Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 4 s 12 s 2006 ABC TOROS Larios embriaga al natural en Vistalegre Verónica Rodríguez protagoniza una jaleada faena en la segunda clase de La Oportunidad ROSARIO PÉREZ MADRID. Qué maravilla ver el Palacio Vistalegre colmado de gente. Casi nueve mil almas se citaron en la antigua Chata para presenciar la segunda clase práctica del V certamen de La Oportunidad. Aunque se cortaron la mitad de orejas que el día anterior- -dos- el nivel de los alumnos fue superior, al igual que el juego de la bonita novillada de Francisca Martín Tabernero, que envió ejemplares de nota con el denominador común de la movilidad. Y qué placer contemplar el toreo, ése que busca aproximarse al de toda la vida: enganchar al toro con la muleta por delante, llevarlo toreado sin brusquedades y rematar atrás. Así lo hizo Manuel Larios, de la Escuela de Badajoz, que embriagó al natural con un novillo de almíbar. Hubo muletazos largos y templados, los más sobresalientes del ciclo. Su fallo con el acero disipó el triunfo y todo quedó en una sonora ovación. También se apreciaron condiciones en el albaceteño Juan Luis Rodríguez, que pechó con un eral con genio al que planteó un firme trasteo, rubricado con un fulminante espadazo que dio paso a una oreja. El otro trofeo se lo embolsó Carlos Guzmán. El de Madrid se lució al banderillear y plasmó una destacada labor, rematada con una estocada hasta la bola, frente a un rival que se metía por dentro y se defendía por su justeza de fuerzas. Había interés por ver a Verónica Rodríguez- -la única mujer candidata al trofeo apadrinado por El Juli- muy jaleada desde el saleroso saludo, con el lance que lleva su nombre, al encastado tercero. La torera de Murcia derrochó ganas en una faena prologada con dos pases del péndulo. Lo mejor: un trío de naturales y un cambio de mano con chispazos de arte dentro de un conjunto intermitente, en el que no terminó de acoplarse con su transmisor enemigo. Los espectadores se volcaron con ella, pero su desacierto con la espada abortó la posibilidad de obtener recompensa. Del sur llegaba también el malagueño Juan Carlos Cabello, que conectó con el público y evidenció su progreso desde la pasada edición. Paseó el anillo tras una fuerte petición de oreja. El menos afortunado fue el colombiano Johan Duque, quien sufrió una fea voltereta, sin consecuencias, en una actuación con excesivos enganchones. Yo La Tengo, en una imagen de archivo tablecer la sintonía necesaria para hacer comprensible su mensaje cifrado. Un chispazo, una clave, para descifrar el discurso de un grupo que encripta la belleza de sus canciones en un entorno de distorsiones, caprichos y manualidades. Dos décadas después de su nacimiento, el reto de Yo La Tengo, cada vez más difícil, como un listón que se aleja progresivamente del suelo del pop, no es hacer grandes canciones, sino qué hacer con las que escriben para luego desfigurarlas en vivo. No es Yo La Tengo un grupo que, encerrado en los estudios de grabación, como aquellos Beatles de última generación que ahora reactiva la edición de Love explore y explote la magia tecnológica para hechizar al público, sino que apuesta por la producción sobre la marcha y asilvestrada de una obra marcada por las pulsiones y los arrebatos. El objetivo es el mismo, darle una vuelta, retorcida, al pop, pero el mecanismo, en su caso, es transparente. Hace unos años, se puso Ira Kaplan, en un bar madrileño, a interpretar el repertorio de Yo La Tengo con una humilde guitarra acústica y, desbordado, terminó por reconocer que no sabía cómo hacerlo. Le faltaban instrumentos, amplificadores y cómplices para demoler, como hizo el pasado sábado en La Riviera, la nitidez de sus canciones, monumentales piezas de clasicismo que el trío americano envenena en una narración cuyo argumento es un hilo, perdido, que no resulta fácil seguir, pero que, una vez localizado, ata y anuda. Quizás haya grupos que compongan y fabriquen mejores canciones, pero ninguno como Yo La Tengo para destrozarlas sin perder el hilo. ROCK Concierto de Yo La Tengo. La Riviera (Madrid) 2- XII- 2006 El arte de no perder el hilo JESÚS LILLO Celebraba Ira Kaplan en Madrid, o eso dijo, el veintitantos aniversario del debut de Yo La Tengo, pero, pese al tiempo transcurrido y la experiencia acumulada, le sigue costando al trío de Hoboken mucho esfuerzo establecer con su público la conexión necesaria para que fluya sin traumas el caudal de su obra amorfa. El trío terminó interpretando las canciones, propias y ajenas, verbena sin reglas, que el público le pedía, pero antes tuvo que superar los rigores y la violencia forzados por su empeño de distorsionar no ya su propio repertorio, sino en circunvalar, esquivo, cualquier aproximación a la morfología básica del clasicismo rockero. Fue a la altura de Tom Courtenay cuando, mediada la función, Yo La Tengo logró es- La Feria de Guadalajara echa el cierre y se afianza como fortaleza cultural JAVIER HERNÁNDEZ ENVIADO ESPECIAL GUADALAJARA (MÉXICO) Colombia, la tercera industria editorial de Hispanoamérica, será la próxima protagonista de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La consejera de Cultura de la invitada en esta XX edición (Andalucía) Rosa Torres, le pasó el testigo a la ministra de Cultura de Colombia, Elvira Cuervo de Jaramillo, en presencia de Raúl Padilla, presidente de esta Feria. El fundador de este gran escaparate de la literatura hispanoamericana destacó cómo la FIL se va afianzando como fortaleza cultural 1.608 editoriales con espacio propio, 39 países presentes, 16.740 expertos del sector, 823 eventos, 351 autores (entre ellos cuatro premios Nobel) y una asistencia de público de 525.000 personas. Presente, pero también pasado y, sobre todo, futuro, el más inmediato, el de 2007, con Colombia, que repite como huésped literario en la próxima edición de la FIL. Colombia hará de Álvaro Mutis su principal valedor. En 2007 Medellín será sede del IV Congreso Internacional de la Lengua española entre el 26 y el 29 de marzo. Y en ese desafío y análisis de la lengua de Cervantes, el escritor colombiano más destacado, Gabriel García Márquez, recibirá un gran homenaje al cumplir 80 años de vida, 25 de haber recibido el Nobel de Literatura y 40 de la aparición de Cien años de soledad su cumbre. EDICTO En resolución dictada en el día de la fecha se aclaran los datos del inmueble que se subasta y fue anunciada por resolución dictada en fecha 2 11 06 siendo la siguiente finca: Urbana: Local de vivienda denominado tercero derecha de la primera escalera de la casa en Madrid, calle de Duque de Sesto número 41 Y, para que sirva de notificación y publicación en el periódico ABC, se expide la presente en Madrid a veintiuno de noviembre de dos mil seis. EL LA SECRETARIO Verónica Rodríguez, ayer en el Palacio madrileño CHEMA BARROSO