate. O lo que es lo mismo, certifica una victoria que vale más de tres puntos. A su triunfo debe sumar los dos puntos que el Barcelona se dejó en el campo del Levante y la derrota del Sevilla en Montjuic. Real Madrid Athletic 2 1 Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas; Salgado, Mejía, Sergio Ramos, Roberto Carlos; Diarra, Emerson (Beckham, m. 46) Robinho, Raúl, Reyes (Ronaldo, m. 46) y Van Nistelrooy. Atlhetic (4- 2- 3- 1) Lafuente; Iraola, Sarriegui, Luis Prieto, Exposito; Javi Martínez, Orbaiz (Murillo, m. 57) Etxeberría (Casas, m. 80) Yeste (Urzaiz, m. 69) Gabilondo; y Aduriz. Árbitro: Rodríguez Santiago. Mostró tarjeta amarilla a Sergio Ramos, Diarra, Yeste, Aduriz, Exposito, Mejía, Murillo y Roberto Carlos. En el minuto 74, expulsó a Aduriz por un codazo a Diarra. Goles: 0- 1. m. 35. Luis Prieto. 1- 1. m. 65: Ronaldo. 2- 1. m. 82: Roberto Carlos. Gol en fuera de juego Increíble, pero cierto. El Real Madrid ya es segundo a un paso del Barcelona. Una vez más cuesta explicar cómo un equipo de fútbol amasa tantos buenos resultados con un juego tan raquítico y mediocre. Ayer no fue una excepción y volvió a sufrir como un bellaco para derrotar a un Athletic que estuvo muy cerca de llevarse, como mínimo, un empate y al que los avatares futbolísticos le jugaron una mala pasada. Los de Mané comenzaron a perder el partido cuando Orbaiz se marchó lesionado y terminaron de hacerlo cuando Aduriz fue expulsado por un codazo sobre Diarra. La verdad es que el delantero centro, que hizo un buen partido, estuvo siempre al filo de lo antirreglamentario y su batalla a codazo limpio con Ramos y Diarra bien podía acabar como acabó, con alguno en la calle antes de tiempo. Mucho tuvo que acarrear el Madrid para salir ayer adelante. Otra primera parte penosa y un gol en fuera de juego le pusieron de nuevo contra la pared. Bien es cierto que estaban los blancos como acostumbran, tiesos de juego y dejando la iniciativa al contrario, pero también hay que decir que aún así habían creado más ocasiones que el Athletic y que el tanto de Luis Prieto, a la salida de una de las múltiples faltas que cometieron los blancos cerca de su área, no debió subir al marcador porque Gabilondo, que llegó a rozar el balón, estaba en fuera de juego y obstaculizaba claramente la visión del portero. Como de mal lo vería Capello que en el descanso ya ordenó dos cambios. Ronaldo y Beckham, dentro; Reyes y Emerson, fuera. La reestructuración llevó a casi un 4- 2- 4, en el que chocaba ver a Raúl de extremo derecho, pegado a la banda, y a Beckham de medio centro, al lado de Diarra. Se dejó ver Ronaldo muy pronto. Y al Athletic le comenzaron a entrar más dudas. Y a partir de ese momento se sucedieron todos los lances ya explicados y que acabaron con el marcador patas arriba. Primero, la lesión de Orbaiz, que había sido el faro rojiblanco por delante de la defensa y el mejor escudo de sus centrales. Después, la parada de Casillas ante Gabilondo. Tres minutos más adelante, el empate de Ronaldo en un jugada que bien define a este Madrid de Capello: pase de Sergio Ramos desde la divisoria, desmarque del brasileño al borde del área y remate definitorio. La roja que hundió al Athletic A falta de un cuarto de hora llegó la roja a Aduriz, que el árbitro enseñó cuando vio la sangre de Diarra, no antes. Fue el preludio del zapatazo de Roberto Carlos y de la acción final de Casillas para salvar el empate. Tantos sobresaltos en tan poco tiempo lograron que el Bernabéu pasara del bostezo y los silbidos del descanso al olé y a la ovación final. Ellos, los que acuden todos los partidos al estadio, saben mejor que nadie que, a falta de juego, los puntos mantienen al equipo vivo y aspirando a todo. Verlo para creerlo.